Llega el frío, ¿tienes neumáticos preparados para ello?

400

Ya está llegando el frío. Este año quizás se resiste un poco más, y por el día todavía disfrutamos de temperaturas bastante suaves, pero por la noche empieza a refrescar bastante… y más que lo va a hacer. Con temperaturas bajas no debes olvidar que la conducción se complica. El principal problema es que podemos sufrir menor agarre de los neumáticos a la calzada.

En España prácticamente todos los coches salen de la fábrica y se venden con neumáticos de verano (aunque no nos digan que son de verano porque muchas veces ni nos fijamos, vemos que llevan ruedas y punto). Y en general la gran mayoría de los conductores, cuando llega el momento de sustituir los neumáticos coloca de nuevo neumáticos de verano.

Los neumáticos de verano funcionan muy bien en verano (valga la obviedad). Están diseñados, tanto el compuesto de la goma, como la arquitectura del neumático (o sea cómo es su estructura interna), así como la banda de rodadura (el dibujo, relieve o escultura) para ofrecer las mejores prestaciones posibles de agarre, tracción y frenado cuando las temperaturas son altas.

Pero cuando las temperaturas son bajas la cosa cambia, y ese mismo neumático ya no se comporta igual. Un neumático de verano con frío ofrece menor agarre. Eso significa que el paso por curva se debe hacer a velocidad inferior, que al acelerar fuerte puede patinar la rueda sobre la calzada o que cuando tengamos que frenar de verdad vamos a necesitar más metros para detener el coche. Pero muchas veces no nos damos cuenta de que pasa esto.

Así que nos gustaría que te pares a pensar ahora que se acerca el invierno y empieza a llegar el frío, y dependiendo de la zona donde vivas, si tu coche lleva los neumáticos mejor preparados para estas condiciones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por supuesto algo fundamental durante todo el año, siempre, es que revises los neumáticos periódicamente para comprobar que no sufren ningún daño, que no están más desgastados de lo debido, y que no sufren desgaste anormal. Y también lo es que revises periódicamente la presión de inflado, porque un neumático con menos presión de la adecuada es menos seguro (y además consume más).

Pero si además vives en una zona donde la temperatura baja aproximadamente de los 7 – 10 grados centígrados, es muy recomendable que montes unos neumáticos de invierno, que te ofrecerán más agarre, mejor tracción y mejor frenada con frío que los neumáticos de verano.

Lo consiguen porque estos neumáticos están diseñados específicamente para ello (como decíamos antes el compuesto de la goma, la estructura interna y el dibujo del neumático son diferentes para que el neumático dé lo mejor de sí con frío).

Erróneamente a lo que piensa mucha gente, los neumáticos de invierno no son exclusivos para la nieve, basta con que haga frío. Eso sí, en caso de nieve, los neumáticos de invierno, que se reconocen por una marca de homologación de una montaña de tres picos y las letras M+S, te permiten circular sin cadenas con seguridad (al menos en España, y para una cantidad no muy excesiva de nieve).

Por favor, recuérdalo, si quieres conducir con la máxima seguridad, en invierno, con frío, utiliza neumáticos de invierno.

En Circula Seguro | Neumáticos para todo el año, ¿es posible?