¿Qué moto me compro? (VII)

Harley Davidson

Seguimos poco a poco desmembrando las múltiples posibilidades que tenemos para elegir una motocileta. La siguiente opción requiere ropa de cuero, chaleco vaquero, tachuelas, barba y una pegatina que rece Hell Ride en la espalda. Por supuesto, estoy hablando de los modelos custom.

Estos modelos llevan entre nosotros casi desde el principio, y como el lógico, su nombre siempre viene asociado a una marca en concreto: Harley Davidson. Estéticamente nos fijamos en que el motor es el centro de atención de la moto. Todo en él está tratado con mimo para que llame la atención. La cantidad de partes cromadas se distribuyen a lo largo y ancho de toda la moto.

Harley Davidson

Los motores suelen ser bicilíndricos, de cubicajes muy amplios: desde simples 125cc hasta los más grandes de más de 2.000cc. Son motores que giran a muy pocas vueltas, con grandes dosis de par que le permiten ir siempre desahogadas. Las fábricas suelen dedicar poco tiempo a la mejora sustancial de los propulsores, por lo que con el paso de los años permanecen prácticamente inalterados. Simplemente pequeñas mejoras para adaptarlos a las leyes de control de emisiones y refinarles un poco el tacto.

Su protección aerodinámica es prácticamente nula. No están pensadas para mantener cruceros elevados, por lo que se puede conducir bastante tiempo sin sentir fatiga por el azote del viento. Eso si, su postura suele ser bastante particular, con un asiento bajo que facilita las maniobras en parado y unos brazos y piernas adelantados. A mi se me hace rara esta postura, pero a excepción de un cansancio a veces excesivo en la zona de los riñones, permiten hacer bastantes kilómetros sin problemas.

Son motos muy pesadas y muy largas entre ejes, por lo que no son las más recomendables para los iniciados. En parado cuesta moverlas y una vez en marcha, prefieren las zonas amplias y rectas que las estrechas y ratoneras. Su ambiente ideal son las carreteras nacionales y autopistas. Subir un puerto con ellas te puede poner en apuros a poco que no seas un poco hábil. Además, el mayor problema radica en su poca distancia al suelo. Es fácil pegar con las estriberas, y si insistes en la tumbada, puedes pegar con partes del chasis o del escape que harán que te vayas al suelo.

Harley Davidson

Las suspensiones suelen tener un recorrido corto, con el que es fácil hacer tope en baches. Las carreteras en mal estado tampoco es su sitio preferido. Al tener tan poco recorrido, es muy dura y por eso os comentaba que os pueden acabar doliendo los riñones debido a los golpes secos que transmiten al asiento.

En el apartado de frenos, difiere respecto al resto de las motos en que el que más se usa es el trasero. Estas motos cargan muy poco peso delante, y la única forma de detenerlas con seguridad es utilizar el freno anterior únicamente como complemento.

Se pueden adaptar fácilmente maletas para hacer viaje, ya sean duras o las típicas alforjas de cuero. Además, estéticamente suelen estar muy bien estudiadas. El pasajero no va del todo incómodo, aunque normalmente agradece un respaldo donde ir apoyado y disfrutando del paisaje.

Una particular y perfecta para recorrer la Ruta 66. ¿alguien me acompaña?

Fotos | Arpem
En Circula Seguro | ¿Qué moto me compro? (I), (II), (III), (IV), (V), (VI)

  • Que va Morrillu, todavía no has dado en el clavo XD

    Eso sí, hasta ahora es una guía muy completa, excelente.

    Un saludo!

  • Gracias Oberon. Creo que sé por donde van los tiros. El próximo capítulo estaré bastante cerca, ya verás.