¿Por qué no usas el cinturón de seguridad?

cinturon-de-seguridad-anclaje

Este artículo que escribo hoy quizás sea difícil que llegue a quienes realmente está destinado, porque quienes os pasáis por aquí a leernos de vez en cuando, casi con toda seguridad sois conductores responsables que tenéis perfectamente asumido el uso del cinturón de seguridad. De todos modos, no perdamos la esperanza de que el mensaje termine llegando, sea de un modo u otro (quizás un amigo o familiar que te quiere bien te lo haga llegar).

A mí me sorprende un poco, pero la realidad es así: en España todavía hay personas, conductores o pasajeros, que no utilizan el cinturón de seguridad cuando van en un automóvil. Tanto más peligroso aún: también hay menores que no usan el cinturón, ni ningún sistema de retención infantil adaptado a su edad, estatura y peso. Cuesta creerlo, pero es así.

Según datos de la DGT (pueden cambiar ligeramente de un año a otro), entre el 20 y el 23 % de los fallecidos en accidente de tráfico no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Y yo me pregunto, tú que no usas el cinturón de seguridad o llevas a tu hijo sin una silla de coche, o sin sujetarle bien el arnés, si me lees (ojalá que sí), ¿por qué no usas el cinturón de seguridad? ¿por qué no unas una silla de coche infantil?

Utilizar el cinturón de seguridad es obligatorio

Recuerda que utilizar el cinturón de seguridad es obligatorio en todo tipo de vehículos, por todos los ocupantes del vehículo, conductor y pasajeros, y en todas las plazas, tanto las delanteras como las traseras, y en todo tipo de vías, tanto en ciudad, como en carretera secundaria o autopista. Es verdad que el Reglamento General de Circulación recoge algunas excepciones, pero no hay excusas que valgan.

Es un gesto bien fácil de hacer: nos subimos al vehículo, nos sentamos en nuestro asiento, nos acomodamos, cogemos el cinturón y nos lo abrochamos. Son unos pocos segundos, bien fácil y sencillo.

No se nos puede olvidar, no sirve decir que nos resulta incómodo, no vale argumentar que vamos aquí al lado y que no merece la pena… ponerse el cinturón de seguridad siempre merece la pena. El cinturón de seguridad salva vidas, está más que demostrado, y también reduce la gravedad de las lesiones que se pueden sufrir en un accidente. Muchos discapacitados que perdieron la posibilidad de caminar en un accidente de tráfico no llevaban el cinturón.

Y lo mismo sucede con los menores de edad. Si por su edad y estatura el cinturón de seguridad del coche les queda grande, tienen que usar una silla de coche o un alzador, según corresponda, la silla tiene que ir bien montada y el niño bien sujeto. Es obligatorio si los menores miden 1,35 m de altura o menos, pero además es necesario.

Es responsabilidad de los adultos velar por el bienestar, la salud y la seguridad de los niños. Un niño no puede ir sin sujección en un automóvil. Tampoco puede ir en los brazos de su madre, por infinito que sea su amor, porque la fuerza de sus brazos no lo es. El niño saldrá irremediablemente despido por la fuerza y la violencia del frenazo, golpe o accidente… las consecuencias de esto son muy graves.

Por favor, por ti, por lo que más quieras, por todos… utiliza el cinturón de seguridad y la silla de coche infantil siempre.

En Circula Seguro | El cinturón de seguridad de las plazas traseras: una vez más, una víctima más