Matices sobre la campaña de control de velocidad de agosto

Velocidad controlada por radar

“Las prisas te hacen cometer errores y conduciendo no hay segunda oportunidad”. Como eslogan no está demasiado logrado, pero este es el mensaje que ha elegido la DGT para transmitir su preocupación acerca de la velocidad como factor de riesgo, a la vez que cuentan que se incrementarán los puntos de control de velocidad.

“Hasta el 15 de agosto, la velocidad ha estado presente en 157 accidentes mortales en los que han fallecido 170 personas”, dicen desde la DGT, y se entiende que se refieren a la velocidad como factor concurrente. El matiz no es irrelevante, ya que circulando poco o mucho la velocidad siempre está presente. La alternativa sería no circular.

El caso es que durante esta semana estamos teniendo un incremento de los controles de velocidad. 2.000 agentes de la Guardia Civil de Tráfico tienen por misión controlar al menos 100.000 vehículos por día centrándose en las carreteras convencionales, por ser estas las que aglutinan el 70 % de los siniestros. No se trata de una campaña aislada, sino que tiene lugar dentro de una acción coordinada en más de 25 países europeos a través de la Organización Internacional de Policías de Tráfico.

Radar

España y las infracciones por velocidad

De toda la información que se está manejando estos días a raíz de la macrocampaña de control de la velocidad, resulta interesante el dato de la velocidad media que recupera la DGT a raíz de un estudio del Instituto Universitario de Investigación del Automóvi de la UPM publicado en 2010. 122,5 km/h es nuestra velocidad media en autopistas, lo que nos sitúa como país a la cabeza de Europa en materia de velocidades.

Sí, incluso en otros países donde los límites son más elevados que 120 km/h circulan a una menor velocidad media que nosotros. Y eso nos lleva a considerar si no seremos todos un poco pesados con el pie derecho, al menos cuando circulamos por autopista.

Otro dato interesante: en una campaña de controles similar realizada el año pasado, los agentes comprobaron la velocidad de casi 29 millones de vehículos y denunciaron a 850.000 conductores por circular con exceso de velocidad. Poniendo estos datos en porcentaje, la DGT afirma que un 2,9 % de los conductores (“controlados”, deberían especificar) no respetan los límites de velocidad, lo que resulta menos mala noticia que el porcentaje de infractores resultantes en la campaña del año 2000, que se elevaba a un 3,4 %.

Radar

Ahora bien, si colocamos en un mismo papel uno y otro dato, el del Insia de 2010 y el de las multas de 2011, tenemos un escenario curioso en el que la velocidad media es superior a la que marcan los límites, pero sólo la elevan por encima de esos límites menos del 3 % de los conductores. ¿Es eso así o es que falla alguna de las informaciones que se dan por correctas?

Y si eso es así, habrá que repasar qué es lo que está fallando exactamente para que controlándose ya un número de vehículos en “un porcentaje cercano al 100%”, según la DGT y dedicando nada más y nada menos que 2.000 agentes a esta labor, sean menos del 3 % los conductores que se dedican a elevar la velocidad media por encima de los límites, dando a la campana de Gauss una forma un tanto extraña, mientras el conductor que no infringe es bombardeado con un factor que ni le va ni le viene.

A ver si va a resultar que los controles de velocidad dan unos resultados menos fiables que una adecuada campaña de formación y prevención de riesgos…

En Circula Seguro | Tráfico no aumentará el número de radares pero sí modificará la ubicación de los que no sean eficaces, Sobre radares y la prevención de accidentes

  • menos_16

    850 mil conductores sancionados sobre 29 millones de controles supone un 3.4% de sanciones.

    Entiendo que cuando la DGT afirma que el 2,9% de los conductores no respeta los limites entiendo que se refiere a conductores que han sido sancionados más de una vez o están haciendo referencia indirecta a una retirada de puntos del carnet de conducir.

    Tambien creo que hay muchos condutores que computan que conducen a 120-130Km/h pero no son multados por ello; elevan la velocidad media pero no se los considera irrespetuosos con el código de circulación…

    Y es imposible inferir estadísticas de esta forma, asi que no desesperes.

  • escargot

    Son estadísticas y como tal me importan un pimiento, pero no puede ser que a estas alturas sigan diciéndonos que la velocidad mata. Más matan otras cosas como las distracciones, el alcohol y otras drogas, tener el espejo sólo para verse el flequillo…

  • eff8

    Celebro el espíritu crítico que anima este artículo y que en no pocas ocasiones he echado de menos en este blog. Como bien dice, si los coches no se mueven no hay accidentes. Por supuesto que algunos se producen como consecuencia de una velocidad excesiva y/o inadecuada, pero conocer la verdadera causa de los mismos pasa, imperativamente, por contestar a esta pregunta: ¿Por qué determinado conductor iba más rápido de lo debido? Es muy fácil e inmediato disminuir la velocidad en cuanto percibimos que es demasiado elevada, incluso obviando los límites. Y todo el mundo lo percibe, lo he visto miles de veces en las clases prácticas, incluso en pasajeros que no saben conducir. Hasta en niños llevando una bici.

    Creo que los políticos han encontrado en la estadística una suerte de piedra filosofal, les sirve para justificar cualquier decisión, de todo tipo, porque es muy fácil de manipular en todas y cada una de las fases de su elaboración. Convencen de la bondad de sus acciones a muchas personas de buena fe (nunca mejor dicho) y luego se lavan las manos como Pilatos justificando su irresponsabilidad. En fin.

    Un saludo.