¿Vale la pena sacarse el carnet?

Ayer precisamente se cumplían los dos años que pasé por el indispensable suplicio del examen de teórica. Y como siempre que ocurren estas efemérides, uno se pone un poco tontico con los recuerdos. Es uno de esas épocas que casi todo el mundo vive, pero que marcan un antes y un después. Como el antiguo servicio militar.

Después de 730 días y 43 mil kilómetros, que no son demasiados pero tampoco son pocos (más de una vuelta a la Tierra), sucumbo a la tentación de pasar balance y me pregunto ¿valió la pena?

Sin ser un caso extraordinario, represento el típico. Tras cumplir la edad legal, tardé más de 9 años en decidirme a obtener el permiso de conducción. Cuando me preguntaban cuándo me lo sacaría, solía responder «tú me ves cara de asesino».

Era una broma, claro. Pero ya indicaba cierta sensibilización por el hecho que conducir, si no se hacer con consciencia social, puede provocar daños. Quizá porque de pequeño, desgraciadamente, ya me vi envuelto en un par de incidentes.

Bueno, que me desvío del tema. ¿Valió la pena obtener el permiso?

Por supuesto, tener el carnet tiene ciertas ventajas. Principalmente, poder conducir un coche. Eso significa tener cierta libertad de movimientos, no tener que depender de terceras personas, o servicios públicos, para realizar desplazamientos.

Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta que esos desplazamientos también se pueden efectuar de otras formas. De hecho, era perfectamente feliz sin coche, y muy pocas veces me veía limitado.

Por supuesto, ahora hago cosas que antes no podía hacer, o que me costaba poder hacer. Pero también es cierto que he dejado de hacer multitud de cosas que antes hacía. Las cosas cambian, siempre. Pero eso no tiene porqué querer decir que sean mejores. Ni peores. Simplemente diferentes, seguro que no lo habías escuchado nunca.

No es sorprendente decir que tener un coche tiene sus desventajas. Sobre todo, económicas. Si intento sumar todo lo que me he gastado entre la autoescuela (que se lo ganó bien ganado, eso es cierto), la compra del coche (una ganga), todas las reparaciones (vale, no era tan ganga), y… el combustible. Que si antes lo llamaban oro negro, ahora deberíamos llamarlo agujero negro para el bolsillo.

Pero bueno, también es obvio que hoy en día nada es gratis. Quien algo quiere, algo le cuesta, nos gusten o no son las reglas del juego (para casi todos). Las alternativas también tienen su coste. Menor, sí, pero también proporcionan algo menos de libertad.

Con todo esto, ¿valió la pena? Para dar una respuesta definitiva, sería necesario poder saber como sería mi vida si no lo hubiera hecho. Pero si tengo que mojarme y dar una respuesta, diré que sí, vale la pena tener la opción de coger el coche.

Y digo opción, porque no es la única. Si algo he aprendido en estos dos años, a parte de limar poco a poco los defectos para ser cada día un poco más seguro, es que no es obligatorio coger el coche cada vez.

Habrá veces que será imprescindible, pero muchas otras podemos perfectamente optar por otras opciones más ecológicas, baratas y sin ciertas incomodidades inherentes a al vehículo privado (como buscar sitio para aparcar, por ejemplo). Porque, como una vez escuché decir al maestro, la mejor movilidad es la que no se necesita.

En cualquier caso, elijas lo que elijas, cada día, no te olvides de tu seguridad, y la de los demás. Circular seguro sí que vale la pena.

Foto | ccarlstead, edans, procsilas

  • Buenos días Jaume. Me sorprende que nadie todavía te haya comentado este post.

    Creo que tu enfoque (o el título del post) es totalmente inadecuado. Creo que deberías titularlo mejor ‘Coche Vs. otras alternativas de movilidad’ porque, la respuesta la pregunta si vale la pena sacarse el carnet creo que no hay ninguna duda a que SÍ QUE LO ES. Y te lo digo como un joven de 26 años que estuvo trabajando durante 11 meses en una autoescuela como administrativo.

    En el post haces repaso a tus dos últimos años y, básicamente dices, que si pudieras coger el transporte público y otros medios sí que lo harías. Pero verdaderamente no planteas inconvenientes y ventajas de sacarse el carnet y si, realmente, ‘vale la pena’

    INCONVENIENTES:
    – solo tiene uno, está claro: LA PASTA. Dicen que vale mucho, que las autoescuelas se forran. Sí y no, eso es un debate en el que podría entrar larga y tendidamente después de aprender el negocio durante 11 meses, pero ahí no voy a entrar. Yo solo digo lo que le decía a mis alumnos: la autoescuela es un gasto que sólo harás una vez en la vida, luego cuando tengas que pagar seguros, letras del coche, reparaciones, sellos del ayuntamiento, manguitos y gasolina durante toda tu vida… te acordarás de lo barato que te resultó sacarse el carnet en 2 meses.

    VENTAJAS:
    – Movilidad total: poder ir a donde quieras, con quien quieras y, sobre todo, EN EL MOMENTO QUE QUIERAS
    – No depender de nadie
    – Te abre puertas de trabajo
    – Eres el socorro de mucha gente en muchos momentos (poder ser el que no bebe del grupo, hacer un viaje largo intercambiándote con otro conductor y llevando el coche entre los dos, ayudar a tus familiares a ir a Carrefour a hacer la compra, y un largo etcétera)

    No entro en temas de contaminación y ecología, ese debate es con los coches, no con el carnet en sí. Pero si hablamos de dinero… pon a hacer cuentas cuánto cuesta volverse de una juerga noctura en taxi o en tu propio coche… o irse a la playa con 4 amigos en autobús o poniendo cada uno 3 euros de gasolina…

    Un abrazo

  • Lord, yo no tengo intención alguna de hacer una biblia ni de decir ninguna verdad absoluta, que no existe (excepto cuando hablo de Física, claro :p). Sólo doy mi opinión. Por lo tanto, cuando hago una valoración, lo hago teniendo en cuenta lo que es importante para mi, y por ese motivo el título y el enfoque es el adecuado, para mi. Porque eso es lo que personalmente valoro.

    Ahora bien, a mi me parece más que interesante leer otros enfoques del tema. Eso siempre es enriquecedor. Pero cada persona valora cosas diferentes, no hay enfoque “incorrecto”.

    Yo personalmente no acabo de compartir algunos de los puntos que has mencionado; pero es que cada cual es un mundo. La intención no es apostolar, sino fomentar la reflexión propia sobre las necesidades de cada cual (lo cual no quiere decir recibir comentarios, porque como tú bien dices, a mi nadie me comenta casi nunca :p).

  • En lo que cada uno es un mundo y tiene su opinión no te lo voy a discutir, porque como dicen que de gustos no hay nada escrito… (mentira, sí que se ha escrito, MUCHO!! – lo que pasa es que la gente no lee :P)

    Bueno, bromas aparte sigo sin estar de acuerdo con el título. Te propongo otro: ‘¿Me valió la pena sacarme el carnet?’, porque es algo personal, como tú dices. Porque esperaba algunos datos, o informes, o reflexiones. No sé, esperaba más debate entre los lectores por las propuestas que pudiesen haberse abierto

    Otro abrazo!

  • Es que si la intención fuera dar verdades absolutas que los demás deben creerse a pies juntillas, no sería un blog, sería un meeting político.

  • Hola Jaume!!

    ¿Dos años ya? Parece que fue ayer…

    Me saqué el carnet de conducir a los 19 años, el 14.11.1974, pasados tres años, era profesora de autoescuela, imagínate la cantidad de futuros conductores que he formado, algunos después de tener el permiso en el bolsillo, escogieron no conducir, para otros ha sido una manera de ganarse la vida (taxistas, camioneros, formadores viales etc.),muchos, han encontrado más cómodo ir en coche, porque no hay dependencia horaria, puedes ir a un hipermercado y cargar el carrito de la compra hasta que la visa te permita, que el maletero es grande, también puedes hacer un viaje parando cuando quieres o cuando los niños lo deciden, no cuando al conductor del autocar lo tiene planificado… etc .

    Cada uno de nosotros, y dependiendo de la etapa de nuestra vida, puede tener más o menos necesidad del coche, y también el nivel de independencia económica, todo ello hace que lo veamos distinto.

    En mi caso, a parte de una herramienta de trabajo, los fines de semana me da una independencia que no tendría si me desplazara en transporte público o en el coche de mis amistades, después de todos estos años utilizando el coche para casi todos mis desplazamientos, voy a contestar a tu pregunta, ¿Vale la pena sacarse el carnet?, Sí, a mi sí que me ha valido la pena.
    No comentaré nada sobre tu suplicio en el examen de teórica, o el precio de las clases prácticas, no podría ser objetiva jejeje

    Desde hace dos años, tienes dos opciones, conducir o no hacerlo, y eso ya es fantástico, poder escoger, es un lujo.

    Un saludo

    LouRDeS

  • Hola Lourdes, ¡cuanto tiempo! Sí, ya hace dos años… aunque creo que tú ya me conociste con medio año de carnet :p

    Un placer volver a ciber-verte, ¡muchas gracias por tu comentario!

  • 50505

    Hola jaume no se si estoy del todo deacuerdo contigo,yo tengo una pequeña o grande fustracion me estuve sacando el carnet cuando tenia 18 años lo intente dos veces y lo deje,creo que no soy capaz de sacarmelo y ahora me hace falta pero que muxa falta y estoy pensando en comprarme un microcoche sin carnet,pero si supiera que soy capaz de sacarmelo me lo sacaba asique estoy pensando en que hago y la verdad estoy echa un lio,gracias.