Turquía crea la figura de Inspector Honorario de Tráfico

policia.jpg

Muchos os preguntareis que es eso de Inspector Honorario de Tráfico. La respuesta es sencilla pero requiere una pequeña introducción. Turquía cuenta con una de las tasas de accidentes más altas de Europa. De hecho, el país separado por el estrecho del Bósforo concentra el 22% de los accidentes del viejo continente. Una cifra que habla por si sola y que indica que tienen un problema muy serio.

Este problema no pasa desapercibido por eso le dedican medidas, hasta cierto punto, drásticas. Algunas más sencillas como que el presidente fuese protagonista de la última campaña a favor del uso del cinturón. Otras algo más complicadas como lo es la creación de los inspectores honorarios de Tráfico. 11.000 voluntarios que se dedican a sancionar, como si de agentes se trataran, las distintas infracciones de tráfico cometidas por los conductores.

El inspector se limita a observar, evaluar si se comete una infracción y, si procede, apuntar la matrícula del infractor y el tipo de infracción que se ha cometido. Eso sí, siempre desde el anonimato. Posteriormente entregan el “boletín” de denuncia a cualquier policía. Antes de que os dediqueis a soñar con ponerle multa tras multa a vuestro jefe, hay que matizar. Cualquiera no puede ser inspector. Para poder optar a este cargo, los voluntarios deberán ser licenciados, con más de una década de antigüedad en el carnet de conducir y con un expediente de conducción impoluto. Último punto que se encargaría de echar para atrás a muchos candidatos.

Una razón más, ya que las otras no parecían surtir efecto, para que en Turquía cumplan las normas. Ahora nunca van a saber donde puede esconderse un inspector honorario, por lo que circular según las normas no va a estar de más. Aunque esto es algo que si no se controla podría convertirse en un arma de doble filo. ¿Os imagináis a uno de estos inspectores repartiendo boletines de todos aquellos que no le caen bien por mucho que nunca le hayan puesto una multa? Nos guste o no, la policia está formada para ello y a poca gente le gusta que los demás hagan su trabajo. ¿Dejarías que un abogado realizara el trabajo de un carpintero?.

Vía | Revista Tráfico