Todo empezó en abril de 2015 cuando la DGT envió una carta a más de 10.000 propietarios de vehículos eléctricos y de hidrógeno para cumplir con una de las medidas del Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera (Plan Aire) a la luz del programa Aire...