La única silla infantil para autobús es española y se usará en medio mundo

kidbus

Si tienes hijos y en alguna ocasión han tenido que viajar en autobús seguro que te habrás preguntado por qué no utilizan un sistema de retención infantil (SRI). El problema es que las sillas de los coches no están diseñadas para su uso en un autobús convencional y tampoco existía en el mercado una silla infantil homologada para este medio de transporte. Pero desde este verano ya se vende en toda Europa.

Se trata de la silla Kidy Bus Harness, la primera desarrollada específicamente para su uso en autobús en Europa. La empresa artífice, Euroslog, tiene sello español, concretamente de Bilbao, y acaba de firmar un acuerdo de comercialización con Global Passenger Network (GPN), la mayor agrupación mundial de transporte de pasajeros por carretera del mundo con presencia en 30 países y una flota de más de 28.000 autobuses.

Gracias a este acuerdo todas las compañías de autobuses de GPN ofrecerán la nueva silla infantil  y al mismo tiempo se convertirán en representantes comerciales de Kidy Bus Harness en sus respectivos países. La buena noticia es que niños de medio mundo harán sus viajes y excursiones en bus mucho más seguros.

En España, la empresa de autobuses ADO Avanza ha sido la primera en apostar por el nuevo sistema de retención infantil. Mikel Garrido, el director general de Euroslog, nos explica que ya han vendido unas mil unidades a compañías de autobús, colegios y servicios de emergencia, “además el País Vasco ha mostrado una clara intención de añadirla en el pliego de condiciones del transporte escolar de dicha comunidad. Les serviremos 17.000 unidades para el curso que viene”.

¿Qué niños pueden utilizar Kidy Bus Harness?

La exclusiva silla infantil para autobús está homologada para niños con un peso entre 15 y 27 kilos (Grupo II). El Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) ha sido el encargado de su homologación.

Kidy Bus Harness, la primera silla infantil para autobús

El sistema, con cinco puntos de anclaje, utiliza dos tiras para sujetar al niño por los hombros y otras dos tiras por el estómago que se unen para fijarse en un eje central situado entre las piernas, similar al que se utiliza en las sillas para los coches. Al mismo tiempo se fija en la butaca mediante dos tiras anchas para evitar que el niño salga despedido en caso de frenazo o vuelco.

Entre sus ventajas hay que destacar que se puede utilizar indistintamente en autobuses con cinturones de tres o dos puntos; que es plegable y portátil y que se limpia con facilidad con un paño húmedo o con alcohol. Su precio varía en función del volumen de pedidos, entre 95 y 110 euros.

Aprovechamos para recordar que, en los autobuses que aún no dispongan de esta silla infantil específica, los niños deben ir sujetos con el correspondiente cinturón de seguridad, siempre que lo lleven instalados y que se adapten a la talla del niño. El ajuste del cinturón es correcto cuando la parte superior pasa por encima de la clavícula y del esternón y cuando la parte inferior se apoya en la parte superior de los huesos de las caderas.

Sólo los autobuses homologados a partir de octubre de 2007 están obligados a llevar cinturones de seguridad, por lo que todavía circulan por nuestras carreteras autobuses sin este sistema de retención, concretamente un 20%, nos dicen desde la Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros (Asintra).

Esta infografía de la web de Fundación Mapfre Seguridad Vial Infantil muestra los detalles de la silla.silla_autobuses

En Circula Seguro | Consejos para los niños en su vuelta al cole

En Circula Seguro | Cómo conseguir que los niños respeten las normas viales

  • Juan Barberá

    Buen artículo haciéndose eco de este novedoso SRI, que pese al tiempo que lleva en desarrollo mucha gente desconoce. Importante que el sector del transporte de pasajero y más en concreto el transporte de escolar y de menores se conciencie del uso de este sistema, por eso cuanto más se habla de él a más oídos llegará.