Oxyshot, a alguien se le ha subido el alcohol a la cabeza

Jóvenes inhalando alcohol con un oxyshot

Estos días el fenómeno del oxyshot llena titulares en España, y es que la moda del alcohol inhalado ha topado con la Conselleria de Salud del Gobierno de las Baleares, comunidad que ha servido de entrada a nuestro país para esta tendencia del ocio nocturno en la que el alcohol se asimila más rápidamente que cuando se bebe y puede causar daños irreparables en las vías respiratorias.

Un momento. ¿Pero esto no era una publicación sobre seguridad vial?

Sí, sí, lo sigue siendo. Lo que pasa es que como en verano, fines de semana y fiestas de guardar alcohol y carretera parecen caminar de la mano, bueno es que sepamos qué se cuece últimamente en los garitos más fashion del país, no vaya a ser que nos venza la desinformación y en cuatro días estemos todos rodeados de conductores etílicos por mor de la moda más esnob que he visto en tiempo.

Para quien no sepa todavía qué es el oxyshot, se trata de emplear oxígeno en estado gaseoso para convertir el alcohol en vapor, de manera que el alcohol asciende por un tubo por el que el usuario aspira y el colocón está servido de forma inmediata. No tarda casi nada en hacer efecto y sube mucho, mucho.

Estos días los expertos en toxicología están de gira por los medios, y aseguran sin un solo titubeo que lo siguiente ya es meterse el alcohol por vena, que el oxyshot no se carga el hígado pero a cambio revienta los pulmones, y que ojito con los que tienen asma o según qué alergias, que se pueden quedar en el intento. Desde luego, estamos ante una animalada en toda regla.

El invento no es nuevo, pero sí global. Fue introducido en Estados Unidos hacia 2004, aunque allí lo llaman AWOL, por Alcohol Without Liquid (alcohol sin líquido) pero también por un juego de palabras con el término militar Absense Without Leave (ausencia injustificada), un cóctel semántico que queda a medio camino entre la idea del jolgorio y la ida de olla garantizada.

A estas alturas, los dispensadores de alcohol inhalado están prohibidos expresamente en los estados de Arizona, California, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Connecticut, Florida, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Michigan, Minnesota, Nevada, Nueva York, Ohio, Pennsylvania, Tennessee, Virginia y Wyoming después de que apoyaran su ilegalización grupos tan diversos como aquellos que luchan contra el alcoholismo juvenil o contra el alcohol en la conducción, y también la Asociación de Bebidas Espiritosas Destiladas de Estados Unidos.

El caso es que, en principio, el alcohol inhalado no puede prohibirse en España porque no es más que alcohol, y esta sustancia es legal en nuestro país. Sin embargo, la Conselleria de Salud del gobierno balear, en colaboración con la Guardia Civil, ha inmovilizado varios dispensadores de alcohol inhalado y sigue buscando otros por los bares del archipiélago. La razón esgrimidad es la total falta de higiene en los filtros por los que se inhala el producto y que en ningún momento se informa al consumidor de los riesgos que conlleva esta práctica.

Pero todos sabemos que esto no es más que un parche, que en cuanto se empleen filtros desechables y se exponga en los bares un folio con cuatro directrices sobre el asunto el problema para dispensar alcohol por vía respiratoria estará solventado, y si esta nueva forma de entretenimiento sale fuera de los locales… el problema para la seguridad vial va a ser más que sonado.

A todas estas, yo me pregunto por qué no lo intentan ya con alcohol de botiquín. Si total…

Foto | IB3 Notícies