La cita no solo sirve para honrar la memoria de los fallecidos y reclamar el apoyo debido a los lesionados. El concepto de víctima es amplío y, por desgracia, se extiende a todos aquellos cuyas vidas se ven afectadas tras un siniestro.