Artículos etiquetados como Conducir con lluvia

La lluvia, factor de riesgo en la conducción

4320399530_1686bcd3e9_z

La lluvia es un factor climatológico adverso para la conducción. Conducir con lluvia o suelo mojado requiere una atención especial y al mismo tiempo un control sobre el vehículo acorde a las circunstancias. Un vehículo que tiene que estar bien preparado para soportar cada estación del año y así poder afrontar en estas fechas, la niebla, el viento y las lluvias que nos trae el otoño.

Una conducción adaptada al estado de la vía para poder maniobrar con seguridad y evitar situaciones de riesgo. La lluvia provoca la disminución de adherencia del neumático sobre el asfalto y en consecuencia debemos incrementar la distancia con los vehículos que nos preceden, reforzar nuestra atención y anticiparnos para evitar las reacciones tardías o las maniobras evasivas erróneas.

Leer más…

‘La tercera oportunidad’ (3): La lluvia

La tercera oportunidad

Seguimos con nuestro especial ‘La tercera oportunidad‘, una forma particular de revisar lo que nos contaban en el veterano ‘La segunda oportunidad’, y en esta ocasión nos vamos a referir a conducción y la lluvia. Como es lógico hablaremos de adherencia, de neumáticos, de frenos y de prudencia y sentido común.

El exceso de confianza, la mala utilización del freno y unas condiciones de visibilidad malas desembocan en una más que previsible colisión en una carretera secundaria. La clave del vídeo está en qué hacer para evitar ese problema gracias a la segunda oportunidad televisiva.

Leer más…

Cuando cae un rayo sobre el coche

Cuando cae un rayo sobre el coche

Cuando hay tormenta, una de las primeras cosas que se dice es que debemos alejarnos de los árboles, y que un coche debería ser un lugar bastante seguro. Luego, siempre hay alguien que menciona que la carrocería metálica hace las veces de jaula de Faraday, protegiendo a los pasajeros del posible daño que pueda provocar el rayo sobre el coche.

De hecho, este es uno de los pocos casos en que la leyenda urbana es bastante exacta, con matices. Es cierto el efecto de jaula de Faraday existe (y explicar por qué ocurre es uno de los platos que está en el menú del artículo de hoy). Aunque resulta que lo mismo que nos protege también tiene el efecto de atraer los rayos. Además, aunque las personas en su interior suelen salir indemnes, los aparatos electrónicos no corren la misma suerte. Y eso también incluye la electrónica del propio vehículo.

Leer más…

Cómo afrontar una tormenta de verano en carretera

Tormenta de verano

El verano es lógicamente, la época del año en la que más viajes por carretera se realizan. El buen tiempo ayuda pero esto no quiere decir que estemos exentos de la mala climatología. Y dadas las características tan particulares de nuestro país, esto nos puede ocurrir en cualquier lugar. Son la que denominamos tormenta de verano y ante las cuales debemos saber tomar ciertas precauciones.

Todos las hemos sufrido alguna vez por lo que no hay que alarmarse lo más mínimo. Lo que más nos puede sorprender es el cambio repentino de climatología, sobre todo si nos desplazamos en dirección a la tormenta ya que nuestro movimiento acrecentará aun más esta sensación.

Leer más…

Aquaplaning, riesgo en la conducción asociado a la lluvia

Lluvia

Ahora que estamos en temporada de lluvias tenemos que prever, mientras conducimos, situaciones de riesgo que pongan en peligro nuestra vida o la de los demás. Precisamente, para la semana que viene, se esperan chubascos en todo el país y si no nos queda otra que utilizar nuestro vehículo para desplazarnos, no está demás recordar algunos detalles de lo que supone conducir bajo condiciones adversas y con la calzada mojada por lluvia para prevenir cualquier contratiempo a los mandos del vehículo.

Dicen que nunca llueva a gusto de todos pero en la carretera nadie desea que un chubasco, a medio camino y sin avisar, interrumpa el viaje. Por ese motivo, vamos a dar también algunos consejos para evitar situaciones de riesgo ante el efecto denominado aquaplaning en carretera y sin olvidarnos antes de ponernos en marcha, de la planificación y previsión del tiempo, así como de la preparación previa del vehículo como, por ejemplo, el control sobre la presión y dibujo de los neumáticos. Veamos más detalles.

Leer más…

Ante una riada en carretera, cómo salimos del apuro

Inundación por Javier Martín

Ahora que estamos en esta época del año con mal tiempo, tenemos que prevenir algunos peligros como, por ejemplo, conducir con lluvia intensa. Nos puede ocurrir que durante nuestro trayecto en coche nos pille una inesperada tormenta intermitente y que de pronto, el chaparrón más el agua arrastrada de los márgenes de la vía inunde la carretera. Por estas fechas, las lluvias no avisan y pueden afectar a cualquier punto de nuestra geografía y no podemos confiarnos.

Por tal motivo, si vamos a realizar un trayecto largo es conveniente informarse antes sobre las previsiones meteorológicas y evitar conducir con fuertes lluvias. Si a pesar de ello decidimos coger el coche o durante nuestro desplazamiento nos sorprende un temporal de intensa lluvia, es preferible utilizar carreteras principales en lugar de vías secundarias, fáciles de inundarse por tratarse de trazados antiguos colindantes a cauces secos. Veamos más consejos.

Leer más…

Si conduces con lluvia, modera la velocidad

Luvia por anieto2k

Las estadísticas por estas fechas nos dicen que los días de lluvia, el número de siniestros en carretera crece considerablemente. Estamos en una estación lluviosa y tenemos que prever que en cualquier momento de nuestro desplazamiento en coche nos puede sorprender una tormenta.

Conducir con lluvia nos obligar a realizar un sobre esfuerzo y en consecuencia puede que nos afecte hasta el punto de hacer que nuestra visión, tiempo de reacción y gestión del espacio se vean mermados con el riesgo de sufrir un siniestro vial si el viaje es largo y la carretera es monótona.

Por tal motivo, al volante tenemos que prestar muchísima atención cuando veamos que empieza a gotear para evitar riesgos. La conducción ante esa situación climatológica adversa nos obliga a anticiparnos ante posibles acontecimientos que puedan ocurrir. Pero… veamos más recomendaciones:

Leer más…

Walksafe, un paraguas contra el atropello

Walksafe, paraguas contra el atropello de peatones

En esto de la seguridad vial, siempre me llaman la atención los pequeños inventos que, por su sencillez, resultan ser como un huevo de colón, como un algo que me hace decir: “¿cómo no se le había ocurrido esto antes a nadie?”, y por eso de vez en cuando me gusta mostrarlos en Circula Seguro, por si le doy alguna idea a alguien que se atreva a llevar a la práctica sus inquietudes en pos de la reducción de la siniestralidad vial.

Hoy me detengo en un invento ya comercializado al que llego gracias a Seguvial, un blog sobre seguridad vial muy completo y eficaz. Se trata de Walksafe, un paraguas que evita los atropellos atacando al principal punto débil del peatón en un día de lluvia: la falta de visibilidad.

Leer más…

¿Estamos preparados para la lluvia?

Lluvia

Y en este caso no me refiero a si llevamos en el coche unos neumáticos como los Michelin Primacy 3 de los que nos hablaba ayer Esteban, sino de algo mucho más sencillo que todo eso, y que tiene que ver con la capacidad que tenemos todos, pero todos, de prever algo que es más que previsible, sobre todo en esta época del año: las lluvias torrenciales, esas que caen sin decir ni hola, mojan lo que les da la gana y acaban como empezaron: de repente.

“El clima mediterráneo se caracteriza por tener inviernos tibios, veranos tórridos y primaveras y otoños torrenciales”, rezaba la máxima con que se enseñaban las estaciones a los niños de hace unos cuantos años. Hoy la frontera se ha diluido, y en pleno 1 de noviembre vamos en bañador, con chanclas y anorak, por si acaso, pero hay algo que creo que no ha cambiado en todos estos años: en los primeros días de lluvias, aumenta la siniestralidad vial.

Leer más…

El ocaso del limpiaparabrisas en otoño

Paisaje otoñal

El pasado viernes el equinoccio convirtió el verano en historia. Apenas hace unos días y ya las vacaciones parecen un vago recuerdo de una vida anterior,… y las próximas, una lejana utopía imposible de alcanzar. Y, mientras tanto, el otoño tiñe de malva cielo cada día a una hora más temprana.

Es una estación de contrastes cromáticos. Las hojas de los árboles caducifolios conforman un lecho ocre sobre el que pasear agarrados, aunque uno nunca acierta con el tipo de ropaje adecuado a la ocasión. El aumento de lluvias y tempestades oculta el cielo de vivo azul que nos envolvía durante el verano, tapándolo con un agresivo terciopelo oscuro.

Observando el repiquetear de las gotas en el parabrisas, a punto de volver al hogar tras una dura jornada de trabajo, uno no puede evitar interrogarse sobre cómo ha llegado su vida hasta esa tarde de otoño. Si parece ayer mismo cuando tomábamos el sol entre mojitos. Hoy lo único verde que prueban nuestros labios es un jarabe para tratar los primeros azotes de un tiempo inestable.

Leer más…