Coches conectados, coches 5G

Redacción Circula Seguro

14 junio, 2021

Cuando hablamos de tecnología 5G, no hablamos solo de una nueva generación de telefonía móvil. Esta tecnología promete revolucionar muchos otros ámbitos de nuestra vida cotidiana y la conducción será, sin duda, uno de ellos. El 5G ya está aquí.

Velocidad de transmisión

Lo primero que hará el despliegue de esta nueva tecnología inalámbrica será incrementar de una forma muy notable la velocidad de transmisión de la información con unos tiempos de respuesta extraordinariamente reducidos. De esta manera, los dispositivos 5G estarán permanentemente conectados y podrán interactuar con una respuesta en tiempo real por parte de los sistemas que los alberguen.

Conexiones al volante

¿Cómo se traducirá este hecho al ámbito de la conducción? Los automóviles establecerán nuevas formas de conectividad y de comunicación. Esta conexión se producirá tanto entre los propios coches, como entre los coches y las infraestructuras de transporte. Un ejemplo de conexión entre coches: imagina que vas a adelantar a un vehículo en una situación de baja visibilidad, pues bien, esta tecnología te permitirá recibir la señal de vídeo del coche que circula delante para comprobar si la maniobra es segura.

Otro ejemplo: en caso de que se haya producido una colisión, los coches que estén lo suficientemente cerca de ese punto podrán transmitir una señal de alerta temprana estableciendo una cadena de comunicación que avisará a todos los vehículos que vayan aproximándose a esa zona. Que nuestro coche pueda detectar peatones o ciclistas antes de que nuestros propios ojos lo hagan, o que una ambulancia avise a nuestro automóvil de su presencia antes de que ni siquiera hayamos podido escuchar el sonido de su sirena, son algunos de los pequeños grandes avances que nos esperan.

Carreteras sensorizadas

Las carreteras también contarán con sensores que podrán avisar en tiempo real de la presencia de animales en la calzada, obras, pruebas deportivas o situaciones de peligro relacionadas con el clima (hielo, lluvia, desprendimientos, etc.…). En el ámbito urbano, la tecnología 5G ofrecerá un amplio abanico de posibilidades para mejorar la movilidad a través del concepto de las “smart cities” o ciudades inteligentes: los ciudadanos interactuarán con la información que recogerán los sistemas y dispositivos IoT (Internet de las cosas) instalados en el entorno urbano para optimizar desplazamientos, aparcamientos, consumos eléctricos (alumbrado público que se enciende y se apaga en función del tráfico que registre en ese momento), responsabilidad medioambiental, semáforos que se abrirán a la llegada de vehículos de emergencias, etc.…

Objetivo: salvar vidas

Por encima de todo, la gran oportunidad que ofrece esta tecnología es la de reducir drásticamente la cifra de los siniestros que se producen en las carreteras. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen más de 1,3 millones de fallecimientos por esta causa en todo el mundo y cerca de 50 millones de personas resultan heridas como consecuencia de los percances en las carreteras. Se calcula que la tecnología 5G podría reducir el 80% de los siniestros de tráfico.

Privacidad de la información

No obstante, una cuestión muy importante que deberán afrontar todas las partes implicadas en el proceso de implantación de esta tecnología es todo lo referido a la privacidad de la información, para garantizar que los datos sensibles de los usuarios no se vean comprometidos y permanezcan a salvo en todo momento.

Futuro inmediato

La mejor de las noticias es que estamos hablando del futuro inmediato: en 2025, la Unión Europea habrá invertido 3.500 millones de euros en el desarrollo de esta tecnología. De hecho, en ese año se prevé que las zonas urbanas, las principales carreteras y las líneas de ferrocarril ya cuenten con 5G. Los expertos afirman que en 2030 el 100% de los coches de menos de cinco años ya estará conectado a esta tecnología. Alemania, Italia, Países Bajos y España son, por este orden, los países europeos con más camino han avanzado en la implantación del 5G.

El futuro de una conducción más segura nos espera a la vuelta de la esquina.

Etiquetas

Datos
--

Una iniciativa de: