Luces de color amarillo ¿selectivo?

Iluminación de faros de color amarillo selectivo

Una cosa divertida que ocurre cuando uno se saca el carnet de conducir es que al amarillo le salen apellidos. Lo tenemos de dos familias. Por un lado, el Amarillo Auto, de los auto de toda la vida, para semáforos, luces laterales e intermitentes.

Por el otro lado, el Amarillo Selectivo, una familia con cada vez menos miembros, aunque antaño proliferaba en las luces delanteras (sobre todo en Francia, donde era obligatorio hasta 1993), hoy en día sólo se ve en algunas luces antiniebla delanteras y en los carteles de puerto de montaña cuando la cosa empieza a ponerse fea.

No es que tenga nada en contra de la familia de los Auto, pero hoy nos centraremos en su primo lejano algo más claro. Al parecer, la idea de utilizar luz amarillenta en los faros delanteros de los vehículos nació en nuestro vecino del norte (Andorra no, un poco más arriba hombre).

En el periodo entre guerras, nuestros amigos galos querían una forma sencilla de distinguir los vehículos nacionales de los extranjeros de forma sencilla de noche, y se les ocurrió simplemente cambiar el color de las luces. Así de simple: luz amarilla, francés bueno. Luz blanca, nazi malo.

Sin embargo, la elección del amarillo no fue casual. Obviamente, lo que no querían era perjudicar la seguridad en carretera. Así que decidieron simplemente quitarle a la luz blanca su parte menos útil.

Plátanos de color amarillo selectivo

Me explico. Como todos sabemos, la luz blanca en realidad está compuesta de luces de todos los colores primarios. Desde las longitudes de onda más largas (rojo) hasta las más cortas (azul y violeta). Un efecto que conocerán los aficionados a la fotografía es cuesta mucho enfocar colores muy diferentes a la vez.

Esto es porque los diferentes colores se refractan en ángulos ligeramente diferentes al atravesar una lente. La diferencia es muy pequeña, pero en algunos casos puede apreciarse en una fotografía de precisión.

En nuestro ojo pasa lo mismo, ha evolucionado de forma que se encuentra cómodo enfocando los colores más abundantes en nuestro entorno: amarillo, rojo, naranja… ese tipo de colores; por el simple motivo que el sol es amarillo.

Eso quiere decir que nuestro ojo se siente más incómodo intentando enfocar la parte azul de la luz. De hecho, cualquier dibujo azul sobre fondo blanco se verá bastante mal, sobre todo en condiciones de poca visibilidad (como en la imagen unos párrafos más abajo). Por contra, un objeto azul o verde muy brillante produce rápidamente la sensación de deslumbramiento, incluso cuando luz roja de la misma intensidad es muy cómoda.

Aquellos que viváis o visitéis Barcelona podréis comprobar este efecto muy claramente en la estación central de ferrocarril más importante la ciudad: Sants. Los carteles que anuncian las próximas salidas están formados por leds verdes, que resultan casi imposibles de leer a distancia. Lo que contrasta con otras estaciones de la misma ciudad, que utilizan los tradicionales leds rojos, mucho más cómodos de leer incluso a grandes distancias.

Texto azul sobre fondo negro

En definitiva, el amarillo selectivo se forma simplemente cogiendo luz blanca, y quitando la parte de longitud de onda más corta. Es decir, filtrando el azul y un poco de verde. De esta forma, se selecciona (de ahí el nombre) la parte más importante de la luz.

De hecho, es común escuchar que los faros de color amarillo reducen la posibilidad de deslumbramiento. Ciertamente, el argumento tiene todo el sentido del mundo según lo que hemos estado diciendo. Sin embargo, es un tema más bien controvertido; al filtrar parte de la luz, también estamos reduciendo su intensidad total (¡desperdiciando parte de la energía!), con lo que a lo mejor resulta más económico simplemente utilizar faros blancos menos potentes.

De una forma o de otra, la realidad el amarillo selectivo ha quedado prácticamente desterrado de los faros principales de los vehículos. Ningún país lo impone, y de hecho en la mayoría está prohibido en los vehículos nuevos.

Tan sólo sobrevive en algunos faros antiniebla delanteros. No es que en ellos «quiten mejor» la niebla, o produzcan un mayor constaste. Los principios en que se basa son los que hemos explicado, no hay ninguna diferencia si el amarillo selectivo se usa en faros principales o en antinieblas.

Lo más seguro es que la permisividad de la luz amarillenta en ellos sea una simple reliquia de las legislaciones antiguas. Como las antiniebla suelen ser piezas opcionales, actualizar esta parte de la normativa no debió resultar apremiante.

Sea eso o no, las antiniebla son una iluminación complementaria, con grave riesgo de deslumbramiento si se usa de forma negligente. Así que permitir utilizar luz atenuada y menos molesta al ojo sin duda parece una buena idea.

Fotos | Scheinwerfermann, Justin Omellas

  • escargot

    Esto nos lo contó en el instituto el profesor que nos daba la optativa de Astronomía. Nos dijo que, si salíamos a ver el cielo con un planisferio y queríamos verlo con una linterna, con una luz roja o naranja deslumbraríamos mucho menos que con una blanca, que era la que más deslumbraba de todas.

    Y esto lo fui comprobando. Cuando en la óptica te hacen mirar un recuadro verde y otro rojo, el verde molesta más. Con los móviles en blanco y negro, que cada uno tenía la luz de la pantalla del color que fuera, también lo podías comprobar.

    Y quién sabe, a lo mejor esto tiene algo que ver con mi natural aversión al color azul. 😀

    Tenía mi propia teoría sobre las luces de los semáforos… y es que el verde está para la marcha porque total, vas a pasar de largo cuando la veas. Pero la roja es la que vas a estar mirando un rato.

    Sobre las luces de los coches… aparte de que la antiniebla trasera tiene cierto matiz rosado que también me molesta bastante, es curioso que al menos en mi coche las cortas han sido siempre más amarillentas y las largas más azuladas. ¿Esto a qué se debe? Porque no creo que sea casualidad. De hecho, el símbolo del salpicadero es verde para las cortas y azul para las largas.

    • stormer

      Si tus luces de carretera son más azuladas es o bien porque las bombillas tienen el vidrio azulado (“imitación” de xenón) o porque usas H7 y H1 a la vez en vez de H4, por lo que las bombillas de la luz de carretera son menos potentes que no una bombilla H4. Pero vamos, que es azulada por casualidad, no por que se haya querido así.

      Lo que dices del verde, molestará más, pero el verde y el naranja son los colores que tienen mejor contraste cromático, y el azul el peor seguido del rojo. Esto quiere decir que letras iluminadas en azul son muy difíciles de leer.

      • escargot

        Por eso, si fotocopias algo rojo, sale negro… ¿no? En esa prueba imagino que ponen el verde y el rojo precisamente por ser los dos extremos del contraste cromático.

        Las luces largas que tengo no sé cuáles son, son las que venían. Las cortas sí que las he cambiado varias veces.

        • stormer

          Lo de las fotocopias no lo sé, es posible que tenga algo que ver con el color, no sólo con su luminosidad, pero no me lo he preguntado nunca…

    • busgosu

      ¿Notas que alumbren parecido nada más cambiar una de las cortas? Las bombillas halógenas se degradan con el uso y la luz se va volviendo más amarillenta.

      • escargot

        No, no he notado nada de eso. La diferencia la noto cuando voy conduciendo y cambio de cortas a largas o de largas a cortas.

        • busgosu

          Entonces me imagino que serán bombillas distintas, o con calidades diferentes.

  • amparo19

    Interesante tema este, del porqué del uso de unos colores y no de otros (luces en vehículos, semáforos, señales…) en base a la sensibilidad del ojo humano.

    Y que cierto es, que todo es según el color del cristal con que se mira. Dices: “por el simple motivo que el sol es amarillo”. Para nosotros es amarillo, porque para los orientales es rojo y así lo pintan en sus banderas, o la luna (blanca) es amarilla para ellos.

    • escargot

      Es bastante lógico: delante llevamos las blancas, que son las que más iluminan. Detrás las rojas, para que nos vean pero sin deslumbrar. Y las de emergencia amarillas, que se tienen que ver muy bien.

    • Jaume

      El sol, objetivamente, es amarillo. Si uno mira su espectro de emisión, el máximo se da en el amarillo.

      Sólo parece rojo cuando está muy bajo en el horizonte, y por consiguiente su luz tiene que atravesar una gran fracción de la atmósfera. Al ir a través de aire, las longitudes de onda corta se dispersan antes, así que al final sólo queda la luz roja.

      Si no fuera por la atmósfera, el sol sería amarillo siempre. Digan lo que digan los orientales.

      • escargot

        Eso, el Sol rojo es el de Kripton. 😉

        Es por lo mismo que cuando miras al cielo una tarde de invierno y el Sol ya se ha puesto pero el cielo sigue azul (más o menos) por el Oeste las nubes son rojizas y por el Este lilas, ¿no?

  • busgosu

    El sol emite en todo el espectro visible, por lo que la luz es blanca. Si no me equivoco, a la temperatura de color de la luz del sol se le estima un valor de 5500K (aprox y de memoria), que es el que se asigna para el blanco puro.

    Bien es cierto que el máximo de emisión se da en las longitudes de onda del amarillo, y es ahí donde está la sensibilidad máxima del ojo humano, pero que su máximo de emisión esté en el amarillo no quiere decir que su luz sea amarilla o su color sea amarillo. Dejo aquí un enlace:

    http://www.astronomos.org/2011/05/03/pues-%C2%BFde-que-color-es-el-sol-%C2%BFverde/

    • Jaume

      Que emita en todo el espectro visible no significa que sea blanca. Para que fuera blanca, tendría que emitir la misma potencia en todas las longitudes de onda. Eso no es así, emite según la ley de Planck del cuerpo negro (según la curva azul que se ve a la derecha de este artículo de wikipedia sobre el tema). Seguramente se vería bastante blanco si no fuera por la atmósfera, ya que en la estrecha franja del visible la curva es excesivamente “picuda”, pero el color amarillo dominaría.

      La máxima sensibilidad del ojo humano no se da al amarillo, sino al verde. Es un proceso de evolución: los primeros ojos se formaron en el mar, por lo que se “tunearon” para ser sensibles al luz azul, la poca que hay en el mar. Al salir del agua, los ojos fueron evolucionado del azul al amarillo, que es la luz más abundante fuera del mar. Nosotros nos quedamos a medio camino. Por ejemplo, los ojos de las águilas están perfectamente acomodados a la luz solar.

      Por lo menos, esto es lo que se enseña en Física en cursos de licenciatura y de doctorado. A lo mejor nos mienten, vete tú a saber.

      • busgosu

        No sé si me expliqué bien.

        Con el filtrado de la atmósfera queda una curva con pocos picos prominentes y con menos potencia radiométrica para azul y violeta, según:

        http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/4c

        El sol es la fuente de luz más similar al cuerpo negro perfecto, por espectro continuo y composición espectral, con una temperatura de color de alrededor de 5500K (nuevamente aprox. y de memoria). Esto, sobre la curva de Planck, lo sitúa en el color blanco puro, aunque por la ley de Wien a esa TC le corresponda un máximo de emisión hacia el amarillo y el verde. Aunque predomine el amarillo-verde, la composición con las demás longitudes de onda y la corrección con la curva de sensibilidad del ojo genera la sensación de luz blanca. A esto me refería. En el enlace de astronomos.org explican esto del color del sol.

        Un ejemplo para explicarme mejor: una bombilla incandescente con una TC de 3000K tiene una luz de color blanco cálido, pero la máxima emisión en el espectro visible le corresponde al rojo, y el filamento no es de color rojo. De hecho, para que una fuente de luz se vea blanca, no tiene por qué irradiar con la misma potencia radiométrica en todas las longitudes de onda: ninguna lo hace.

        Un saludo.

        • Jaume

          Explicarte, te explicaste genial. Lo que pasa es que lo que dices no está de acuerdo con lo que enseñan en las facultades de Física.

          Ninguna curva de Planck puede corresponderse nunca a un “blanco puro”. El blanco puro correspondería a un espectro constante; el de cuerpo negro no lo es.

          • busgosu

            Cierto es que asumí una simplificación con lo de que el blanco puro (el x=0.3333 y=0.3333 en el diagrama CIE 1931) está en la curva de Planck y no es así. No obstante, sí que tiene una temperatura de color correlacionada que se corresponde con una temperatura de color sobre la curva de Planck.

            No sé lo que enseñan en las facultades de Física, así que tampoco puedo saber si lo contradigo, pero sobre el diagrama cromático CIE de 1931, una temperatura de color o temperatura de color correlacionada de 5000K se corresponde con blanco:

            http://www.electroyou.it/vis_resource.php?section=RP&id=137

            Como anécdota, el CIE tiene (o tenía, que ya estoy un poco desactualizado de esto) como iluminantes patrón, entre otros:

            – incandescente de tungsteno (2856K) 

            – luz solar directa (4874K)

            – luz solar en día nublado (6774K)

            – luz natural (6504K, el iluminante D65)

            – estímulo equienergético

            Lo que es cierto es que la temperatura de color del sol varía a lo largo del día, aumentando hasta el mediodía y disminuyendo al atardecer.

            Un saludo

  • s63aut

    Cuando los franceses iban siempre con luces amarillas solían deslumbrar más que otros coches, recuerdo que, hace varias décadas, me resultaba molesto cruzarme con vehículos cuyas luces de cruce fueran amarillas, no sé si porque las tenían mal reguladas o qué, pero las blancas molestaban mucho menos; menos mal que los franceses se pasaron al blanco y que hoy día es rarísimo ver faros amarillos, de hecho, también es raro ver antinieblas amarillos.

  • Xabi

    Mi pregunta es dónde puedo comprar en España, a poder ser en Barcelona, estas luces amarillo selectivo para mi Peugeot 505. Gracias.