La picaresca se impone al uso de la autopista como cinturón de ronda

Peaje
Los conductores que utilizan habitualmente la autopista AP-7 en Tarragona han descubierto un método para eludir el peaje de 2,35 euros con que se grava el paso a la altura de esa ciudad. Se trata de salir de la autopista, hacer un cambio de sentido en una rotonda y volver a entrar, tomando un tiquet que los exime del pago.

Esto es así porque en Tarragona existe la posibilidad de circular por la autopista de forma gratuita si se entra por Vila-seca, en un extremo de la ciudad, y se sale por Torredembarra, en el otro. La medida se creó para potenciar el uso de la AP-7 como cinturón de ronda de la ciudad catalana, ya que la carretera N-340 resulta insuficiente para absorber todo el flujo de vehículos que atraviesan la zona.

La picaresca ha tenido el efecto contrario al que se buscaba en un principio. Y es que el truco se ha generalizado incluso entre los conductores de vehículos pesados, que de esta forma se ahorran 5,50 euros, y los atascos han aumentado espectacularmente en las zonas adyacentes a la autopista. Por otra parte, algunos conductores han decidido eludir también la rotonda donde se hace el cambio de sentido, realizar un giro prohibido y de esta forma se exponen a colisionar frontalmente con otros vehículos, tal y como muestra este infográfico de El Periódico:

Como eludir el peaje de Tarragona
Vía | 20minutos