Pretensores pirotécnicos y limitadores de esfuerzo

Cinturones y airbags en el habitaculo

Los cinturones de seguridad de los coches modernos tienen estos sistemas, pero antes de detallar su funcionamiento, vamos a retraernos un poco en la historia. Al principio, los cinturones eran de dos puntos y sujetaban la cadera, pero eran ineficaces para sujetar el resto del cuerpo. Posteriormente llegaron los cinturones de tres puntos, que sujetan cadera y torso.

Cuando un sistema mecánico detecta un exceso de “tirada” sobre el cinturón, se bloquea, es por eso por lo que no podemos sacar el cinturón con brusquedad. Este sistema presenta un grave inconveniente, y es que tiene un tiempo de reacción, aunque bajo, en el que el cuerpo del pasajero se aleja del asiento con el riesgo que eso conlleva.

Por eso se inventó el pretensor, que en sus versiones iniciales funcionaba de forma mecánica o eléctrica. El sistema más moderno es el pretensor pirotécnico, cuya misión consiste en tensar el cinturón inmediatamente después de detectarse una colisión cuando la centralita electrónica lo considera oportuno, y trabaja en conjunto con los airbags.

Pretensor pirotecnico

El sistema pirotécnico provoca una pequeña explosión (de forma controlada) que tira del cinturón para ceñirlo al cuerpo. Bien por no llevarlo ajustado correctamente, por haberse movido o por holguras existentes por la ropa, el pretensor maximiza la efectividad del cinturón pegándolo al cuerpo.

Las famosas pinzas que colocan algunos conductores en sus cinturones son muy peligrosas, ya que restan efectividad al cinturón y por cada centímetro que se lo aflojen se acercarán unos ocho centímetros hacia el salpicadero, volante o asiento de plaza delantera, respectivamente, en caso de colisión. Veamos el funcionamiento del sistema en este vídeo.

Ve el video en el sitio original.

Ahora bien, tenemos otro problema a considerar, y es que la caja torácica literalmente choca contra el cinturón, provocando una fuerza peligrosa ya que puede romper el esternón o las costillas. Naturalmente, estas roturas serían mucho menos peligrosas que chocar contra el salpicadero. Para mitigar estas roturas y daños a órganos vitales como corazón, pulmones, etc. se diseñó el limitador de esfuerzo.

Cinturon de seguridad y cuerpoEste segundo dispositivo se encarga de relajar progresivamente la presión del cinturón permitiéndole ceder un poco para repartir mejor el esfuerzo. Si con la misma fuerza que nos diesen un puñetazo usasen un tornillo, nos atravesaría seguro. ¿Por qué? Es un principio muy viejo: presión = fuerza / superficie, a mayor superficie, menor presión. Por eso los guerreros de la antigüedad usaban escudos para defenderse y picas o lanzas para atacar.

Los limitadores de esfuerzo colaboran con el airbag, ayudando a que la deceleración sea más suave. Hay que considerar que la deceleración en tiempo 0 no existe, pero cuanto más se alargue, menores son los daños.

Los pretensores pirotécnicos suelen instalarse en los asientos delanteros, y en algunos modelos, también en los asientos traseros en las plazas laterales, no en la central. No precisan mantenimiento, se supone que sólo van a utilizarse una vez. Eso sí, para que los sistemas mencionados sean efectivos el cinturón debe ir ceñido al cuerpo, ni oprimiendo ni suelto, con la menor cantidad de ropa posible.

Seguridad pasiva, cinturones

Esto quiere decir que hay que abstenerse de conducir con abrigos, para algo está la calefacción del coche. Cuanta más ropa llevemos, más nos acercaremos al salpicadero en un golpe y menor efectividad tendrán cinturón, airbags, pretensores, etcétera. Tampoco digo que haya que conducir desnudo, pero cuanta menos ropa, mejor.

Más información | Mecánica Virtual
En Circula Seguro | Aprende a ponerte el cinturón