Señor agente, la culpa es de mis genes

Genes

No todos los conductores somos iguales, *aquí no hay democracia desde el punto de vista de la naturaleza*. A veces, para conducir mal no hace falta hacerlo a propósito, ni estar drogado/borracho, o teniendo un mal día. A veces es simplemente por que son así, y existe una evidencia científica que lo avala.

La Universida de Irvine en California se encontraba haciendo un estudio sobre habilidades motoras y se encontró con un curioso hallazgo. Había un grupo de personas que hacían las pruebas peor y tenían una característica en común, *un defecto en sus genes*, que son los que configuran al ser humano.

Dicha limitación genética limita la disponibilidad de una proteína denominada “Factor neurotrófico derivado del cerebro” (BDNF), que entre otras cosas supone hacer las pruebas hasta un 20% peor que quien no la tiene, así como tener más tendencia a olvidar los contenidos teóricos cuando se sacó el carnet.

Este y otros factores explican por qué hay personas que sean tan _cazurras_ al volante, aunque bajados del coche sean maravillosos, simpáticos, solidarios y huelan bien. *Luego hay otras cositas a tener en cuenta*, como los reflejos, habilidad, percepción del riesgo, agudeza visual, sangre fría, etc.

Imaginémonos esta situación. _Fulanito_ va conduciendo con su coche y se salta el ceda de una rotonda, otro conductor tiene que pegar un frenazo y una oportuna patrulla para al conductor infractor. Cuando le preguntan qué ha pasado responde “Agente, mire, es que es un problema de mis genes, que limita…”

Sí, a mí también me parece rocambolesco, pero no es tan tontería como más de uno cree. ¿Deberían los exámenes y licencias adecuarse a las habilidades del conductor? Opino que sí. Puede compatibilizarse el derecho a obtener la licencia por cualquiera que reuna unas aptitudes con una _discapacidad_ (muy “light”) como esta.

Según la misma Universidad, esta variante genética la tiene el 30% de la población de Estados Unidos, y no creo que sea muy diferente a través del globo. No todo son problemas, ya que mejora la reacción de la persona ante otras enfermedades, *pero desde luego en carretera no es ninguna virtud*.

Vía | “La Vanguardia”:http://www.lavanguardia.es/gente-y-tv/noticias/20091103/53817244076/conducir-mal-es-genetico-universidad-california-parkinson-adn.html
Fuente | “Cerebral Cortex”:http://cercor.oxfordjournals.org/cgi/content/abstract/bhp189v1?maxtoshow=&HITS=10&hits=10&RESULTFORMAT=1&author1=Cramer&andorexacttitle=and&andorexacttitleabs=and&andorexactfulltext=and&searchid=1&FIRSTINDEX=0&sortspec=relevance&resourcetype=HWCIT

  • “y una oportuna patrulla para al conductor infractor.”
    Hum… ¿Ahora te dedicas a la ciencia ficción? 😛

    ———-

    Realmente, hay personas que no dan para más. Como diría mi colega colombiano Edilberto Correa, “hay madera que no agarra barniz”. Y aquí tenemos el dilema. El derecho a obtener un permiso de conducir es sagrado… hasta que topa con la seguridad de los demás. ¿Debe adaptarse el nivel de las pruebas para estas personas genéticamente poco predispuestas? Me pongo en situación. A mí, si me atropella una persona porque por genética es altamente torpe al volante, lo que menos me va a importar es la justificación que tenga para haberme atropellado. No sé si me explico…

  • 1º No me ha gustado nada la expresión “Este y otros factores explican por qué hay personas que sean tan CAZURRAS al volante” por lo que me toca, pero te perdono por que se que no lo haces con mala intención.

    2º Si las personas que carecen de esta proteína, conducen es por que han pasado las pruebas pertinentes que les certifica como capacitados. Si las pruebas son tan poco exigentes que hasta un ciego aprovaría, pues que quieres que te diga, blanco y en botella ¿¿no??

    Y Josep el ejemplo del atropello es igual de injusto que cuando alguien asesina a una persona y alega haber estado bajo los efectos del alcohol o drogas.

    Un saludo

  • No te pillo, cachitas. :-/

  • Josep me refiero a que si una persona alega estar bajo los efectos del alcohol u alguna enfermedad, la pena es menor ya que dicha persona no tenía la suficiente capacidad como para distinguir el bien del mal.

    Un saludo