Las temperaturas extremas tanto del verano como del invierno dañan la carrocería de nuestro vehículo. En esta época del año, en la que el sol y el calor aprietan durante las largas horas del día, es conveniente cuidar la pintura del coche. No sólo por una cuestión...