‘La tercera oportunidad’ (24): El mar

La Segunda Oportunidad - La tercera oportunidad

Poco a poco vamos llegando al final de este especial en el que durante todos los lunes os hemos traído la mítica serie sobre Seguridad Vial, ‘La Segunda Oportunidad’, pero llevada al Siglo XXI en cuanto a los avances tecnológicos que han sufrido los automóviles. En esta nueva entrega hablaremos de uno de los accidentes más peligrosos que se pueden tener, y es caer con nuestro vehículo al mar.

Las posibilidades de sufrir un accidente de este tipo son muchas aunque ahora, las carreteras principales ya no recorren la costa sino que lo hace algo más la interior con lo que se ha disminuido en parte el peligro. Pero en los meses de verano se siguen utilizando las mismas carreteras que nos llevan a nuestras playas favoritas. Y tampoco nos olvidamos de aquellas que discurren en las proximidades de ríos o lagos, e incluso en ciudades las que están próximas a puertos deportivos o similares. Veamos que hacer si por desgracia, nos precipitamos al agua con nuestro vehículo.

Cuando se rodó este programa, se realizó una gran labor en cuando al supuesto de casos que se pueden presentar al caerse el vehículo al agua así como qué hacer en función de la situación. Quizás no se comentó porque de aquella no se tenía tan en cuenta que lo primero que hay que hacer en cuanto el vehículo se haya depositado sobre la superficie del agua y antes de que se se hunda, soltarse el cinturón.

De igual modo, en un impacto contra el agua no sería extraño que no saltase el airbag por lo que también hay que tenerlo en cuenta para aprovechar los instantes iniciales tras el accidente para apartarlo de la zona de la puerta o ventanilla, tanto el frontal como el lateral y así evitar que sea un impedimento.

Seguramente os preguntaréis, en una época tan tecnológica como la actual, qué ocurre con los sistemas eléctricos del coche una vez que estamos en el agua. No debemos preocuparnos porque estos seguirán funcionando durante algunos minutos, incluso cuando el vehículo esté sumergido debajo del agua. Aunque es recomendable que si llevamos los seguros puestos, los desbloqueemos y como en uno de los ejemplos que hemos visto en el vídeo, bajar la ventanilla mientras que coche se encuentra sobre la superficie del agua. Una vez sumergidos, aunque algunos sistemas eléctricos siguen funcionando, es preferible haberlo hecho antes.

Y lo más importante es guardar la calma, tranquilizar a la gente que vaya con nosotros y ayudar a los niños a salir antes ya sea haciendo que pasen con nosotros a la parte delantera o bien pasando nosotros a la parte trasera para sacarlos de los sistemas de retención infantil y ayudarlos a ganar la superficie.

En Circula Seguro | ‘La tercera oportunidad’