Artículos etiquetados como Tiempo de reaccion del conductor

La toma de decisiones en el coche, sin dudas (y 2)

Conductor decidido

Tal y como vimos el otro día, la toma de decisiones dentro de un coche no puede llevarse a cabo empleando los mismos esquemas que utilizamos cuando nos decidimos por algo tan trascendente como la compra de un vehículo o de una vivienda. Nuestro tiempo de reacción se vería resentido si dentro del coche sometiéramos cada una de nuestras decisiones a una especie de votación popular y nuestra respuesta a cada estímulo sería tardía, lo que conceptualmente equivale a decir que nuestra respuesta sería errónea… independientemente de cuáles fueran las consecuencias de esa respuesta, ya que lo que por suerte no ha pasado hoy, puede pasar mañana.

Necesitamos tomar decisiones siguiendo un modelo que nos garantice seguridad y agilidad, y ese modelo partirá de dos premisas: la información que nos llega es veraz y lo que decidimos, bien decidido está. Claro, que dicho así y de repente la cosa puede malinterpretarse y podemos acabar colisionando contra cualquier cosa porque nos parecía que no estaba ahí o porque creíamos que lo que hacíamos era correcto, de manera que vamos a matizarlo un poco.

Leer más…

La toma de decisiones en el coche, sin dudas (1)

Toma de decisiones dentro del coche

Mi amigo Enrique trabaja en una tienda de ropa y me cuenta que en estas fiestas apenas ha visto compras por impulso, que a la hora de decidirse la gente se lo ha pensado un poco más por lo general y que han estructurado sus compras de manera diferente a lo que solían hacer antes de la crisis: ahora van primero a la tienda a preguntar, luego se pierden durante unos días, comparan, se lo piensan… y finalmente vuelven a la tienda para hacer efectiva la compra.

Es normal. Antes de tomar una decisión sopesamos pros y contras, calibramos las consecuencias de nuestros actos. Y cuanto más engorrosos son los condicionantes, económicos en el caso de los clientes de Enrique, o cuanto mayor es el riesgo que corremos al decidir, mayor tiempo nos damos para no equivocarnos.

Lógico, ¿verdad? Bien, pues en materia de circulación, cuando vamos dentro del coche, y cuando el riesgo de una decisión mal tomada es vital, esto no funciona exactamente así. Puede parecer paradójico, pero dentro de un coche la toma de decisiones no funciona exactamente sopesando pros y contras porque no puede ser así.

Leer más…

Reaccionamos mejor a la obligación que a la prohibición

direccion-obligatoria.jpg

Que la mente humana es muy complicada, es algo que a estas alturas nadie niega. Tanto que su conocimiento, por mucho mucho que haya avanzado la medicina, se cincunscribe a un tanto por ciento bastante limitado. Dicho esto, hay que reconocer que el trabajo de muchos profesionales está haciendo que los pasos que se dan sean cada vez más grandes.

Todo este conocimiento tiene muchos campos de aplicación, y porque no, también puede tener sus resultados en la conducción y la seguridad vial. En esta dirección está un estudio de la Universidad de Granada que comenzó allá por 2007. Se trata de un estudio perceptivo que pretende estudiar los procesos cognitivos asociados al procesamiento de la información de las distintas señales de tráfico. Leer más…

La diferencia entre 120 y 150 (2)

borroso.jpg

Seguimos con nuestra comparación Física entre viajar a 120 y 150km/h. Empezamos considerando todo lo referente al consumo, con sus consecuencias ecológicas y económicas, tanto para los conductores individuales, como para la macro-economía global. Hoy veremos como afecta la velocidad al frenado.

La capacidad de reducir la velocidad es imprescindible. Creo que no es necesario argumentar en este sentido, quedarse sin frenos es la peor pesadilla de cualquier automovilista. En el peor de los casos, si observamos una obstrucción en la carretera, deberemos detenernos completamente antes de llegar a él. En caso contrario, vamos mal.

Leer más…

Sanidad y DGT se ponen manos a la obra con los medicamentos

medicamentos-conduccion.jpg

Que ciertos medicamentos alteran nuestra capacidad para la conducción es algo innegable. Las cifras hablan de que entre el 5-10% de los accidentes ocurridos en las Unión Europea tienen en los medicamentos una de sus razones. La somnolencia, los mareos o la visión borrosa son algunos de los efectos que pueden causar los medicamentos.

Para combatir con ello, hace menos de un año que el Ministerio de Sanidad y la DGT se pusieron a trabajar en la identificación de aquellos medicamentos que afectan a la conducción. Su propuesta pasaba por identificar aquellos medicamentos que podrían tener efectos secundarios negativos para la conducción con un pictograma de un coche negro dentro de un triángulo rojo. El símbolo estará bien visible en el envase del medicamento y instará al usuario a leer el prospecto para más información. Leer más…

La falta de sueño, causa de más de la tercera parte de los accidentes

Me gusta conducir

Según el presidente de la Sociedad Española del Sueño, Francisco Javier Puertas, están aumentando los accidentes debidos a dormir poco, dormir mal o una combinación de las dos. Al problema del «SAHS»:https://www.circulaseguro.com/2009/01/31-el-sahs-sindrome-de-apnea-e-hipopnea-durante-el-sueno-o-como-caer-dormidos-al-volante (Síndrome de la apena e hipoapnea durante el sueño) se le está sumando la coyuntura, es decir, *la crisis*. Crisis = preocupación = desvelo.

El Director de la DGT, Pere Navarro, manifestó en una ocasión que hubo un repunte de siniestralidad porque había conductores muy preocupados por su situación económica, personal o familiar, y que eso influía en su forma de conducir. Dicho comentario dio pie a más de una _risita_ o crítica, pero no estaba demasiado lejos de la realidad.

Estar muy preocupado puede ser tan peligroso como haber trabajado hasta muy tarde o _apurar la fiesta_ y luego ponerse a conducir. *Eso hará que durmamos menos horas o que la calidad del sueño sea inferior* y nos pasará factura a la hora de ponernos al volante. Si no padecemos el SAHS pero estamos muy cargados de preocupaciones, conviene que meditemos un poco.

Leer más…

Envía un mensaje con la palabra «distracción» al 112

sms

No soy un talibán del movimiento anti-móvil. Entiendo que con los tiempos que corren el teléfono celular es una herramienta indispensable para muchas personas y que, por tanto, no pueden jugarse una venta o un contrato por el hecho de apagar el teléfono cuando están al volante. Por eso entiendo que el conductor pueda hablar por teléfono, siempre que no confunda cuáles son sus prioridades como conductor y, por supuesto, siempre que utilice un dispositivo manos libres, que garantiza que las manos se quedan donde tienen que estar y además se encuentra en el mercado por un precio irrisorio.

En lo que no transijo es en el uso del teléfono para el envío de sms durante la conducción. Quien lo practica habitualmente lo encontrará la cosa más natural del mundo. Quien ni se lo haya planteado, se horrorizará con sólo imaginarse la escena. Ahora, un estudio realizado por el TRL revela que enviar un sms aumenta en un 35% el tiempo de reacción del conductor. La mitad de los conductores de 18 a 24 años encuestados en Reino Unido admitieron enviar mensajes mientras conducen.

Leer más…

Los medicamentos que alteren la capacidad de conducir tendrán un logotipo de aviso

Logotipo de medicamentos que alteran la conduccionLa somnolencia es una gran enemiga de la conducción segura, ya que sus consecuencias van desde un susto por microsueño hasta un accidente. A veces, dicha somnolencia está provocada *por un medicamento que altera nuestras facultades*. Asímismo, el tiempo de reacción puede aumentarse por la acción de los medicamentos o disminuir los reflejos.

Los prospectos, escritos en un lenguaje técnico pero mínimamente accesible, alertan sobre las alteraciones que pueda haber en la conducción o el manejo de maquinaria pesada, *pero a veces no son correctamente interpretados o directamente no se leen*. Para evitar este riesgo, se va a utilizar el pictograma que vemos aquí para recomendar la lectura del citado prospecto, por una reforma que ha hecho el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Leer más…

Distancia de seguridad, ¿por qué es tan importante?

Ve el video en el sitio original.

A lo largo de mi vida de conductor, si hay algo que me ha evitado múltiples accidentes, es la distancia de seguridad. Es un colchón invisible que nos separa de un alcance con otro vehículo, ya sea leve o de siniestro total. Pero antes de continuar, echemos un vistazo a un vídeo de la DGT de hace algunos años, pero que tiene muy poco de ficción.

¿Alguien se siente identificado con el protagonista? El que diga que sí, necesita hacer un pequeño repaso a su forma de conducir. Somos seres humanos, y como tales, tenemos limitaciones. En el mejor de los casos, desde que el cerebro recibe un estímulo de cualquier tipo hasta que ejecutamos una acción, pasan como poco 3/4 de segundo. Por ejemplo, si revienta un petardo muy cerca de nosotros.

Ese tiempo siempre puede aumentar por la edad, «el cansancio o fatiga»:https://www.circulaseguro.com/2008/04/20-desterremos-la-fatiga-como-companera-de-viaje (llevar 3-4 horas conduciendo), haber tomado alcohol por poco que sea, ser poco inteligente y consumir drogas, algún medicamento que provoque somnolencia, estado emocional… lo que sea.

Leer más…

La problemática de «coger el rebufo»

Coger rebufo

Día a día en cualquier autopista pueden verse a camioneros circulando muy próximos uno a otro, o a turismos sospechosamente pegados a autobuses, camiones o turismos, ¿por qué? Están «cogiendo el rebufo», o lo que es lo mismo, beneficiándose de una baja resistencia aerodinámica, por interés o desidia de conducción. Cuando circulamos, el coche tiene que vencer sus *rozamientos internos, contra el suelo y contra el aire*. En toda la atmósfera terrestre, estamos rodeados de aire, *que a fin de cuentas, tiene masa*.

Un automóvil está constantemente desplazando aire que existe en su frontal y choca contra su paragolpes, capó, retrovisores, luna delantera, techo… Cuanta más superficie frontal, peor Cx o mayor velocidad, *más potencia es necesaria*. Un utilitario de 180 CV es una auténtica bala, pero un todoterreno, suponiendo que pesasen lo mismo, no podría alcanzar la misma velocidad con 180 CV, y de hecho, sus prestaciones serían normales.

Los todoterrenos no sólo gastan más por su peso o sistema 4×4 (más rozamientos), *también por su mala aerodinámica*. Por un lado tienen carrocerías grandes, por otro, su elevación de carrocería respecto al suelo ofrece más resistencia al avance, *por eso los coches de competición tienen la mínima altura posible*, de ahí que existan modelos con la suspensión rebajada para coches de calle de corte deportivo o deportivos a secas.

Leer más…