La diferencia de conducir en Europa, África o Latinoamérica

carreteracolombiana.jpg

Las cifras de fallecidos, es algo que en los últimos años ha tomado una especial importancia. Pero si lo miramos desde un punto de vista con mayor prespéctiva nos podríamos considerar como privilegiados. Un conductor africano tiene 100 veces más probabilidades de morir en un accidente de tráfico que un europeo. A pesar de que África sólo dispone de cuatro de cada cien coches que se mueven por el mundo, el continente concentra el 11% de todos los fallecidos por accidente de tráfico en el mundo.

Si miramos a latinoamérica el panorama no cambia demasiado. La tasa de mortalidad en Latinoamérica duplica a la europa. Ello a pesar de que la población en Europa es menor (75 millones de personas menos) y el parque móvil más extenso. (150 millones de coches más).

Un problema para estos continentes que se convierte en una gran zancadilla a su desarrollo. Las muertes por accidente de tráfico representan, tanto en África como en Sudamérica la principal causa de mortalidad de los menores de 45 años, misma franja que representan la fuerza productiva de un estado. Algo que también afecta a la esperanza de vida. Los fallecimientos por tráfico impactan sobre la esperanza de vida de una forma más severa que el cáncer o las enfermedades cardiacas. Sin contar los costes económicos que implican los accidentes.

Las causas en ambos continentes tienen varios puntos en común. La antigüedad de los vehículos, la falta de medidas de seguridad de los mismos, la escasa formación de los conductores o el mal estado de las carreteras son los principales problemas. Por poner un pequeño ejemplo, en África, el uso del cinturón de seguridad está tan poco extendido que sólo un 4% de los conductores lo usan. Cifras que ahora podemos ver como extrañas pero que no hace tantas tiempo que en España podían ser normales.

Vía | Revista Tráfico