Artículos etiquetados como Conducir con empatia

Dime cómo aparcas el vehículo y te diré quién eres

7979023200_0e71a0a8fd_b
El vehículo de la fotográfia de arriba expresa claramente la personalidad de su conductor, ¿sabes cuál?

El comportamiento cotidiano del día a día muchas veces lo trasladamos a nuestra forma de conducir, es decir, vamos con prisa al trabajo por culpa de esa llamada a última hora y cuando cogemos el coche pisamos más a fondo el acelerador creyendo que vamos a llegar antes. Una conducta que casi siempre termina con el estacionamiento incívico, es decir, aparcar como sea para cubrir expediente y sin pensar en los demás. De ahí, que pudiera aplicarse la frase hecha: dime cómo aparcas el vehículo y te diré quién eres para definir en sentido peyorativo la maniobra de la persona que va a los mandos del vehículo.

La manera de conducir, como vimos hace tiempo, identifica a la persona. El hecho de no obedecer las señales de tráfico supone incumplir las normas de convivencia y por tanto, puede llevar consigo una sanción. Sin embargo, en acciones concretas como, por ejemplo, estacionar el vehículo en un aparcamiento público y con espacio suficiente puede reflejar, independientemente de si el estacionamiento está bien o mal hecho, la propia personalidad del conductor.
Leer más…

¿Piensas en los demás cuando conduces? La empatía, como factor de seguridad vial

Actitudes y empatía en la conducción
empatía.

1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Cuando hablamos de empatía al volante, nos referimos a una actitud del conductor que tiene mucho que ver con esos principios de la conducción que hemos ido enumerando en los últimos días en Circula Seguro. Confianza, previsión, seguridad y responsabilidad dibujan un escenario actitudinal difícil de entender si no es con una buena dosis de empatía.

El proyecto Attitudes de Audi ha hecho públicas esta semana las conclusiones de un amplio estudio sobre empatía en la conducción que habla de las actitudes de los españoles al volante. Los datos son elocuentes: un 54 % de los conductores españoles son empáticos en su vida cotidiana, pero al volante de sus vehículos un 32 % dejan de serlo y solo un 22 % continúan siendo empáticos.

Leer más…

Empatía en el semáforo

Salida de un semáforo: Preparados, listos, ¡ya! Salida de un semáforo: Preparados, listos, ¡ya!

Dicen los entendidos en Fórmula 1 que unas de las pocas cosas que el Ferrari de Alonso esta temporada son sus magníficas salidas. Arguyen que se debe a su evolucionado KERS. Yo, humildemente, discrepo. Tengo el palpito de que se debe a que el piloto procede de un país donde somos especialistas en salir disparados de un semáforo.

No me negaréis que lo llevamos en la sangre. Da igual si vamos a pie, en coche, bicicleta o moto, ejercemos gustosos el derecho capital a pasar cuanto antes mejor. Incluso si ello supone alegar daltonismo voluntario, todo vale para alargar unos segundos el siempre escaso verde.

Pero, ¿qué tiene de especial un semáforo que no tenga cualquier otro tipo de señalización en intersecciones? Luces de colores; vale, sí. Pero me refiero a algo más característico: que no tenemos más remedio que estar todos quietecitos durante cierto tiempo.

Leer más…

Empatía, o ‘la próxima vez podría ser yo’

Empatía

La forma en que vemos, interpretamos, recordamos y explicamos cualquier experiencia vital siempre pasa por un filtro personal e intransferible: nuestro punto de vista particular. Esta afirmación tan contundente (a la par que prácticamente ilegible) probablemente bastante obvia, pero a menudo no acabamos de tenerla en cuenta.

Es perfectamente posible, incluso diría que es muy habitual, que ante un mismo hecho objetivo dos personas diferentes conclusiones diametralmente opuestas. Aún es más cierto si ambas personas son partes interesadas en un conflicto.

Podemos encontrar perfectos ejemplos de lo dicho en prácticamente todos los ámbitos de la vida cotidiana. A riesgo de parecer falto de originalidad, permitidme citar el más trillado de todos: el deporte (también me habría podido decantar por la política, pero eso la verdad es que me da algo de pereza).

Leer más…