Multar al que no sabe multar

Agente multando

Si yo, conductor, que pago por circular por las calles, tengo que seguir la normativa de circulación, y en el caso de incumplirla, *puedo ser castigado con una multa*, ¿por qué una persona que cobra por vigilar el cumplimiento de la mencionada normativa no puede ser multado si demuestra no conocerla?

Me viene a la cabeza, sin ir más lejos, la chica que el otro día fue multada por tocarse el pelo. A mí que me perdonen, pero esa multa no sólo debe ser retirada inmediatamente, sino que *el encargado de ponerla debería abonar el importe de la mencionada como castigo*.

A menudo ha sido un tema de vox populi la idea generalizada que los encargados de poner multas cobran por objetivos, viéndose obligados a poner un determinado número de multas al día. Desconozco si es cierto o no, pero lo que *no se puede permitir es que se pongan multas a la bartola* por motivos que se aguantan con palillos. Lo que para el que denuncia es “una entre un millón”, para el denunciado puede tocarle mucho las narices, por lo que lo mínimo que se puede pedir es un poco de sentido común.

Las infracciones e incumplimientos evidentes de la normativa deben ser castigados, pero no se puede permitir que a menudo se llegue a una actitud manifiesta de “multar por multar”. “Porque yo lo valgo”. Seguramente, si las multas claramente mal puestas tuvieran repercusiones sobre el agente que la pone, *muchos se lo pensarían dos veces antes de rellenar el papelito amarillo por tonterías*. Si queremos que la gente se tome en serio las multas, no podemos dar esta imagen de cachondeo.