Vuelta a España conduciendo a los 12 años. Reflexiones a favor de la iniciativa

Vuelta a España con Claudia 2008

No pretendo valorar la legalidad o “alegalidad” del reto que pretende hacer la familia Fornos, hay cosas que se me dan mejor y ya está siendo objeto de debate por personas más competentes. Supongamos que finalmente se decide que el reto es legal, aprovechando un resquicio en las normas, y que no hay impedimentos jurídicos para realizarlo.

Desde el punto de vista de la educación vial, aunque haya un cierto interés mediático y de patrocinio para este reto, *no se puede afirmar tajantemente que sea algo negativo*, es más, es tremendamente discutible. Clàudia Fornos no es ni será la primera menor de edad (ni la última) que conduce por carretera abierta, con o sin la compañía de un adulto, en este caso un experto profesor de autoescuela, formador vial y padre, ¿quién más preocupado por garantizar su seguridad sino?

Muchos conductores hechos y derechos pueden confesar que sin tener carnet ni edad se han puesto a los mandos de un vehículo por urbanizaciones, polígonos industriales o incluso carreteras, y la cuestión es como una navaja de doble filo. Hay gente que le vino bien y hay gente que le vino fatal por adquirir vicios; pero el caso de Clàudia es diferente, *va mucho mejor acompañada*.

Claudia y Jaume FornosNo es una delincuente que roba un coche, ni una espilada que le quita a su padre las llaves, ni una insensata carente de la sensibilidad necesaria para conducir un vehículo y las consecuencias que puede acarrear. *Parece una chica relativamente sensata* (aún no ha empezado la E.S.O., tampoco la tratemos como una adulta) y su padre no pinta ser un “despreocupado” que sólo quiere satisfacer su ego o el de su hija.

Legalmente a los 18 se puede tener permiso para conducir, pero hay gente que ni a esa edad debería poder hacerlo, *pero la ley lo permite* si aprueban. Hay gente que a los 16 años puede conducir y muy bien además, en EEUU legalmente se puede conducir siendo menor de edad, y también hay gente que a los 25 años es un desastre y suspende una vez tras otra. Puedo seguir hasta gente de 40-50 años que se cree un fuera de serie al volante y lo más seguro para la sociedad sería retirarle la licencia y el coche. Vamos, que “hay gente pa tó”.

Esa niña de 12 años puede ser mucho más segura que muchos conductores de cualquier edad o experiencia, por que ha mamado conceptos desde pequeñita que aún muchos ignoran. No se cuestionará por qué hay que ponerse el cinturón, que cuando se conduce no hay que haber bebido, lo que suponen los excesos de velocidad, etc. *Creo que tiene la predisposición a ser una buena conductora*.

Claudia y Jaume Fornos

Eso en el plano psicológico. *Físicamente no hay problema*, puede ir en una posición anatómicamente correcta, ya dispone de todo su campo visual lateral, tiene los reflejos en perfecto estado, máxima capacidad de aprendizaje… Le falta rodaje evidentemente, pero ya se ha preocupado su padre por eso. Creo que es un error prejuzgar a Clàudia por tener 12 años. No existe una correlación *total* entre edad y madurez.

Pero también es cierto que esto no es extensible a todos, ¡ni mucho menos!. Creo que hay conductores y conductores, es como en la Fórmula 1, donde hay pilotos y superpilotos, los “rara avis”. Pues análogamente, hay noveles y noveles. Si el reto se lleva a cabo y se completa, Clàudia tendrá una experiencia muy superior a la de chavales de 18 para arriba que se presenten al examen práctico.

Si nos rasgamos las vestiduras por el caso de Clàudia, deberíamos preocuparnos por los noveles más temerarios o con profesores de los que hay afortunadamente pocos. Tengo conocimiento de alumnos que han hecho prácticas de coche sin apenas dormir, estando claramente bebidos, o que el instructor estaba ebrio o les invitaba a “pasar de 140 Km/h, que no pasaba nada”. *En la fauna ibérica de la conducción, creo que hay cosas más importantes de las que preocuparse que una alumna de 12 años con un instructor experto con vehículo de doble mando, seguidos de otro vehículo de asistencia*.

Claudia Fornos

El pilar fundamental de la seguridad vial (factor humano) es el de la concienciación, y cuando Clàudia tenga 18 años y obtenga su carnet de conducir, será una conductora mucho más sensata y segura de lo normal. Será una prueba viviente de lo que se está diciendo a gritos, hay que trabajar en la concienciación *desde edades inferiores a los 17-18 años*, cuando se pisa la autoescuela.

Evidentemente, no habrá que abogar por que conducir a los 12 años esté bien visto incluso si se va acompañado. Por otra parte, legalmente Clàudia tendrá que esperar a la mayoría de edad para conducir sola, como todo el mundo, pese a su experiencia. Habrá que verlo más como un experimento que como un precedente válido para cualquiera.

Si finalmente se echan a la carretera, les deseo un buen viaje.

Más información | El Periódico de Catalunya, Vuelta a España con Clàudia, Prensa y Comunicación VEC08

Imagen | Isabel Fornos, SCT, Diari de Tarragona