‘La tercera oportunidad’ (10): Curva con tierra

La Segunda Oportunidad - La tercera oportunidad

En el capítulo primero hablamos de la frenada en curva con un antes, de la mano de Paco Costas, periodista especializado en temas de motor y presentador de la famosa serie ‘La segunda oportunidad’ donde de forma amena y didáctica, con algunos ejemplos acompañados de un vídeo, primero, nos explicaba las consecuencias al tomar una curva con el vehículo a una velocidad inadecuada o tras cometer algún error de maniobra, bien por desconocimiento o por no actuar correctamente, para después aconsejarnos sobre la forma más segura de conducir y sin riesgos al volante.

Pues bien, hoy, profundizaremos un poco más sobre la manera más segura a la hora de tomar una curva con nuestro vehículo y, sobre todo, cuando nos encontramos con dificultades a nuestro paso, como, por ejemplo, la existencia de gravilla suelta o arena en los márgenes de la calzada durante el trazado de una curva. La falta de adherencia por unos neumáticos en mal estado, una mala postura en el asiento o un mal uso del volante, como nos adelantó Morrillu en el capítulo quinto de esta serie y el exceso de confianza, puede que sean factores determinantes para tener un siniestro vial.

El vídeo de este capítulo, por cierto, uno de los primeros grabados de la mítica serie ‘La segunda oportunidad’, habla sobre cómo afrontar o mantener el control en curvas de manera general para después referirse a las condiciones adversas que nos podemos encontrar durante la conducción como, la nieve, el hielo y, para el caso que nos ocupa, la tierra acumulada en las curvas, que resulta ser menos fácil de prever porque puede aparecer en cualquier trazado curvo y época del año.

Las curvas con tierra o gravilla suelta era algo muy normal por entonces en aquellas carreteras con calzadas de doble sentido de circulación, la mayoría de ellas, debido al depósito de arena originado por paso continuo de vehículos, por la erosión de las lluvias o por las constantes obras en la carretera pero hoy en día ha pasado de ser un peligro habitual a ser un imprevisto en la circulación de esos que ocasionalmente nos podemos encontrar sobre todo en carreteras secundarias o en mal estado. Un imprevisto en la circulación que normalmente, salvo que el mismo haya sido señalizado, puede que no nos demos cuenta de él, si circulamos de noche, con lluvia o no vamos lo suficientemente atentos. Un factor, éste último que se sigue produciendo actualmente.

No obstante, tenemos que repasar lo mínimo sobre conducción segura en curvas para darnos cuenta lo que tenemos avanzado hasta la fecha, ya no sólo en lo que afecta a vehículos de cuatro ruedas sino también con el especial sobre la Biblia de las curvas de Morrillu para referirse a las dos ruedas, con consejos para trazar correctamente una curva y evitar en la medida de lo posible las temidas salidas de vía y posterior vuelco del vehículo.

Repasando nuestro glosario en cuanto a sistemas de seguridad del automóvil, tenemos el control de frenado en curvas también denominado CBC (control dinámico de frenada) y relacionado directamente con el ABS y ESP, que como ya explicamos con dicho control de frenado lo que se consigue es compensar cualquier movimiento desestabilizador del recorrido del eje del vehículo al frenar en curva; el dispositivo Curve Control o control de curva basado también en los frenos ABS y en una serie de sensores que amplían la función del control electrónico de estabilidad (ESP) como previsor de curvas.

Si, a esto, sumamos las mejoras en la adherencia de nuestros vehículos, neumáticos cada vez más sofisticados y sistemas de suspensión, amortiguadores adaptados a cualquier situación del terreno, etcétera, podemos afirmar que hemos mejorado considerablemente en cuanto a frenada más segura y eficaz, consiguiendo una seguridad activa que realmente nos saque de cualquier apuro y evitar los siniestros en carretera por salidas de vía.

Por último, una buena formación y preparación sobre la forma correcta para poder conducir con seguridad hará el resto, es decir, saber adaptarse a las condiciones de la vía con previsión y antelación, sin caer en el exceso de confianza, utilizando nuestra experiencia y, sobre todo, adaptando nuestra velocidad a la curva, es decir, frenando antes de llegar a la curva y no durante su trazado, porque no todos los peligros existentes que podamos encontrarnos en la carretera están señalizados.

En Circula Seguro | ‘La tercera oportunidad’, Los peligros de la carretera (1): Curvas

  • ¡Qué buen capítulo! ¡Éste lo había visto nunca antes!

  • Escargot

    Al comienzo del vídeo Paco Costas da a entender que, por mucha tecnología que haya, necesita de nosotros. Me diréis que se ha avanzado muchísimo, pero pienso que sigue teniendo razón.

    En cuanto a la gravilla, no es la única sustancia que nos puede hacer perder adherencia. Pensemos también en el barro, la mezcla de porquería y agua del principio de la lluvia… Aquí lo que viene bien es la conducción defensiva, estar bien atentos y tener en cuenta que la sorpresa puede estar en cualquier parte.

    En cuanto a los frenados intermitentes… ¿cómo quedaría este consejo con ABS y ESP?

  • Capreolus

    Utilizar el freno de forma intermitente dependería más de la situación que del ABS y ESP puesto que ambos sistemas reconocerían esa forma de frenar. ¿En qué situaciones podría frenar de forma intermitente? pues al aproximarme a una curva, al salir de una zona inundada, etc… ¿y cuándo no, con ABS? pues cuando requiera frenar para evitar una colisión inminente.

    • Escargot

      Bien pensado, si el ABS tuviera que saltar cada vez que frenamos pisando todo lo posible el coche estaría en un tembleque continuo. Hundimos el pie en cada stop, en cada semáforo… pero esas frenadas no se parecen en nada a las que hacen que salte. De ésas he tenido dos y se nota la diferencia. Como dices, depende de la situación.