Lunasee o cómo hacerse más visible en moto

Lunasee

Uno de los mayores problemas que nos encontramos los usuarios de las dos ruedas en carretera (tanto bicicletas como motoristas) es la falta de visibilidad. La frase recurrente que abanderan muchos conductores implicados en un accidente es: perdona, pero no te he visto.

Yo mismo sufrí un accidente de ese tipo. Lo gracioso es que me embistió un coche de autoescuela conducido por la monitora. Fue lo primero que dijo en cuanto se bajó mientras yo pensaba: claro, claro, no has visto en una rotonda a un tío de 1’90 en un scooter de 50 con una chaqueta roja y blanca…

Por eso, cualquier forma que tengamos de aumentar nuestra visibilidad no está de más. En Francia ya han tomado medidas aunque aquí, el chaleco tal y como lo conocemos hoy en día queda descartado porque no durarían un telediario contra las inclemencias del tiempo.

El vídeo que os muestro a continuación es un invento americano que no es legal en nuestro pais, pero que no deja de ser curioso y funcional. Se denomina Lunasee.

El montaje no puede ser más sencillo. Sólo hay que colocar una cinta adhesiva retro-luminiscente (como los indicadores luminosos de los relojes, que cuando le da la luz la emiten durante unos minutos u horas) y unos LED que proyecten su luz sobre la cinta dispuesta en el perfil de las llantas. El efecto es muy de película de Tron. Parece que estás viendo una partida en la rejilla de juegos.

Dejando a un lado la estética, que nos puede gustar más o no, la visibilidad es asombrosa. Los laterales son los lugares más desprotegidos de un motorista porque tanto delante como detrás la motocicleta dispone de faros. Pero la agilidad de la moto junto con su pequeño tamaño hace que a veces sea más complicado percatarse de su existencia.

Pero, con lo difícil que se ha puesto el tema de las homologaciones en España…

Vía | Motorpasión Moto

  • escargot

    Muy ingenioso el invento. Y es más visible de lo que me habría imaginado si primero me hubieran contado el sistema y luego lo hubiera visto.

    A ver si se rascan un poco y lo homologan.