La noticia de que la policía holandesa ha utilizado datos estadísticos procedentes de las bases de datos de la empresa TomTom para posicionar radares de velocidad, nos ha cogido a medias entre sorpresa y no sorpresa. A mi no me sorprende, a muchos sí, y también es...