El 25% de muertes en carretera en Europa están relacionadas con vehículos pesados

Redacción Circula Seguro

10 marzo, 2021

Según un análisis del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC) publicado en mayo de 2020, una cuarta parte de las muertes en carretera dentro de la Unión Europea se producen por la intervención de un vehículo pesado. En total, fueron 3.310 personas las que perdieron la vida en 2018 por colisiones en las que se había visto implicado un vehículo pesado de 3,5 toneladas o más. En ese mismo año, fueron 2.360 las personas que fallecieron en colisiones que involucraron a un vehículo de mercancías ligeras de menos de 3,5 toneladas

Además, los datos evolutivos muestran que las muertes en carretera relacionadas con vehículos pesados solo se han reducido un 1,8% al año. Esto contrasta, directamente, con la disminución de víctimas en accidentes en los que se han visto involucrados otro tipo de vehículos. 

La mitad de los fallecidos en carretera durante esos nueve años, relacionados con vehículos pesados, eran ocupantes de automóviles. Un 12% lo componían ocupantes de vehículos pesados. El resto de accidentados lo representan los usuarios de la vía: 13% peatones, 7% ciclistas y un 8% motoristas. 

En 2018, la Unión Europea ya había tomado cartas en el asunto, anticipándose a esta terrible cifra. Se decidió aumentar las normas mínimas de seguridad para los nuevos camiones a partir de 2026 permitiendo, por ejemplo, la implementación de parabrisas mayores para que los conductores puedan disfrutar de un mayor campo de visión, paneles transparentes en las puertas y diferentes sistemas de detección de peatones y ciclistas.

Causas principales de accidentes en el transporte de mercancías

seguridad vehiculo pesado

Si nos trasladamos a España, la situación cambia y deja de ser tan alarmante pero no por ello ha de descuidarse.  En 2018, un 4,09% de las víctimas de accidentes de carretera se produjeron con la intervención de camiones de más de 3.500 kilos. Estos datos, extraídos del informe de siniestralidad en carreteras convencionales de la DGT, no dejan lugar a dudas: es de vital importancia fortalecer las medidas de prevención para que este número incluso sea menor.

Un estudio elaborado por Autopistas, del grupo Albertis, ‘Comportamiento de los conductores de vehículos pesados en la red de Autopistas’, analiza, entre otras cuestiones, la siniestralidad de vehículos pesados. Detalla como factores concurrentes los siguientes.

  • Distracción (40%). Casi la mitad de los accidentes se producen por distracción del conductor al volante. Para evitar que esto ocurra, deben evitarse todos los elementos que perturben la concentración a la hora del manejo del vehículo. Usar el móvil mientras se conduce, interactuar con componentes electrónicos como el GPS u ordenador a bordo, así como radio, CD y ajustar elementos del propio vehículo como retrovisores, asiento, etc se encuentran entre las principales fuentes de entretenimiento.
  • Infracción de la norma (36%). Entre las más cometidas se encuentran el exceso de horas de conducción, exceso de carga del vehículo, cuestiones relacionadas con el tacógrafo o la circulación sin cinturón.
  • Exceso de velocidad (5,4%). Ir a una velocidad mayor de lo permitido reduce la reacción de maniobra del conductor y pone en peligro al resto de vehículos (y peatones) en circulación.
  • Fatiga y somnolencia (5,2%). Al igual que el exceso de velocidad, conducir cansado reduce las habilidades de conducción. Por ello es de vital importancia el correcto uso del tacógrafo: los datos que se extraen del mismo ayudan a llevar un control exhaustivo tanto de las horas de conducción como de descanso.
  • No llevar puesto el cinturón de seguridad (1,3%).

Propuestas de prevención de accidentes 

accidente con camion

Es necesario un cambio en los requisitos para la seguridad de los automóviles. Tanto camiones como autobuses deben estar equipados con sistemas avanzados que detecten a peatones y ciclistas con los que medien poca distancia. De este modo, se podrían reducir los ángulos muertos que rodean al vehículo. Justamente así apuntaba un comunicado de prensa del 29 de marzo de 2019 en el que la UE anunciaba un endurecimiento de dichos requisitos.

Además, la propia ETSC ha elaborado una infografía en la que apunta ciertas recomendaciones para intentar reducir el número de accidentes:

  • Mejorar el Direct Vision Standard de los vehículos pesados. Este estándar, desarrollado por Transport for London, mide de manera objetiva cuánto puede ver un conductor desde su cabina en relación con otros usuarios de la carretera. Dicho estándar se califica con estrellas de cero a cinco y es competencia del fabricante categorizar el DVS. A partir de marzo de 2021, por ejemplo, todos los vehículos pesados de más de 12 toneladas deberán tener una calificación de, al menos, una estrella en el DVS para poder operar dentro de Londres, entre otros requisitos.
  • Funcionamiento adecuado del asistente de velocidad inteligente (ISA) capaz de detectar límites de velocidad más estrictos para los vehículos pesados. 
  • Aplicación de la ley de tráfico de vehículos pesados, incluyendo el cumplimiento de la velocidad.
  • Contratación pública de vehículos de transporte de mercancías seguros.
  • Regulación de las horas de trabajo y los periodos de descanso de los vehículos pesados.
  • Exigir la formación de los conductores de vehículos pesados.

Un contexto en el que el sector del transporte ha evolucionado a pasos agigantados (entrega al día siguiente en artículos sueltos de tiendas online, ropa que compramos por internet y devolvemos del mismo modo, entrega a domicilio en supermercados…) precisa de acciones urgentes. Miles de personas mueren cada año en la UE en colisiones con vehículos pesados. Y de manera colectiva podemos conseguir que esto cambie.

Imágenes | (1), (2), (3)

--

Una iniciativa de: