Javier: el camionero tecnológico

Webcam

Javier Costas divagaba hace unos días sobre las medidas con afán recaudatorio, haciendo de paso recordatorio de la influencia que tiene el estímulo visual. Otro Javier, en este caso camionero, demuestra en uno de los vídeos que he escogido para la ocasión que algunos no se cortan ni cuando el instituto armado anda por el medio.

El camionero tecnológico o el justiciero de la carretera, como está siendo apodado, es de Langreo, en la verde y salvaje Asturias. Lleva ocho años a bordo de un camión y desde hace tres comenzó a manejarse con el ordenador. Todo comenzó con las video conferencias que mantenía con su familia, a quienes sólo consigue ver los fines de semana y de refilón. Cuando vio que era posible grabar parajes bonitos probó a guardar en el disco su día a día; entonces fue consciente de que las infracciones que otros cometían y le obligaban a jugársela, quedaban registradas.

Un guardia civil le comentó que eso eran pruebas válidas en caso de accidente. Si alguien te la lía, frenas, vuelcas y la armas, te culparán a tí. Dirán que te dormiste y que por el traumatismo no recuerdas haberlo hecho. Ya puedes contar milongas, que incluso quedando registrado en el disco el bajón de velocidad por causa de la frenada, oficialmente te quedaste sopa al volante. Así que grabarlo no era tan mala idea. A lo que no está dispuesto Javi es a que la dirección general de tráfico o algún organismo judicial se base en sus vídeos para efecteuar denuncias e imponer saciones: y avisa de que el día que así sea dejará de colgarlos en la red.

He aquí dos muestras de lo que no debe hacer uno en la carretera. A veces, más que decir lo que hay que hacer, es aconsejable ver y casi experimentar por la posición de la cámara, lo que no está bien hecho.

 

 

 

  • Es impresionante… me he quedado sin palabras 😐

  • Este hombre es un crack, en serio, me cae bien. Lo que no entiendo es cómo no permite que se usen los vídeos para empurar a gente que ha quedado claro que ha cometido un riesgo propio y para otros, incluido él mismo. Esos adelantamientos son de retirada de carnet.

    Un amigo me comentó que haría lo mismo que él, grabar y cuando hubiese una salvajada, lo llevaba a la Guardia Civil, y al que se la ha liado, que le den “por el c…” (textualmente). Mejor que los sancionen o quiten puntos a que un día los saquen de su coche con cucharilla y bolsas negras… y que haya otras víctimas.

  • Es un crack si señor, bajo mi punto de vista, que no permita que los videos sirvan para enjuiciar a nadie, le hace todavia mas crack. No es su trabajo aportar pruebas a los juicios, esto no es como el patio de un colegio en el que siempre hay algun niño que se chiva de las travesuras de otros. Al igual que al niño chivato le pegan a la salida, despues de haber puesto su careto en la tele, a saber lo que puede hacer uno de los locos que ha grabado y que hubiera sido enjuiciado con unos de sus videos como prueba. Aunque no creo que esa sea la causa por la que no quiere que sus videos sirvan de pruebas, las pruebas debe aportarlas un representante de la autoridad, y si ya su trabajo es poco efectivo debido a la escasez de representantes, si ahora resulta que muchos podemos hacer parte de ese trabajo, pues me parece que se devaluaria el trabajo de los representantes, cobrarian menos y habria menos aun, y nunca va a ser lo mismo una prueba a portada por un profesional en hacerlo que por alguien que lo hace casi por casualidad.

  • Ya que sale el tema: el bélgica y alemania uno puede ejercer de vigilante del tráfico con toda la libertad del mundo. No sólo no desvalorizan el trabajo de la autoridad, sino que son gente que a nivel municipal posee un reconocimiento increíble por parte de los vecinos. No están ahí para joder, piensan sus vecinos, sino para protegernos de que algún cabrón con ruedas nos joda.

    En España también es legal y de echo la Guardia Civil ya lo comentó hace tiempo. Cualquier conductor con pruebas válidas puede actuar como acusación contra otro, sin impedimento de que, si la causa es suficientemente seria, exista también acusación pública por parte de la administración.

    Yo es que soy más bruto. En vez de denunciar, prefiero romper costillas al hijo de puta que ha puesto en peligro la vida de mi familia. Es más divertido, también.

  • Desde que vi la historia de este hombre en la tele, estoy cada día más tentado de montar un chiringuito similar en el coche de la autoescuela, sólo que en la luneta trasera. Os ibais a ¿reír? con la subnormalidad de la gente que cuando ve una “L” azul se le hincha la vena del cuello y se le transforma la cara en una especie de retrato robot de Chuckie.

  • Aitor, desconocia la situación de Bélgica y Alemania en este aspecto, gracias por la información.

    Estas cosas me recuerdan a una historia que me contó una persona que fué abogada de oficio en la época de Franco. Trabajo en un juicio en el que se acusaba a dos personas por escándalo público, eran dos homsexuales y se estaban “liando”, la prueba era la palabra de una mujer mayor, que los habia visto, MIRANDO POR LA MIRILLA DE LA PUERTA DE SU CASA. La pareja fué condenada.

    Con esta historia no pretendo comparar el acto de la pareja con quien va conduciendo, lo que quiero decir es que con la mentalidad de muchos españoles, con ese marujeo y alcahuetismo, si se le diera más bombo a la posibilidad de actuar como agentes, más de uno iba a ir con la cámara detrás de quien le caiga mal, y si resulta que esta persona se comporta bien en carretera, le acabaría poniendo una denuncia por no parar totalmente el coche en un stop, o por no respetar algunos de los límites ridiculos que hay por ahi, o a saber.

  • uhnm, perdon por un error que he tenido al contar la historia la abogada… en la frase MIRANDO POR LA MIRILLA DE LA PUERTA DE SU CASA, me refería a la cerradura, y de la puerta de la casa de la pareja, no de la vieja maruja.

    Bien, una posible causa de que el camionero no quiera presentar su videos como prueba, puede ser que por principios esté en contra del marujeo. Aitor no me ha dejado claro si le parecería bien o no aportar estas pruebas, pero dice que el no lo haría, que tomaría otras medidas, por lo tanto le libro de ser una maruja. En cambio, me sé de uno que usa bastante amarillismo en sus artículos.

    PD: Javier, no pretendo ofenderte, te lo digo desde el cariño, no me caes mal, para mi no sería un problema tomar unas cervezas contigo argumentarte lo del amarillismo.

  • Yo no lo haría por una sencilla razón: si tengo que estar esperando a que el sistema judicial castigue a ese que me ha provocado una tijera… ya puedo esperar sentado. El tío se irá de rositas y mientras tanto, yo tengo problemas con la empresa y la seguridad de que un día, por el comportamiento de un tío como ese, mi chica no volverá a verme el pelo.

    Y resulta que como es mucho mejor que los demás (preparo algo al respecto para que salga estos días), se la trae floja si me mato o no. Así que se lo explico como mejor sé hacerlo. Le cuento que va de duro y que los duros juegan a la ruleta rusa. Normalmente hay 5 contra 1 de salir vivo y eso es lo que ha estado haciendo hasta ahora, pero resulta que como yo soy también muy malo, le he cambiado el tambor y se va a volar la tapa de los sesos. Lo siento chiquitín, pero hasta aquí has llegado. Algún día te tocaba perder.

    No siempre es violencia física, por supuesto. A veces es más divertido sentir como crugen los cilindros de su motor bajo el peso de tu plataforma, cuando el tercer eje acaba subiéndose sobre su capó.

    Y sí, reconozco que está mal hecho. Pero duermo mejor y al de un tiempo veo a ese mismo tío respetando a los demás. Será que verselas tan mal como las que él iba provocando le ha servido para concienciarse. O a lo mejor es miedo.