Artículos etiquetados como Seguridad Vial en cruces

Así es como funcionan los cruces inteligentes

señalización

La seguridad en las carreteras parte de la base de que las mismas han de servir por igual a todos los usuarios, es decir, al que circula por ellas regularmente y las conoce a la perfección como también al conductor que ocasionalmente discurre por un tramo que nunca ha visto y desconoce el tipo y ubicación de la señalización que existe por ese lugar. Por tanto, ya no dependerá sólo de la información que se quiera dar a los usuarios de la vía sino también de la adecuada instalación de sus señales para evitar confusiones o incidentes con el resto de conductores.

Un paso más allá sería la instalación de señales inteligentes que hace a los cruces “inteligentes” como podemos ver en la fotografía de arriba. Se trata, de una gestión del tráfico que hemos conocido a través de la Revista DGT y que, gracias a su bajo coste y buen resultado que está dando, ya se han implantando en algunos tramos de concentración de accidentes de algunas carreteras. Te explicamos cómo funcionan y dónde podemos encontrar este tipo de cruce o intersección.

Leer más…

¿Recuerdas que no puedes quedarte en mitad de un cruce?

Cruce-de-noche

Con el paso de los años desde que obtenemos el permiso de conducir, se nos van olvidando algunas cosas. Es bastante normal, no podemos recordar todo, más aún si no lo ponemos en práctica y lo refrescamos a menudo. Además con el paso del tiempo también solemos coger alguna mala costumbre o vicio al volante.

Como tampoco nos vamos a poner tan exigentes como para que todos tengamos que volver a la autoescuela a estudiar toda la teórica y examinarnos de nuevo cada cierto tiempo, aprovechamos para recordarte de vez en cuando cosillas que es fácil que se olviden, porque más vale prevenir que lamentar. Hoy queremos hablar de los cruces, y concretamente de quedarse parado en mitad de un cruce.

Leer más…

Empatía en el semáforo

Salida de un semáforo: Preparados, listos, ¡ya! Salida de un semáforo: Preparados, listos, ¡ya!

Dicen los entendidos en Fórmula 1 que unas de las pocas cosas que el Ferrari de Alonso esta temporada son sus magníficas salidas. Arguyen que se debe a su evolucionado KERS. Yo, humildemente, discrepo. Tengo el palpito de que se debe a que el piloto procede de un país donde somos especialistas en salir disparados de un semáforo.

No me negaréis que lo llevamos en la sangre. Da igual si vamos a pie, en coche, bicicleta o moto, ejercemos gustosos el derecho capital a pasar cuanto antes mejor. Incluso si ello supone alegar daltonismo voluntario, todo vale para alargar unos segundos el siempre escaso verde.

Pero, ¿qué tiene de especial un semáforo que no tenga cualquier otro tipo de señalización en intersecciones? Luces de colores; vale, sí. Pero me refiero a algo más característico: que no tenemos más remedio que estar todos quietecitos durante cierto tiempo.

Leer más…

Amarillo auto intermitente

Intersección

El amarillo auto (más conocido como ámbar, aunque a mi me recuerda más a una naranja que a un limón) tiene varios usos en seguridad vial. Pero, por lo general, suele significar indefinición. Y ante cualquier cosa indefinida, debemos extremar la precaución.

Indefinición porque el semáforo ya no está verde, pero aún no está rojo. En los intermitentes, indefinición porque ya no podemos asegurar que el vehículo siga el trazado de su carril. En el alumbrado de emergencia, indefinición porque no podemos asumir que el vehículo sé comporten de la forma habitual.

Pero, sin lugar a dudas, cuando el amarillo auto del semáforo es, además, intermitente nos encontramos con el colmo de la indefinición. Aunque no debería ser así, a todos nos dejan más que claro su significado en la autoescuela: que pasemos, si podemos.

En este contexto, sí podemos no significa pasar si la física deja el más mínimo resquicio a la posibilidad de llegar a atravesar de una pieza, que es lo que muchos parecen entender. Si podemos significa que debemos asegurarnos que nuestro avance no obliga a ningún otro usuario de la vía a modificar su trayectoria o velocidad. Y, además, no exime del cumplimiento de un stop.

Leer más…

No te pases de la línea

Stop con linea de detención

No sé si recordaréis que hace unos meses un aficionado a los churros se saltó un stop y se estampó contra la puerta trasera izquierda de mi coche. Ocurrió en mi propia calle, así que cada vez que cojo el coche paso por allí, tanto al irme y al volver.

No es que haya quedado traumatizado, la verdad es que no fue nada, pero no puedo evitar prestar una atención especial al atravesar el cruce en cuestión.

Como suele pasar en todo buen pueblo pequeño, las calles que confluyen en ese lugar son muy estrechas, la ubicación de los diferentes edificios no se diseñó pensando en el tráfico rodado (a veces, me pregunto si pensaban en algo, la verdad). Sobre todo mi propia calle, que es de doble sentido, pero con numerosos estrechamientos donde dos coches no pueden pasar a la vez.

Leer más…

«Tú tienes que dejarme pasar, porque estás girando y yo sigo recto»

Voy a hacerme eco de dos dichos modernos, que por hoy vamos a elevar a la categoría de hechos. El primero asegura que, si cualquier cosa ocurre dos veces, entonces automáticamente es suficientemente importante como para escribir sobre ello. En esta ocasión, el suceso repetido tiene que ver con las normas de prioridad.

Todos sabemos que son inmensamente enrevesadas, con miles de excepciones: caminos de tierra, incorporaciones, vehículos prioritarios, estrechamientos, pendientes, semáforos, señales verticales, señales horizontales, rotondas, y un largo etcétera. Pero, por hoy, nos centraremos en el caso más simple: un cruce de dos calles, sin ninguna señalización.

Leer más…

Bloquear los cruces

Cruce

Ahora que se acerta el verano, y el tráfico en las ciudades empieza a ser un poco insoportable, sobre todo en puentes como este y demás, me he encontrado varias veces inmerso en atascos, en el que los listos de turno se empeñan en bloquear los cruces, impidiendo que el resto de la circulación pueda seguir su camino cómodamente.

Pongámonos en situación: cruce sencillo, pues dos carriles en un sentido (en el que yo me encuentro) y en perpendicular otros dos. No existe tráfico que pueda venir de frente ni nada parecido. Los que me salen perpendicularmente son los que se encuentran con el atasco, debido a un exceso de tráfico en ese sentido.

Los listos de turno, en vez de esperar pacientemente al ver que no pueden circular porque se quedarán en medio del cruce o del paso de peatones, lo que hacen es acercarse lo más posibles al de delante, comenzando el bloqueo. Leer más…

Conduciendo por España (2/2)

Cruce

Después de comentar hace unos días, el lío que se hace la gente con el uso de las luces, uno de los errores más comunes que se comete, os comentaré otro par de detalles que he visto y que, por despiste o dejadez, los conductores no tienen en cuenta.

Primero, en los cruces. Si os habéis fijado, existen algunas intersecciones para incorporarse a una vía principal, en la que disponemos de un pequeño carril de aceleración cuando realizamos un giro a la izquierda. Normalmente, es la continuación del carril de espera que tienen los conductores que en el mismo cruce realizan un giro en dirección a la carretera en la que nos encontramos. Leer más…