La caja negra determinará quién es responsable en un accidente de un coche autónomo 

Autonomo-04

Ya habrás oído hablar alguna vez del coche autónomo , es decir, un coche que se puede conducir por sí solo sin conductor. El de Google por ejemplo ya sale por la carretera para realizar pruebas en condiciones reales de circulación. No es Google la única empresa, fabricante o institución que está investigando la tecnología necesario para el coche autónomo, que conste.

En Europa, en Estados Unidos y en Japón hay diferentes proyectos, ya sean públicos o privados, desde hace varias décadas. La realidad es que se han producido avances muy importantes en la tecnología y hoy estamos mucho más cerca de que en un futuro no muy lejano circulen, de verdad, coches autónomos. Una de las principales motivaciones para estos vehículos es que se estima que reducirán el número de siniestros viales.

Se producirán menos accidentes de tráfico

El planteamiento es sencillo: si la mayor parte de los accidentes de tráfico (por encima del 80 u 85 %) se deben al factor humano, si prescindimos de este deberían producirse menos accidentes. Teóricamente la máquina coche autónomo cometerá muchos menos errores, respeterá las normas, no sufrirá fatiga, no beberá alcohol ni consumirá drogas, no se distraerá, etcétera, por lo que debería ser más segura que un conductor humano.

Ahora bien, no hay nada perfecto ni infalible, y una máquina también puede llegar a fallar. Puede ser por las limitaciones de los sensores, que pueden no ver bien algo por culpa de algún factor externo (niebla por ejemplo), puede ser por una avería del sistema, o puede ser porque el computador que gobierna el coche autónomo tome una decisión incorrecta (será difícil, pero puede suceder).

Así que aunque se estima que el número de accidentes debería bajar notablemente, todavía se podrá producir alguno. Es más, durante un tiempo convivirán por las calles y carreteras coches convencionales conducidos por humanos y coches autónomos, así que las posibles múltiples situaciones serán durante un tiempo todavía complejas.

Hay que determinar quién es responsable del accidente

Cuando se produzca un accidente en el que esté involucrado un coche autónomo es necesario poder determinar con precisión, por una cuestión de responsabilidad (administrativa, civil o penal, según el caso), quién es el culpable del accidente.

Podría darse el caso de que ese coche autónomo en ese momento estuviera siendo conducido por el conductor humano, y este fuera el causante del accidente. Podría darse también el caso de que fuera el otro vehículo involucrado en el accidente el causante del mismo. O podría darse el caso de que fuera el propio coche autónomo el causante del siniestro.

Fuera lo que fuera, los fabricantes de automóviles y algunos organismos nacionales parecen ponerse de acuerdo en que se hacen más necesarias que nunca las cajas negras en los coches. De hecho esto no es algo nuevo y hace algunos años que algunas voces las proponen para todo tipo de automóviles, e incluso en Estados Unidos podrían llegar más pronto de lo que algunos se piensan. Si hasta ahora había resistencias a su llegada, con los coches autónomos será casi imposible negarse a su existencia.

La caja negra de un coche sería muy similar a la que montan los aviones (que también puede ser pilotados por el piloto humano o por el piloto automático, un sistema de funcionamiento autónomo). Registraría diferentes parámetros del funcionamiento del vehículo (velocidad, lugar, etc.), y entre otras cosas quedaría constancia de si conducía el conductor humano o la máquina autónoma, y en este último caso, qué procesos se producían, qué decisiones se tomaron o qué fallos tuvieron lugar.

Y esto será imprescindible para saber si los costes y las consecuencias del accidente deben ser asumidos por el conductor humano, por la aseguradora del vehículo o por el fabricante del mismo.

Las cosas van a ir cambiando dentro de unos años, y la legislación, y nosotros mismos como conductores y usuarios de la vía tendremos que ir adaptándonos. Veremos qué pasa.

En Circula Seguro | A quién pertenece la información de una caja negra?

  • Walter O’Dim

    Habrá que ver como los fabricantes implementan un sistema que les puede registrar como responsables directos de los accidentes en carretera. Estamos hablando de cientos, tal vez miles, de accidentes.
    Y no os engañeis son empresas que persiguen el lucro.

    Para la conducción plenamente autónoma (no digo el 100% del tiempo) en vehiculos particulares quedan no años, si no décadas.

    • Amparo 19

      Para mi, que será el contrario el que tenga que demostrar que el sistema del fabricante ha fallado y es el responsable de los múltiples accidentes que ocurrirán en un primer momento. El sistema del fabricante, implementará un sistema que en todo caso los registrará como NO culpables.

      • Walter O’Dim

        Creo que no se capta la ironía en mi primer mensaje, o no entiendo tu respuesta.