Rodaje de neumáticos de moto

Delticom

Si en cualquier vehículo los neumáticos son muy importantes, en una moto lo son un poquito más ya que además de ser tan sólo dos, la superficie de contacto con el asfalto es mucho menor que, por ejemplo en un coche. Por ello tenemos que vigilarlos concienzudamente y cambiarlos cuando sea necesario. Pero una vez tenemos nuestros nuevos y flamantes neumáticos, debemos extremar las precauciones porque antes de que estos alcancen el cien por cien de sus prestaciones, necesitarán un periodo de rodaje que si no hacemos adecuadamente, puede provocarnos un accidente.

Los neumáticos, para su fabricación y posterior desmoldado o almacenaje, reciben ciertos productos en su capa de rodadura tales como silicona y parafina, que disminuyen su capacidad de agarre durante los primeros 100 o 200 kilómetros. Durante este periodo, nuestra conducción debe ser lo más fina posible, evitando acelerones y frenadas bruscas. Para inclinar la moto, tendremos que hacerlo de la forma más progresivamente posible. La reacción del neumático es muy similar a conducir en condiciones de lluvia.

Como estos primeros kilómetros los haremos en la ciudad, que es donde tendremos el taller, y el asfalto de la ciudad suele estar lleno de trampas (poco agarre, suciedad, pintura, alcantarillas, rejillas, etc), habrá que ir con los ojos muy abiertos y conduciendo con mucha suavidad. Nada de florituras delante de los coleguillas como aquí el amigo

Si os fijáis, un acelerón a destiempo con la moto un poco inclinada y en menos de 22 segundos la moto vuelve al concesionario de donde había salido. Me imagino que el cachondeo padre de los mecánicos que habría allí debió ser antológico. Pero esto mismo que nos ha hecho tanta gracia, en una carretera podría derivar en un accidente fatal.

Con el neumático nuevo, a medida que vais haciendo kilómetros, podéis ir tumbando cada vez un poco más pero siempre sin tocar ni el freno ni el gas en función de si es el neumático delantero o el trasero el que tenemos nuevo. Esto sólo lo haremos con la moto recta. De esta forma, no pondremos en aprieto las condiciones de agarre. Una vez pasado este tiempo, ya podremos disfrutar de nuestra moto y de nuestras nuevas ruedas.

Yo tuve la mala suerte de estrenar todas las motos en mojado, y entre los nervios del estreno, las ruedas nuevas y la lluvia pensaba que no llegaría a casa. Pero aquí estoy así que tomaroslo con calma los primeros kilómetros para disfrutar luego como enanos.

Vía | Delticom

  • Jonathan

    Cuando cambie las ruedas, se lo comente al mecanico por el tema de la parafina y me dijo que hoy dia si el neumatico no tiene mucho tiempo, en cuanto coge temperatura la parafina se disuelve y no es tan peligroso como hace tiempo que se ponia una capa mas gorda.

    • morrillu

      Pues siento decirte que el mecánico está equivocado. Los neumáticos que uso para correr salen como mínimo a 80º gracias a los calentadores y hay que rodarlos por lo menos cuatro o cinco vueltas, menos que los de carretera ya que el asfalto es mucho más agresivo.