Siemens desarrolla un sistema integral de gestión de la seguridad

Sistema integral de seguridad de Siemens
Una nueva ayuda a la conducción es la que presenta Siemens VDO. Se trata de un sistema integral que controla por medio de un conjunto de sensores las condiciones ambientales y el entorno del coche, de manera que en caso de accidente sea capaz de tomar decisiones para evitar, o en caso de accidente inevitable, minimizar las consecuencias de un accidente.

La aproximación IPAS(Intelligent Passive and Active Safety) combina los datos recogidos del entorno por los sensores para activar los sistemas de seguridad pasiva y activa de manera que se asegure el confort en la conducción y la seguridad. Ejemplos concretos de elementos del sistema serían los sensores LiCam, que combinan una pequeña cámara modular CMOS, muy similar a lo que se utiliza en las modernas cámaras fotográficas digitales y un sensor lidar (Light Detecting And Ranging) que proporciona la información del entorno que mencionábamos.

También tenemos el Wedgetronic Seatbelt, un sistema que ajusta independientemente los cinturones de seguridad para cada ocupante, específicamente la resistencia de los mismos, de forma que, dependiendo de la situación que se produzca, se pueda minimizar el daño o el movimiento del pasajero.

Sistema integral de seguridad de Siemens
En resumen el IPAS es un sistema que gestiona los sistemas existentes (o los nuevos), que antes funcionaban de manera autónoma, y que ahora están coordinados de alguna manera. De la manera ordenada con la que se planifican los sistemas en ingeniería, Siemens define seis fases básicas en la conducción, que engloban los momentos anterior, durante, y después de un accidente.

Fase 1. Conducción normal: Los sistemas activos en la conducción normal aseguran, por ejemplo, el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cambio de vía o la visibilidad nocturna. Toda la información de entorno alimenta estos sistemas y el conductor es avisado de cualquier anomalía que se produzca.

El funcionamiento del conjunto de la cámara CMOS y el sensor lidar es muy interesante. Mientras que la cámara proporciona datos de los coches que tenemos delante, la cámara es capaz de detectar los cambios en la trayectoria por reconocimiento de las lineas de la carretera, además de alimentar el sistema de reconocimiento de señales.

Fase 2. La predictiva: Los sistemas de medida detectan cualquier situación potencialmente peligrosa advirtiendo al conductor mediante algún tipo de señal luminosa, y mientras tanto regulan el sistema de frenado para proporcionar al conductor mayor seguridad a la hora de realizar una frenada de emergencia hipotética.

Fase 3. Pre Actuación: si hay una probabilidad alta de accidente, se tomarán medidas al respecto. Y atención qué medidas: los cinturones se ajustarán, las ventanillas se cerrarán, así como el techo solar, y los asientos se reconfigurarán automáticamente a una posición más segura para los ocupantes. Aunque suene a chascarrillo, si veo esas señales ya me puedo ir poniendo nervioso…

Fase 4. Pre Accidente: es la fase en la que el accidente es ya inevitable. Se toman medidas de urgencia como frenado automático, actuación en la dirección…

Fase 5. Accidente: a mi modo de ver, las más espectacular. En la fase de accidente, los sensores de aceleración, presión y sonido detectan el lugar por dónde viene la colsión y toman medidas proporcionales para mitigar los efectos del golpe en esa dirección. Se combina la nueva información con la de las fases anteriores y entra en funcionamiento el Wedgetronic Seatbelt.

Fase 6. Post Accidente: después el accidente, los sistemas de comunicacioes del coche envían una señal de emergencia con información. Posiblemente enviaría también información acerca de la gravedad del golpe y las posibles lesiones de los ocupantes.

Desde luego, esto sí que es un sistema integral de seguridad para el coche, combinando los elementos ya existentes con los nuevos, y dotando al conjunto de un cerebro organizador para ofrecer a los ocupantes la mayor seguridad posible, aunque los milagros no existen.

Un 10 por Siemens, un 10 para la seguridad.

Vía | Siemens VDO