Los patinetes eléctricos, como vehículos de movilidad personal (VMP), en el punto de mira de la DGT

Victoriano Flores Corzo

12 diciembre, 2019

La sociedad suele ir por delante de la maquinaria legislativa y en el caso de las nuevas formas de movilidad urbana, se veía venir. Los vehículos de movilidad personal son noticia y por eso la DGT se ha visto obligada a regular la nueva normativa para circular en patín eléctrico de la que ya hablamos a primeros de año. Y no es para menos debido a las fechas que se aproximan y al auge que está teniendo éste tipo de vehículo.

Esto es todo lo que debes saber sobre los patinetes eléctricos

De momento, la DGT ha publicado una instrucción transitoria dirigida a usuarios y entes públicos para conocer de primera mano todo lo relacionado sobre los patinetes eléctricos y demás Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Pues bien, según la instrucción, que modificará la actual normativa, un patinete eléctrico es un vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motor eléctrico.

Su velocidad por diseño estará comprendida entre 6 y 25 km/h, ya que si no alcanzase la velocidad mínima se consideraría como juguete. Además, podrán estar equipados con un asiento o sillín (si están dotados de sistema de auto-balanceo) y no podrán rebasar los 54 centímetros de altura desde el suelo.

Según el Real Decreto en tramitación, van a estar obligados a llevar un código QR, a modo de pegatina adherida al chasis, para que puedan ser identificados por parte de los Agentes de Tráfico. De esa forma se podrán saber las características técnicas del VMP pero no los datos de su titular. No obstante, nos recuerda la norma que, en los casos de infracciones cometidas por menores de 18 años, los padres, tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho, responderán solidariamente de la infracción cometida por el menor.

Como diferenciar a los VMP de los que no lo son

No es un patinete eléctrico o Vehículo de Movilidad Personal (VMP) todo lo que se le parece. A fecha de hoy tenemos la catalogación técnica de estos vehículos pero falta modificar el Reglamento General de Vehículos para cumplir con las autorizaciones del Ministerio de Industria. De hecho, la definición de VMP excluye a los patinetes eléctricos que no tengan sistema de auto-balanceo y los que estén equipados con sillín situado a una altura superior o igual a 54 centímetros.

patinete eléctrico

Pues bien, entrando en materia, no todos los vehículos de movilidad personal son patinetes eléctricos. De hecho, lo que tenemos hasta ahora, la Instrucción 16/V-124 clasifica por sus características a los VMP de la siguiente forma:

A: Patinetes eléctricos pequeños y auto-equilibrados.
B: Patinetes eléctricos grandes y Segways.
C0: Ciclos de más de 2 ruedas para uso personal.
C1: Ciclos de más de 2 ruedas de transporte de viajeros mediante pago.
C2: Ciclos de más de 2 ruedas de distribución urbana de mercancías.

Además, el grupo de VMP no incluye a: bicicletas de pedaleo asistido con motor eléctrico de hasta 250W, patinetes concebidos para competición, vehículos para personas con movilidad reducida y a los considerados como ciclomotores o scooter eléctricos, es decir, a los ciclos de motor (L1e-A) y a los ciclomotores de dos ruedas (L1e-B) que sí poseen ficha técnica, matrícula y deben estar asegurados:

patinete eléctrico

Cuadro sobre tipos de vehículos conforme al Reglamento (UE) nº 168/2013

Desde la propia DGT nos hacen una advertencia y es que si se ponen en circulación, aparatos que aparentemente ofrecen prestaciones superiores a un VMP y no cumplen los requisitos del Reglamento (UE) nº 168/2013, dichos vehículos no pueden circular por las vías objeto de regulación y a sus conductores se les denunciará con una sanción de 500€ y se procederá a la inmovilización y depósito del mismo. Dentro de este mismo grupo se incluyen los casos de VMP que hayan sido manipulados para alterar la velocidad o las características técnicas.

Estos son los comportamientos prohibidos de los conductores de VMP

patinete eléctrico

A los conductores de VMP no se les exigirá: autorización administrativa para circular (permiso de circulación), ni para conducir (permiso de conducción), ni tampoco estará obligado a llevar un seguro obligatorio. Por tanto, no se detraerán puntos al conductor cuando esté claro que el tipo de vehículo que conduce es un VMP. No obstante, no están exentos de cumplir con el Reglamento General de Circulación y pueden ser sancionados sus conductores por motivos o comportamientos indebidos tales como:

Arrojar resultado positivo en las pruebas de alcohol y drogas en los casos que sean requeridos por Agentes encargados de la vigilancia del tráfico. Las tasas de alcohol serán las mismas que para cualquier conductor y la sanción podrá ser de 500 o 1000€, en función de la tasa, y de 1000€ en el caso de que exista presencia de drogas en el organismo del conductor.

Conducir haciendo uso manual del teléfono móvil o de cualquier otro sistema de comunicación, con una sanción de 200€.

conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, con una sanción de 200€.

No hacer uso del casco y otros elementos de protección podrá ser sancionado con 200€. No obstante, al no estar regulado este hecho en el Reglamento General de Circulación, el uso de estos elementos se regirá por lo que disponga cada Ordenanza Municipal.

Circular por aceras y zonas peatonales, teniéndolo prohibido, con 200€ salvo que se trate de monopatines, patines o aparatos similares que lo hagan exclusivamente a paso de persona.

Circular de noche sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes, como conducción negligente, con 200€.

Transportar o llevar como pasajero a una persona, además del conductor, con 100€.

Parar o estacionar en lugares prohibidos que disponga cada Ordenanza Municipal.

Si analizamos con detalle, además de lo visto, a los VMP, podemos decir que los patinetes eléctricos son vehículos pequeños que facilitan el desplazamiento personal y por eso pueden ser una alternativa en términos de movilidad urbana. De hecho, se estima que actualmente hay en España unos 20000 patinetes de uso particular y otros 5000 de alquiler. Entre sus características cuentan con una autonomía de 8-30 km, una capacidad de la batería de 0,15-0,28 kWh y tiempo de recarga de 2-5 horas.

Pero no todo es oro lo que reluce, ya que en 2018 hubo 300 víctimas provocadas por los Vehículos de Movilidad Personal. Uno de los motivos para regular de forma definitiva a estos VMP porque está claro que pertenecen al colectivo más vulnerable junto a peatones y ciclistas.

Foto | AntoinePound, Arkangel,
Vía | DGT (nota de prensa)
En Circula Seguro | Esto es todo lo que tienes que saber sobre ciclomotores, La nueva normativa para circular en patín eléctrico en 2019, Guía para circular con seguridad por ciudad en patinete eléctrico

--

Una iniciativa de: