Multas de tráfico que pueden ponerte sin estar conduciendo

Policía poniendo una multa

¿Crees que el no ir conduciendo te exime de tener multas? Nada más lejos de la realidad. Si observas detenidamente la ley, puedes encontrarte con otro tipo de multas, que deberías conocer aunque no te pongas al frente del volante, si no te quieres ver sorprendido por una sanción.

 

No disponer de seguro en tu vehículo

Aunque lo tengas aparcado en un garaje y no lo muevas, el art.2 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, es claro cuando señala que: “todo propietario de vehículo a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular”.

La sanción por encontrarse sin seguro oscila entre los 601 y los 3005 euros. La cuantía de la multa depende si te encontrabas circulando en ese momento o estabas parado, si eres un particular o prestas un servicio profesional, el tiempo que llevas sin asegurar o si el vehículo ha sido interceptado en alguna que otra ocasión.

Aunque eso no es todo, pues al pago correspondiente de la multa enviarán tu coche al depósito municipal en el plazo de un mes. Transcurrido ese tiempo podrás sacarlo de allí, siempre y cuando demuestres que ya tiene seguro, además de abonar su estancia, cuya cuantía dependerá de cada municipio. Por ejemplo, en Madrid asciende 576 euros, según las tarifas de movilidad.

Ten presente que, aunque tu seguro haya caducado, tu póliza te cubrirá por ley hasta un mes después de la fecha de finalización por lo que no te podrán sancionar si desde que caducó tu seguro no ha trascurrido un mes.

Lavando el coche en la calle

Lavar el coche en la calle

El artículo 4.2 del Reglamento General de Circulación  lo deja bastante claro cuando dice: “Se prohíbe arrojar, depositar o abandonar sobre la vía objetos o materias que puedan entorpecer la libre circulación, parada o estacionamiento, hacerlos peligrosos o deteriorar aquélla o sus instalaciones, o producir en ella o en sus inmediaciones efectos que modifiquen las condiciones apropiadas para circular, parar o estacionar”. En este caso, la sanción varía según la ordenanza municipal, desde los 30 euros que te pueden cobrar en Barcelona, pasando por los 120 euros de Sevilla, hasta los 3.000 euros, en el caso de Madrid.

También está terminantemente prohibido reparar tu automóvil en la calle, una sanción que puede acarrear multas desde los 150 euros hasta los 3.000, que pueden llegar a cobrarte en Madrid capital.

Entorpecer la circulación

Un hecho que queda reflejado en el artículo 4.3 del Reglamento General de Circulación: “No se instalará en vías o terrenos objeto del ámbito de aplicación de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial ningún aparato, instalación o construcción, ni se realizarán actuaciones como rodajes, encuestas o ensayos, aunque sea con carácter provisional o temporal, que pueda entorpecer la circulación”.

Vamos, para que te hagas una idea, que si estás haciendo fotos en medio de la calle, que obligue a los coches a pararse, lleva aparejado una sanción de 80 euros.

Llevar la matrícula sucia, medio borrada o con manchas

Incluso si nuestro coche se encuentra aparcado el hecho de tener la matrícula sucia, medio borrada o con manchas, lleva aparejada una multa de 200 euros. Cantidad que también tendrán que pagar aquellos que pongan adhesivos a la misma, como las siglas CAT, que algunos conductores catalanes ponen a sus matrículas. También podremos ser sancionados con 80 euros si colocamos adornos, signos, publicidad o caracteres distintos a los reglamentarios, según establece el Reglamento General de Circulación.

Repostando en una gasolinera

Repostar en una gasolinera con el motor en marcha

Sí, como lo oyes, si te encuentras en una gasolinera y repostas con el motor en marcha o con las luces encendidas. Incluso también te pueden sancionar con 80 euros, según el artículo 115.3 del Reglamento General de Circulación, si mientras echas combustible, tienes “encendida la radio u otros dispositivos de radiación electromagnética, tales como los teléfonos móviles”.

Dejar tu coche a una persona sin carnet

Esta acción tiene la misma sanción que si prestas cualquier vehículo de tu propiedad a un persona que no tenga permiso para conducirlo. Una infracción, cuya multa asciende a 200 euros.

Cometen una infracción con tu vehículo

Si no identificas al conductor, la multa siempre te llegará a tu casa. Y eso no es todo, pues además multiplicarán la cuantía, de tal manera que, si la infracción fue leve, como circular por el carril de la izquierda, te multarán con el doble de la sanción correspondiente. Mientras que, si la infracción fue grave o muy grave, como sobrepasar el límite de velocidad, triplicarán la sanción.

Tirando objetos por la ventanilla

Tirar objetos por la ventanilla

El hecho de arrojar colillas por la ventanilla o cualquier otro objeto que pueda provocar accidentes, incendios u obstaculizar la libre circulación de vehículos está prohibido y se penaliza con 200 euros – y la retirada de 4 puntos si eres el conductor -. Además, si ese objeto sólo entorpece la circulación – un papel o una botella de plástico -, te sancionarán con 80 euros.

 

Aparcar el coche en la playa

Según las ordenanzas municipales de cada población, está sancionado estacionar tu vehículo en la arena o en los caminos de acceso a las playas. La multa más cara por esta infracción se paga en Roquetas de Mar (Almería), cuya sanción puede ascender hasta ¡30.050 euros!

 

Cambiarse de domicilio y no notificarlo a la DGT

Es un trámite gratuito, que te obliga a acudir a la Jefatura de Tráfico – o bien a realizarlo a través de unas gestoría por el cobro aproximado de 20 euros- y enseñar algún documento – DNI, certificado de empadronamiento – que demuestre el cambio de domicilio. En el caso de que no te cambies de municipio, basta con que presentes algún recibo como el del agua o el de la luz.

La no comunicación de tu domicilio actual a tráfico tiene una sanción de 80 euros.

Si vas de copiloto y no tienes puesto el cinturón

Estaremos incurriendo en una infracción grave del Reglamento General de Circulación, que obliga al uso de este elemento de seguridad y cuyo multa oscila entre los 90 y los 300 euros.

circulando en bici

Circular en bici por la acera

En España está prohibido y sancionado por las ordenanzas municipales en la mayoría de los municipios, con multas que ascienden de los 30 a los 300 euros.

¡Cuidado si estás cruzando pedaleando un paso de peatones con una bicicleta!, pues serás multado con 200 euros en cualquier lugar de España. Te preguntarás: ¿cuál es el motivo? Un ciclista ‘a bordo de su vehículo’ no está considerado, según la ley como un peatón, por lo que no puede cruzar los pasos de peatones y si lo hace, no estará respetando la señalización vigente. Sin embargo, si lo cruza a pie, acompañando a su bicicleta, será considerado peatón y no le multarán.

Imágenes | istock: sintendo, Pongmoli, Art-Of-Photo, aijohn784, g-stockstudio

Circula Seguro| ¿Me pueden sancionar por lavar el vehículo en la vía pública?

Circula Seguro| TESTRA, o cómo saber si tienes multas de tráfico que no te han llegado a casa