Sólo cambiamos dos neumáticos: ¿ponemos los nuevos en las ruedas delanteras o en las traseras?

Cambiando neumáticos

Como hemos dicho en otras ocasiones, los neumáticos son una pieza esencial de la seguridad activa del vehículo por cuanto constituyen el único punto de contacto entre él y la carretera. Por ese motivo, de su buen estado de conservación depende directamente nuestra seguridad.

Sin embargo, por muy bien que conservemos los neumáticos, aunque los tratemos con sumo cuidado, controlemos su presión y evitemos golpes, cortes y otros ataques, llega un momento en que, bien por desgaste, bien por envejecimiento, debemos cambiar nuestros neumáticos. Ah, pero en ocasiones el bolsillo no nos da para tirar a la basura cuatro neumáticos de una sola vez y, además, tenemos dos cubiertas que todavía pueden sernos útiles.

Y entonces viene la eterna pelea: ¿montamos los neumáticos nuevos delante o detrás?

Reproducción de un Panzer IIIDe entrada descartamos montar los dos neumáticos nuevos en un solo lado del coche por ser esta una idea absurda. Daremos por hecho también que los neumáticos de cada eje tienen el mismo tipo de dibujo. Supongo que todo el mundo tiene claro que hay que mantener la simetría longitudinal del vehículo si queremos que al circular mantenga su trayectoria. De lo contrario nos encontraríamos con el coche transformado en un carro de combate, que para girar bloquea una de las orugas mientras mantiene la velocidad en la otra. O, peor, nos encontraríamos con un coche que se adhiere al terreno como le da la gana.

Entonces, ¿qué ventajas aportaría montar los neumáticos nuevos delante?

Básicamente, quienes defienden la colocación de las cubiertas nuevas en el eje delantero hablan del mayor desgaste al que están sometidas esas gomas, frente al hecho de que los neumáticos traseros se gastan en menor medida. Tampoco se les escapa el hecho de que la mayoría de los turismos son de tracción delantera, por lo que prefieren que sean las ruedas motrices las que tengan el dibujo en mejor estado para evitar perder tracción. Además, siendo las ruedas delanteras las que se encargan de dirigir el vehículo, consideran que si pierden adherencia pueden tener problemas para controlar el coche.

No está mal, pero…

Hay que tener en cuenta que si montamos los neumáticos nuevos en las ruedas delanteras y conservamos los viejos en las traseras Bibendum conduciendoel comportamiento del coche cambiará al alterarse el equilibrio entre ambos ejes. El conductor, hecho a un coche con menos adherencia en las ruedas delanteras, puede encontrarse tras el cambio con reacciones inesperadas de su vehículo.

Por otra parte, debemos tener presente que cuando el coche frena se abalanza sobre su parte delantera, hundiéndola, con lo que unas cubiertas traseras con poca adherencia se despegarán del asfalto. Por eso en carreteras resbaladizas o reviradas la parte trasera tenderá a derrapar, sobre todo si se frena de forma agresiva.

Finalmente, a diferencia de lo que ocurre con el eje delantero, sobre el que un conductor puede incidir de forma directa, el eje trasero apenas es controlable desde el puesto de conducción. Por eso si las cubiertas gastadas van en el eje trasero el conductor no tendrá ninguna posibilidad de rectificar sus defectos de trayectoria. Ya sabemos que si se frena bruscamente, las ruedas traseras pueden levantarse del suelo. Pero es que si el vehículo es de propulsión y se comete el error de acelerar, se propicia el derrape o incluso el trompo mientras el conductor observa la situación con impotencia.

Con los neumáticos nuevos colocados en las ruedas traseras, se mantiene el equilibrio de adherencia que existía antes del cambio de neumáticos, aumenta la adherencia del eje trasero y así el conductor puede controlar el coche soltando el pie del acelerador mientras ejecuta un simple gesto con el volante.

Total, que si vas flojo de dinero y los neumáticos todavía se aguantan (1,6 milímetros de profundidad de dibujo para ir legal y 2 milímetros para ir seguro), lo recomendable es montar los neumáticos nuevos en las ruedas traseras. Y si no te viene de aquí, lo mejor es cambiarlos todos y esa tranquilidad que te llevas.

Vía | Michelin

  • Estoy de acuerdo que deben ser los traseros los mas nuevos, pero siempre que he ido a cambiarlos, el mecánico de turno se empeña en ponermelos alante, y tampoco entro a discutirlo, porque un neumático nuevo tampoco tiene un óptimo agarre, así que lo dejo alante 500 o 1000 km, y después los paso atrás, ya con un agarre óptimo.

    Lo que comentas de provocar el trompo acelerando, será cuando el coche sea tracción trasera, es importante matizarlos, si no es tracción trasera el acelerón no provocaría sobreviraje.

  • Correcto, David: es un error mío de redacción. Ya lo he rectificado. Gracias. 🙂

  • eso iba a decir yo david, si aceleras con un traccion delantera en pleno sobrebiraje lo qu ehaces es corregirlo no aumentarlo.
    Yo con un traccion delantera pondria los neumaticos nuevos alante y ya cambiaria los de atras, mas que nada por que creo qu eel tema de sobrebiraje creo que es mas facile de corregir qu eel de subiraje.

  • #3 yo más bien diría que el sobreviraje es más dificil de controlar que el subviraje, por lo tanto las mejores ruedas atrás.

    Influyen muchos factores a la hora de controlar estos efectos, ruedas, reglajes de suspensión, reparto de pesos, la dirección, pero por lo general siempre es más facil de controlar el subviraje, ya que se hace girando más el volante en la misma dirección que la venías tomando de antes, lo que es mucho más intuitivo que el contravolante.

    Es verdad que con un poco de experiencia, un sobreviraje con tracción delantera no es muy dificil de controlar, y muy bestia hay que ser para que acabe en trompo, pero por el hecho de requerir contravolante y porque no siempre soy yo quien conduce mi coche, siempre las mas nuevas atrás.

  • La única situación en que es ventajoso poner los neumáticos nuevos delante sería en condiciones de lluvia intensa y en estricta linea recta (autopista perfectamente recta), ya que los neumáticos delanteros se encargaría de drenar la mayor parte del agua de la calzada y los traseros, más gastados, tendrían que evacuar mucho menos líquido. Como esta situación se dá prácticamente nunca, por tu seguridad y la de todos es mejor montar los neumáticos nuevos detrás y cuando se agoten los delanteros (que ya estarían bastante gastados), volver a pasar los de atrás delante y así sucesivamente con todos los juegos. Resumiendo: los nuevos siempre atrás.
    Salu2

  • pues si, me parece que me he equivocado, yo creia que como atras tiene menos peso pues con un neumatico mas gastado valdria.Bueno de todas maneras gracias 😉

  • De acuerdo con Luis, no se me había ocurrido esa situación en la que es ventajoso los más nuevos alante, en lo que discrepo es con el paréntesis. En los coches de tracción delantera, las ruedas traseras apenas se gastan, para que se desgastes mas o menos por igual las cuatro, hay que pasarlas de un eje a otro, si no, en 40000 km puedes tener gastadas las delanteras y las traseras con más de 5 mm de dibujo, salvo que te guste mucho el uso del freno de mano durante la marcha.

  • Jejeje, como todo, depende del uso que le des al coche…pero si, es cierto que igual he exagerado con eso de “bastante gastadas”, habrá coches y conductores que gasten casi en exclusiva las ruedas delanteras, que soportan la tracción y casi todo el frenado.

  • A mí me enseñaron hace mucho tiempo, que las nuevas delante.

    Y la razón es es muy sencilla. Vosotros dejad las más desgastadas delante, y poned las nuevas detrás. Que como os reviente una de delante a ver qué hacéis. Os lo digo yo: ni controláis el coche, ni os sirven para nada que se agarren como lapas las de atrás. Tal como os reventara una goma de delante, el coche saldría automáticamente despedido hacia el lado contrario del lado del reventón (si es la izquierda, pues sale despedido hacia la derecha y viceversa)… y con una rueda pinchada – reventada delante, ya os digo que ni tracción, ni control de la dirección del vehículo. Quedas a merced de la situación.

    Si es atrás sin embargo, el culo sí es más controlable en éstas situaciones que un tren delantero con rueda pinchada o reventada, porque en ésta situación la rueda que pinche o reviente, hace que el culo del coche baje, y tiende a frenar, a ofrecer resistencia a rodar… pero el conductor sigue teniendo el tren delantero, dirección y tracción bajo control y tiene mucho más que decir y decidir en ése momento.

    Y si no, preguntadle a alguien que haya tenido un pinchazo o reventón en las ruedas delanteras, a alguien experimentado. Incluso a los camioneros. Y veréis como todos os dicen si le decís que las ruedas nuevas delante que “un car…” xDD

    Yo allá cada cual, Qué últimamente parece que sacan ciertas normas los que menos idea tienen. Pero o las cuatro nuevas si necesitan cambio, o el par de neumáticos nuevos y relucientes delante. Y si las de delante están aprovechables y mejor que las traseras, pues atrás y cruzadas (el neumático de la rueda delantera derecha a la izquierda trasera, y la delantera izquierda al lado derecho del eje trasero).

    Y como me dijeron a mí “el que quiera y experimentar y dárselas de listo, que desee tan sólo no verse en la situación que él dice que no es”. Porque desde luego su lógica tiene: neumático viejo y más usado: más facilidad de pinchazo, fallo, reventón… y en la dirección más vale tener las dos ruedas decentes, que como falle una… el conductor no puede hacer nada aunque quiera. Y a cuánta mayor velocidad sea ésto peor, más fatídico es el resultado. Yo he vivido dos pinchazos en mi vida con desinflada instantánea, y los dos han sido en autovía a 100-120. Uno hace muchos años con mi padre, si en un Simca 1200. Y hace un año en mi propio coche, un Golf 1.6 caja IV. Y lo único que hace el coche es “agachar el culo”. Sigues teniendo el control del vehículo. al revés no… guantazo y accidente asegurado.

  • Si, posiblemente Michelin, un fabricante de neumáticos “se las dé de listo” o sea “el que menos idea tiene”, es muy posible…
    Y no se puede comparar para nada un camión con un turismo, pero bueno…
    Por mucho que digas, siempre será más complicado mantener el control del coche si pierdes la trasera que si pierdes la delantera, pero oye, es tu opinión según la experiencia que has tenido en reventones, esperemos que sigas teniendo tanta suerte en una situación tan delicada.

    Salu2

  • Yo he reventado unas cuantas veces. Una vez con camión, el remolque se cruzó y pasamos por encima a tres coches. En Francia. Yo era copiloto. Ese día me cagué en Michelin y en su puta madre (la rueda era michelin… XD).

    Otra vez he reventado atrás a la izquierda con una furgoneta y me ha sido relativamente fácil hacerme con el control (como un trasera, poco más o menos, pero chirriante). Y en una ocasión, reventé la izquierda delantera… ¿problema? Es como no llevar ABS; pierdes la dirección, el vehículo derrapa y sus movimientos son imprevisibles.

    ¿De verdad crees que siempre saldrá disparado hacia el lado contrario al derrape? A mí me ocurrió al revés; pivoté sobre la llanta y salí hacia la izquierda. Con mucho tiento y sin saber muy bien cómo, conseguí hacerme con el control suficiente para apartarme a la mediana de la autopista.

    ¿Y qué hago cuando cambio las ruedas? Las nuevas, detrás. Porque así está más seguro y porque prefiero que mi chica o yo mismo, tengamos que girar el volante hacia donde “instintivamente” por la mala formación que aquí existe lo giraríamos, que tener que contravolantear porque el coche se marche de atrás.

  • a #9 alexmuni no le falta razón, he escuchado ese mismo argumento a gente que pretende apurar los neumáticos mucho más alla de los 1,6 mm de dibujo, y siendo muy viejos, un neumático con no menos de 2mm y menos de 3 o 4 años, no debe tener muchas papeletas para reventar.

  • Es que una cosa es la profundidad del dibujo, el estado general de la goma y la caducidad; y otra bien distinta que si está en buenas condiciones, la rueda sea mejor colocarla delante o detrás.

    Yo no he creído ver ese debate, sino una afirmación directa. En cualquier caso, para quienes quizá no lo hayan visto nunca, que cojan un calibre y midan 1,6mm de profundidad en una rueda… y que luego piensen si de verdad es suficiente circular con eso. No sé en otros sitios; aquí en donde llueve día sí y día también, circular con menos de 2,5mm… es casi suicida.

  • En mi caso no lo hago por apurar los neumáticos ni mucho menos. Pero sí he comprobado a baja velocidad la diferencia que hay entre que falle una rueda delantera, o una trasera… y dudo que sea casualidad cuando he comprobado que es menos peligroso que suceda detrás que delante, en dónde la dirección queda muy a merced de “lo que pueda pasar” que no al revés, que siga manteniéndose bajo nuestro control.

    De hecho no es por desacreditar ni a fabricantes de gomas ni a nadie, pero es curioso que siempre se comenta la diferencia con pérdidas de adherencia (a lo que también puede contribuir la meteorología y una velocidad inadecuada… y también una menor pericia al volante, por qué no), pero apenas se comprueban hipotésis y pruebas reales, no digo ya de un reventón, si no de un simple pinchazo. Como digo, yo he comprobado lo que es un pinchazo a 100 por hora de una rueda trasera… y poca gravedad tuvo la cosa. Pero no me cabe duda de que si al revés una rueda pinchada delante, ya de por sí es peligroso hasta a bajo velocidad y lo que dificulta el control del vehículo… mejor no me quiero ni imaginar lo que habría significado que hubiera sucedido en una delantera a la misma velocidad.

    Y ésto con gomas en buen estado. El problema es eso, que nunca sabes cuando te puede reventar, o cuando vas a pinchar.

    En cuanto a que un camión es diferente a un turismo… pues hombre sí. Pero básicamente la razón es la misma, un fallo en una rueda delantera te afecta a la dirección y directamente al control que tú puedas ejercer en el vehículo. Si encima se extrapola a un camión, sus dimensiones, peso y lo que suele llevar detrás de sí…

    Respecto al que el coche le respondió al reventar la rueda delantera de un lado, y que el vehículo en vez de irse al lado contrario, se fué para ése mismo… pues imagino que algo más interfirió por ahí. Pero muy probablemente el haber reventado-pinchado (que no una pérdida de agarre ;-)) tiene mucho que ver. Y se dice claramente, por unos instantes se pierde el control lo que es sinónimo de peligro absoluto… y sin duda fué en el caso de pinchazo o reventón no de pérdida de agarre que es el ejemplo que se pone siempre comúnmente.

    Por confirmar la regla del agarre, diré que en un amago de aquaplaning en una rueda delantera, comprobé perfectamente como al perder agarre la izquierda, y ser la derecha la que traccionaba más pues el coche tendía a derivar el morro a la derecha, el lado contrario (a donde hay agarre). Pero claro… ésto hay que tenerlo en cuenta con que las dos ruedas están en buenas condiciones, y con su presión de aire. Como se cambie agarre por pinchazo o reventón, la teoría es otra.

    Yo particularmente, procuro que las cuatro ruedas estén en buenas condiciones. Y si hay que poner dos nada más nuevas… me perdonen los de Michelín, pero en caso de poca adherencia o pérdida, procuraré que mi pericia y el llevar las gomas buenas en general, ayuden. Pero teniendo en cuenta que la posibilidad del pinchazo y reventón están ahí… aplico el que es más difícil que suceda en las ruedas más nuevas, y a su vez que todo lo que sea por que no interfiera directamente en la dirección, primordial tanto para dirigir como para contravolantear si se da el caso… pues las dos nuevas delante.

    Se trata de que para circular, hay que tener en cuenta todos los factores posibles ¿no? Pues no olvidemos el pinchazo o reventón. Que cada vez es más raro, de acuerdo… pero que la posibilidad está ahí. Y ni mucho menos el efecto sobre el vehículo es como una pérdida de agarre, influye en más cosas.

  • 50499

    Hola compañeros,segun mis propias experiencias, en conducciones sobre varios tipos de vias y conducciones……….. contando que hasta hace 1 año hacia mas de 100.000 km al año………
    Claro que los neumaticos nuevos se pueden poner detras, pero lo que no comentamos es en que condiciones climatologicas, claro que si hablamos con 38 grados a la sombra y un asfalto con mas de 50 grados, con unos neumaticos desgastados delante, nos daria lo mismo, que tenga o no los mnimos de banda de rodadura, ni aunque fuesen slip, el agarre va a ser practicamente el mismo.
    Por ello, desde mi punto de vista, yo defiendo el poner los neumaticos nuevos delante, hablando siempre de un traccion delantera….., y po ello doy la siguiente explicacion, pongamonos en el peor de los casos, un dia de invierno, 10 grados bajo cero, carreteras con nieve y hielo en la superficie, con unos neumaticos desgantados delante, entramos en curva y si este pierde adherencia, no nos hacemos con ello ni de coña, ya podemos girar hacia un lado u otro, frenemos o no, todo esto demostrado….. si los neumaticos desgastados detras, frenamos y el vehiculo por la inercia, reparte el peso en la parte delantera, si estos neumaticos delanteros estan en buenas condiciones, estos comienzan su trabajo agarrandose al suelo, si se nos va el coche de atras, simplemente con girar el volante en sentio contrario, lo tenemos solucionado.
    Esta es mi teoria, y me dedico al mundo del motor, simplemente esto de poner los neumaticos nuevos detras y los viejos delante, solo tiene una explicacion, el negocio…… son los neumaticos que mas sufren, mas agarre soporta, aguanta la traccion etc etc…. es simple negocio, cuanto antes se desgasten antes se cambia, antes se visita el taller.
    En cambio en un vehiculocon tracción traasera, no recomiendo mas que hay que llevar las 4 en perfecto estado, ya que tenemos la traccion trasera y la direccion delantera como es logico.
    Bueno un saludo a todos y ponerlas donde querais, vssssssssss

  • 51573

    Concuerdo con Alexuny, nadie comento la variable de sufrir un pinchazo adelante con neumaticos gastados, sin duda adelante por la traccion un pinchazo es mucho mas peligroso que atras, es muy probable, dependiendo de la gravedad el de poder perder el control, un pinchazo atras es manejable… por eso mi percepcion siempre es mantener adelante los neumaticos mas nuevos…

  • PGG

    ¡¡¡ ABSURDO !!!, OBVIAMENTE ES ABSURDO PONER CUALQUIER NEUMÁTICO NUEVO O ATRÁS O ADELANTE SI ……. “PREVIAMENTE” NO SE ALINEA LA DIRECCIÓN YA QUE EL VEHÍCULO ESTÁ PISANDO MAL Y GASTANDO LAS RUEDAS MAL …. POR LO TANTO “ABSURDO” CAMBIAR LOS NEUMÁTICOS Y NO MIRAR LA DIRECCIÓN CUÁNDO ÉSTA YA HA DADO EVIDENCIAS DE IR PISANDO MAL EL VEHÍCULO.