La DGT vigilará a los autobuses y a sus ocupantes

Autobus

Desde hoy lunes y hasta el día 25, la Guardia Civil, en coordinación con otros cuerpos policiales europeos, vigilarán a los autobuses, ya que estamos en fechas de un uso más intensivo de los mismos. Muchos están de vacaciones y recurren al autobús por ser *el medio de transporte colectivo más económico* (normalmente).

Pero, es más, el autobús es el medio de transporte por carretera más seguro, con diferencia por encima de los turismos, ya que las víctimas que hay en este tipo de vehículo son afortunadamente muy pocas. Para que esa seguridad sea máxima, es importante la colaboración de las empresas, conductores y pasajeros.

Desde 2006, el pasajero de un autobús tiene la obligación de ir con el cinturón de seguridad abrochado, *en vía urbana o interurbana, si el vehículo dispone del mismo* (es obligatorio desde hace unos pocos años). La sanción por no llevarlo asciende a *200 euros*, y es responsabilidad de cada pasajero utilizarlo.

Cinturon de seguridad en autobus

A veces, cuando viajo en autobuses privados con otros periodistas del motor en presentaciones o eventos, una de las cosas que más me llama la atención es que soy de los pocos que cogen y se abrochan el cinturón de seguridad, aunque solo sea de dos puntos. Es un auténtico seguro de vida.

El tipo de accidente más grave que puede ocurrir en un autobús es el vuelco, y en esa situación, solo el cinturón de seguridad puede evitar males mayores. Razón de más para ponérselo siempre, y exhortar a nuestros acompañantes a que lo hagan. *No hay excusa que valga*.

De todas formas, la Guardia Civil también velará porque los conductores de los autobuses circulen con el permiso adecuado, no den positivo en pruebas de alcoholemia, respeten los tiempos de descanso y tengan el tacógrafo digital o analógico en regla. Son muchas vidas las que llevan a su cargo.

Autobus

La DGT informa que este año, en nueve accidentes mortales en carretera ha estado implicado un autobús, con 11 víctimas mortales. Solo uno de ellos era ocupante de autobús, el resto, de los demás vehículos implicados. *Unos 4.000 autobuses estarán en el punto de mira de la Guardia Civil durante estos días*.

Está claro que en el sector de los autobuses, la seguridad es muy elevada y rara vez se producen excepciones o situaciones que conlleven un riesgo. De todas formas, si eres pasajero de autobús y tienes la sospecha de que el conductor puede ser un peligro, huele a alcohol… te sugiero que llames al 112. *No es lo normal*.

Pero no solo estamos hablando de autobuses de medio o largo recorrido, todo esto se aplica también a las líneas interurbanas de corto recorrido. Si el autobús dispone de cinturón de seguridad, *es nuestra responsabilidad y nuestra obligación utilizarlo*. Aunque solo sea por evitar la posibilidad de una multa de 200 euros.

En Circula seguro | “Cinturón de seguridad y autobús”:http://www.circulaseguro.com/seguridad-pasiva/cinturon-de-seguridad-y-autobus, “El autobús es el medio de transporte por carretera más seguro”:http://www.circulaseguro.com/estadisticas/el-autobus-es-el-medio-de-transporte-por-carretera-mas-seguro, “Cinturón de seguridad en el autobús: póntelo, pónselo”:http://www.circulaseguro.com/seguridad-pasiva/cinturon-de-seguridad-en-el-autobus-pontelo-ponselo

  • José Luis

    El autobus/autocar debería llevar mensajes que indicasen la obligatoriedad del cinturón.

    No digo que el conductor se lo tenga que decir a cada pasajero que suba al autobús, pero al menos que algún letrero bien visible lo explique.

    Algo similar pasa en los taxis. De todos los taxis que he cogido, el 100% de los conductores no me dijo que tenía que abrocharme el cinturón. Solo cuando saqué el tema me comentaron que a algún pasajero suyo le había caído una multa por no llevar el cinturón abrochado.

    • Esos mensajes ya van en los autobuses… pero el que no quiere leer, no lee, pero te aseguro que están.

      • Josep Camós

        Luego está el problema de que no todos los autobuses llevan cinturones. Ayer mismo, bajando del Tibidabo, íbamos en uno que no llevaba, el conductor pegó un frenazo (de tantos) y mi hija saltó literalmente del asiento.

        No, no se hizo nada porque íbamos en un grupo de cuatro asientos encarados y la sostuvimos entre los demás, que si no…

        Y luego está el problema de mantenimiento y de lo cazurrísima que es la peña. Si algunas de las barras que lleva el autobús van protegidas con espuma y hay imbéciles que se dedican a romper esa espuma… ¿qué no pasará con los cinturones? Ya me veo venir que más de uno se llevará la hebilla de recuerdo… :-/

        • nomar55

          Jamás comprenderé que, a estas alturas, en los autobuses urbanos se permita ir de pie. Lo de la barra para agarrarse (acolchada o no) no me convence en absoluto; es como si, también en ciudad, en los turismos se nos permitiese ir agarrados sólo al volante o, en el caso de los pasajeros, a los asideros que suele haber encima de las puertas, pero sin ponernos el cinturón. Y ya no digamos si, encima, hubiese que ir de pie dentro del coche por ausencia de asientos.

        • Lo de ir de pie… será una consecuencia lógica de que en horario punta los autobuses no son suficientes con las plazas sentadas, y que, al fin y al cabo, su siniestralidad es bajísima.

          • nomar55

            La siniestrabilidad ‘apreciable’ desde el exterior es bajísima, sí, estoy de acuerdo. No obstante ¿Cuántos frenazos inesperados que ha de dar un conductor de autobús por causas justificadas (cruces de peatones por donde no deben, etc.) producen caídas al suelo de los pasajeros que van de pie? Ya he visto personalmente y me han contado bastantes casos como éste. También se producen caídas de este tipo cuando los conductores, para cumplir con el horario que les han marcado, tienen que ir a toda leche. En la ciudad en la que vivo ya ha habido varias protestas de los ‘buseros’ contra la empresa en la que trabajan por este motivo.

  • 50439

    Yo personalmente tengo cierto recelos con los cinturones de los autobuses, no me creo que unos asientos que están cogidos al suelo por una simples guías aguanten las fuerzas que se crean en un accidente, y ademá creo recordar que hasta 2008 no existía ninguna homologación al respeto, y dudo mucho que ningún carrocero de autobus haga cras test (o como se escriba) para comprobar la seguridad de los sistemas.

    Soy exceptico y no me lo creo, no es lo mismo un autobus que un coche, demostradme con datos científicos que el asiento de una autobus funciona con cinturón y yo me lo creeré. Mientras recurriré cualquier tipo de sanción que se me imponga, porque sí.

    Las cosas no se imponen se demuestran, y que conste que yo soy de los que me pngo el cinturón pero no veo bien que se sancione por algo que no han demostrado su seguridad.

    Toda esta normativa recordad que viene impulsada por un grupo empresarial que lleva años instalando este tipo de dispositivos en su autobuses, pese a no estar homologados, Alsa, y que lo hacía por un mero hecho comercial, no de seguridad, ya que cuando les tocaba completar con autobuses de empresas exteriores no les preocupaba el que el autobus los llevase o no.

    • Miguel, compara el tamaño de un coche y el de un autobús. El segundo tiene muchísimas más zonas de deformación programada y más capacidad de absorción de energía cinética, luego la que se traslada al pasajero en una colisión directa es muy, pero que muy leve, comparada con la de un turismo.

      Por otro lado, el cinturón ventral es efectivo, fundamentalmente, en caso de vuelco, el peor caso en un autobús, porque el techo es alto, hay cortadura por rotura de lunas e incluso traumatismos al colisionar con otros pasajeros que piensen de la misma forma.

      Atado, tienes una oportunidad. No habrá recurso que valga la pena, es tu obligación usarlo, creas en él, o no creas en él. A menos que tengas un certificado médico que te haga exento, te lo tienes que poner. Pero no por la sanción, sino por tu propio bien. Aquí ya decides tú.

      Lo más fácil es que un autobús colisione con un turismo, entonces las consecuencias para el pasaje son muy leves, por la diferencia de altura. Otra cosa sería contra un camión, un muro, otro autobús, etc. Puede que el ventral no evite que te golpees contra el asiento siguiente, pero si hay un vuelco, la diferencia sería astronómica.

      De modo que te ruego que lo medites. Si fuese al revés, que te multasen por ponértelo, preferiría pagar 200 euros a que me reventase la cabeza en un golpe.

  • 50401

    Vale, ahora solo falta que los autobuses dejen de ser conducidos por conductores sudamericanos acostumbrados a otro tipo de conducción (99%, por lo menos en la empresa PLANA). Y que pasen muchas mas inspecciones.
    Desde los 12 años hasta los 19 cogí un autobús (PLANA) dos veces al día como mínimo. Y no os podéis imaginar las barbaridades que he llegado a ver. La más gorda, un autobús cargado de niños perdiendo dos ruedas (así, sin más) en plena carretera (y a consecuencia casi volcar). Pero también podría mencionar un conductor muy majo que creyó que el cebrado era un carril más, y exclusivo para él (durante más de 200 metros), alguno que se ha llevado elementos de la vía pública maniobrando, circular a velocidades de miedo, saltarse semaforos y stops… ¿sigo?

    • ¿Y dónde opera esa compañía? ¿Nunca denunciaste nada, ni presentaste reclamaciones, ni quejas?

      • 50401

        Creo que es la principal compañia en la costa daurada.
        Yo no, pero si me consta que algunos padres pusieron denuncias (era transporte escolar). Y luego, cuando lo cogía para ir a la uni, llamamos un par de veces para quejarnos, pero vamos…

      • Josep Camós

        Años ha, yo pasé un par de correos a la empresa Sagalés, que opera en todo el Vallès, en Barcelona, porque las formas que se gastaban los conductores para con los pasajeros eran de escándalo.

        Nunca tuve una respuesta.

        • 50436

          Yo hice lo mismo con la empresa CONTINENTAL-AUTO (hoy ALSA) y tampoco hubo respuesta. Debe ser la tónica general

  • 51638

    Buscando información acerca del suceso que me ha ocurrido esta mañana he encontrado este artículo y me gustaría comentar lo que me ha pasado. El caso es que utilizo frecuentemente el, mal llamado, transporte público ya que toda su gestión es por empresas privadas y en la línea que frecuento (la 664 de San Lorenzo de El Escorial a Moncloa – Madrid) es frecuente que viajen pasajeros de pié.

    Hoy no he podido evitar llamar a la Guardia Civil para ponerles sobre aviso del suceso (viajaban 3 personas de esta manera) y pasando delante de un control a la entrada del Bus-Vao, no han procedido a operación alguna. Vuelvo a llamar y me comentan que han cotejado la información y que el autobús dispone del permiso correspondiente para circular con personas en pié.

    A mi entender y creo que con toda lógica, un autobús circulando a más de 100 km por hora (sospecho esta velocidad pero apuntaría a alguna más elevada) con cualquier mínimo frenazo, provocaría en estos pasajeros un daño seguro.

    Un saludo.

  • Isabella

    Hola, quería saber si el chófer está obligado a abrocharse el cinturón o no. Yo creo que sí, pero al comentar que el chófer de mi autobús (tramo Castro-Urdiales / Bilbao) no se lo abrocha, una compañera de trabajo me dijo que ellos no tienen la obligación. ¿Es cierto?