Peligro: es fácil dar alcance a un camión cargado

Camión

Hoy en día, la diferencia que podemos encontrar entre la reacción de un turismo y la que puede llevar a cabo un camión es abismal. Con un simple pisotón sobre el pedal del acelerador, un coche es capaz de recuperar velocidad a un ritmo bastante ágil, incluso con motorizaciones modestas. Un camión, por contra, está pensado para acarrear peso y por eso cuando circula cargado sus aceleraciones serán siempre algo lentas y sus pérdidas de velocidad comenzarán de forma muy anticipada.

Por otra parte, no hay que olvidar que el gran tamaño de los camiones nos impide ver la parte de la calzada que queda más allá de esos vehículos. Así, cuando seguimos a un camión puede suceder que un obstáculo nos pase inadvertido mientras el conductor del vehículo que nos precede ha decidido que su mejor baza para evitar problemas consiste en perder velocidad sin usar el pedal del freno. En esas condiciones, si no mantenemos una distancia de seguridad adecuada estamos vendidos.

Esa diferencia de reacciones entre vehículos y esa falta de visibilidad cuando circulamos detrás de un vehículo de grandes dimensiones deben formar parte del ABC del conductor. Una aceleración precipitada por nuestra parte combinada con la falta de visión puede hacer que literalmente nos empotremos contra el camión que nos precede.

El riesgo de colisión por alcance aumenta cuanto mayor es la velocidad permitida en la vía por la que circulamos. Eso sucede porque a mayor límite de velocidad, mayor será la diferencia entre nuestro ritmo de conducción y el que puede desarrollar un camión cargado. Si en esa vía, además, hay fuertes desniveles entonces la diferencia entre las reacciones de ambos tipos de vehículo se disparan. En subidas, el camión se mostrará pesado y no avanzará con la tranquilidad de un turismo. En descensos prolongados, el uso de marchas cortas para evitar el sobrecalentamiento de los frenos hará que el camión circule a una velocidad algo reducida.

Dicho de otra forma: el escenario perfecto para que un turismo choque por alcance contra un camión es un tramo de autopista o autovía situado en pendiente. Es situaciones como esa, conviene estar prevenidos y, si las circunstancias son favorables, es preferible adelantar que permanecer detrás de una caja de sorpresas sobre ruedas. Cuanta mayor sea la antelación con que nos planteemos la maniobra, menor será el riesgo que correremos.

Y en cualquier caso, si las condiciones no nos permiten realizar el adelantamiento, ya sea por causa del tráfico o de la vía, lo mejor es aumentar la distancia de seguridad. Si esa medida ya es de vital importancia cuando circulamos detrás de cualquier vehículo, en las ocasiones en que nos encontramos detrás de un camión la distancia de seguridad puede convertirse en nuestro mejor aliado.

Foto | Flickr (edans)

En Circula Seguro | Distancia de seguridad, ¿por qué es tan importante?, Ante la duda, mejor no adelantar

En Motorpasión | El adelantamiento, calma y brío