Desde el año 2004 –y con la reforma del Reglamento General de Conductores–, tras alcanzar los tres años de experiencia con el permiso B, los conductores tienen permitido subirse a la moto. Una medida que muchos recibieron de buen grado, dado que les permitía saltar a...