La DGT multa el cartel de la película Larry Crowne

Larry Crowne

¿Os acordáis cuando hace tiempo hablamos de la película “a tres metros bajo el cielo”? ¿o cuando hicimos lo mismo sobre el reportaje de Willy Toledo en el programa Caiga quien Caiga? Aquello era como Sodoma y Gomorra, todos sin casco, en moto, dando un nefasto ejemplo. Sobre todo en la película que el casco lo llevaban inexplicablemente en el codo. Pues bien, la DGT ha multado a la distribuidora de la película Larry Crowne porque en el cartel publicitario los protagonistas aparecen subidos en una moto sin casco.

Lo primero que me pregunté es por qué aquí si ha actuado la DGT y no en los anteriores casos y la respuesta la encontré en el Artículo 52 de la Ley de Tráfico, en el que lo explica perfectamente y que os reproduzco a continuación:

Se prohíbe la publicidad en relación con vehículos a motor que ofrezca en su argumentación escrita o verbal, en sus elementos sonoros o en sus imágenes, incitación a la velocidad excesiva, a la conducción temeraria, a situaciones de peligro o cualquier otra circunstancia que suponga una conducta contraria a los principios de esta Ley o cuando dicha publicidad induzca al conductor a una falsa o no justificada sensación de seguridad. Esta publicidad estará sometida al régimen de autorización administrativa previa, de acuerdo con lo establecido en la legislación reguladora de la publicidad.

Ahora entendéis por qué siempre en la mayoría de los anuncios en los que aparecen coches o motos ponen el típico texto al pie de imagen que reza: imágenes rodadas en circuito cerrado por pilotos profesionales, bla, bla, bla… Pues precisamente para evitar lo que se le ha escapado a la productora y que le va a costar 30.000 euros.

¿Es lógico que un cartel sea sancionable y una imagen en un reportaje o una película completa no? Hombre, pues sinceramente la verdad es que no parece que tenga mucho sentido. Pero también hay que reconocer que hay situaciones que se pueden evitar de una forma muy sencilla porque la disculpa que siempre ponen para salir sin casco es que no se les ve la cara a los actores. Pues para eso existen los cascos abiertos, que permiten ver la cara perfectamente y dar ejemplo.

Tirón de orejas para los dos. A la DGT por ser rigurosos en esto y no en otras cosas mucho más necesarias para la Seguridad Vial. Y a la productora por despistados.

Vía | Highmotor