Artículos etiquetados como Proyecto Sartre

El exceso de velocidad (y 3): ¿Dónde está el límite?

colisión_frontal

Si ya sabemos los efectos y alcance de la velocidad, incluso, los medios futuros de ayuda al conductor sobre el control del vehículo para abordar el problema o, mejor dicho, minimizar las consecuencias conocidas del exceso de velocidad en la vía pública tales como, inseguridad vial en la población tras el aumento de la siniestralidad, contribución a la contaminación por el aumento de emisiones de gases y pérdida de la calidad de vida debido al ruido del tráfico rodado; sólo, nos queda hacer una reflexión sobre dónde está el límite y cómo afrontar la necesidad de una mejora en la gestión de la velocidad para lograr el equilibrio perfecto entre todos los usuarios de la vía.

El límite de velocidad no es impuesto a capricho por el titular de la vía sino más bien exigido por el propio ingeniero en base a la configuración del terreno. Una señalización que puede variar con el tiempo debido al volumen de tráfico, puntos de concentración de siniestros, obras, etcétera. Conducir demasiado rápido para las condiciones existentes, por ejemplo, puede ser una de las consecuencias de la tendencia a sobrestimar las propias habilidades. Pero existen más factores….

Leer más…

Las sanciones de tráfico como medida educativa y preventiva, a debate

59784240_1d83c07003_z

El proyecto europeo SARTRE (Social Attitudes to Road Traffic Risk in Europe), llevado a cabo en 23 países incluido España y contando con la entrevista a unos 24.000 conductores, ha demostrado que la mayoría de los conductores se preocupan por la seguridad vial, reconocen que su comportamiento es un elemento muy importante de cara a contribuir a reducir la siniestralidad y que en alguna que otra ocasión se han visto implicados en situaciones peligrosas y sancionables.

Un estudio promovido por la Comisión Europea sobre las actitudes y comportamientos de los conductores, influencia y respuesta sobre las normas de tráfico, así como las medidas que podrían tomarse para hacer que dichos conductores sean más seguros. Una visión que influye en la movilidad de la personas y que, aunque vaya cambiando con el tiempo, suele plantearse cada vez que hablamos sobre seguridad vial.

En esta ocasión contamos con una nueva Jornada, que tendrá lugar en Sevilla el próximo día 14 de noviembre de 2013 y que tratará sobre las sanciones de tráfico como medida educativa y preventiva. ¿Cree que son necesarias?, ¿cómo mejoraría la seguridad de los usuarios de la vía?

Leer más…

California abre la puerta al coche sin conductor mientras en Europa culmina el proyecto SARTRE

Google Car

Curiosa coincidencia en el tiempo. Mientras en Europa llega a su fin el proyecto SARTRE, en América California sigue los pasos del estado vecino, Nevada, y de Florida, y permite ya que los coches se conduzcan por sí mismos. Hasta la fecha, habíamos visto alguna que otra prueba aislada en aquel estado, pero es de suponer que debía estar expresamente autorizada. Ahora, se abre la veda. La conducción autónoma tiene la consideración de legal.

¿Qué importancia tiene este hecho para la seguridad vial? Mucha. Ya comentamos hace un tiempo, a raíz de las pruebas de Google con su coche autónomo, que el futuro de la movilidad podría pasar por máquinas que nos trasladasen por sí mismas de la misma forma que lo hacen los trenes teledirigidos… sólo que en un entorno infinitamente más complejo que la vía del ferrocarril.

Leer más…

¿Serán SARTRE y la conducción autónoma la movilidad que nos espera en el futuro?

Proyecto SARTRE, liderado por Volvo

Safe Road Trains for the Environment, o “trenes de carretera seguros para el medio ambiente”, dan pie a las siglas del proyecto SARTRE, que consiste en crear convoyes de vehículos dirigidos por un solo conductor humano, que se sitúa en la cabecera, mientras que el resto lo siguen de forma autónoma. La primera etapa de pruebas se ha cerrado ya, y los resultados son notables.

La conducción autónoma de los vehículos que se “enganchan” al convoy permite que sus conductores desatiendan los mandos para centrarse en otras tareas mientras viajan a 90 km/h y a escasos metros del vehículo de delante, pudiendo (eso sí) retomar el control manual del coche en cualquier momento. De momento, la hilera de coches llega hasta tres vehículos, y eso es lo que hay que acabar de pulir.

Uno de los ingenieros probadores confiesa que al principio cuesta fiarse del sistema y se tiene la tendencia a estar preparado para intervenir, por si acaso, pero la sensación disminuye a medida que pasa el tiempo y al final se consigue evitar conducir en situaciones tediosas. Si tenéis ganas de ver las impresiones que ha levantado este curioso sistema no os perdáis el siguiente vídeo:

Leer más…