Indignado por la Gumball 3000

Explosión

Últimamente soplan vientos de indigación motivados por la impotencia de ver cómo se ensancha la brecha que separa a los más poderosos de la gente que apenas sabe cómo va a llegar a fin de mes. Y esto que digo, que bien podría encabezar un artículo sobre las acampadas de nuestras ciudades, puede llevarse también, cómo no, al terreno de la seguridad vial.

Todos habréis oído hablar de la Gumball 3000, una carrera no declarada como tal en la que gente con altísimo poder adquisitivo paga un dineral por recorrerse 3.000 millas a través de las vías públicas de varios países. En esta ocasión, el trazado une Londres y Estambul haciendo parada y fonda en ciudades como París o Barcelona, por las que acaban de pasar. Y aunque se supone que no es una competición, raro es el año que no hay excesos de velocidad y situaciones de riesgo para los conductores que se topan en las autopistas con esta panda de pijogarrulos con ínfulas de semidioses.

Alguien podría pensar que son libres de hacer con su dinero lo que les venga en gana y que, si pasan de las leyes relativas a la circulación, ya se encargará la Policía de intervenir, ¿verdad?

En realidad, el problema de la sanción se lo sacuden de encima con una sonrisa condescendiente, pagan en el acto y a correr, como quien pasa por un peaje más de los muchos que tenemos por aquí. Les requisan el permiso de conducir y ellos siguen, como quien oye llover. Caso distinto fue el del año 2007, cuando en mitad del supuesto rally, allá por Macedonia, uno de los participantes que viajaba a 160 km/h se llevó por delante a un matrimonio que iba en un Volkswage Golf. El vídeo que mostraba las consecuencias de aquella barbaridad dio la vuelta al mundo:

Así pues, ya tenemos un elemento más que valorar. Ya no es la multa que les pueda o no caer y la desfachatez con que se despachan en cada país que tiene la desgracia de albergarlos. Es que se la van jugando y van jugando con cualquiera de nosotros.

Pero hay más. A 160 km/h iba el que mató a aquel matrimonio, aunque según algunos superaba los 200. Tanto da. Mientras a estos se les permite (porque se les permite) que vayan a pedal pisado, a los ciudadanos de a pie nos explican con la ayuda de Epi y Blas (donde Epi es Sebastián y Blas, Navarro) que yendo a 110 km/h ahorramos que es un gusto, bajamos la contaminación y además somos todos mucho más felices porque nos matamos menos.

Gasolinera

“No somos tontos”, titulaban de forma airada un breve los editores de la revista Tráfico y Seguridad Vial al hablar de las críticas generalizadas que había recibido la medida de los 110 km/h. No, desde luego: para nuestros representantes públicos los tontos somos todos nosotros, los conductores, los ciudadanos, los contribuyentes, a los que toman el pelo como quieren y cuando quieren.

No se me malinterprete, que yo no soy de pisarle. O sí, dependiendo de las circunstancias, pero no es eso lo relevante. Lo que me molesta no es que nos recorten velocidades ni que nos digan que vayamos con cuidado, que estamos en el buen camino, que tenemos que hacer un esfuerzo por controlar nuestra siniestralidad vial. Eso de que nos traten como a tontos ya lo tengo yo asumido, así que realmente no me molesta.

Lo que de verdad me indigna es que estemos todos haciendo un esfuerzo por respetar las normas del juego y por no enviar al cuerno a esos que nos tratan como idiotas, esos que a la mínima que te pasas ya te hacen sentir como un delincuente, mientras que luego vienen estos señores de la Dumball…, perdón, Gumball 3000 y a golpe de talonario insultan a la inteligencia de toda una sociedad. ¿Que la velocidad mata? ¡Anda, ya! Lo que mata es no tener dinero para pagar la multa y llegar a fin de mes.

Mossos d'Esquadra junto a un participante de la Gumball 3000Mossos d’Esquadra junto a un participante de la Gumball 3000

Para muestra, el botón de la indignación: que haya funcionarios dispuestos a reírles las gracias a estos individuos es, como mínimo, preocupante. Oye, que en la vida me he encontrado yo con un mosso d’esquadra que me sonriera al hacerme pasar al arcén para pedirme la documentación. Pero, claro, yo no llevo un Veyron ni más de 20 euros en la cartera. Para que luego digan que la literatura del Siglo de Oro no es actual: “Poderoso caballero es don Dinero”. Y el nuestro, un país de pandereta.

Si de verdad esto es un espectáculo, que lo sea. Que corten calles y plazas, autopistas y autovías, que lo llenen todo de vallas y que pasen los de la Gumball 3000 pisándole a fondo. Un espectáculo de Motor como otro cualquiera que seguro contará con la asistencia de todos los amantes de los buenos vehículos, que un poco más de pan y circo ya no nos viene de aquí. Eso sí, que no nos maten por el camino, que los hay que tenemos que ir a trabajar mientras conservemos el puesto.

Foto | Javier Costas, LandesGumball
Vídeo | MadWhips

  • escargot

    Pues el de la foto no es ningún crío para andar haciendo esas cosas… Y, puestos a criticar, ni siquiera lleva un calzado adecuado para sentarse al volante.

    Había oído algo pero no sabía lo que era. ¿Tienen algún código ético en Internet para que lo leamos? Luego la gente habla de las concentraciones moteras pero a éstos nadie les dice nada… ¿o qué?

    Es todo una tomadura de pelo. Ya lo estábamos hablando a propósito del 30 de Junio. Aquí se criminaliza a la gente normal, nos dicen que si ponemos el coche a 110 ya somos unos insolidarios y unos criminales (si no… ¿a qué viene la multa?) y mil cosas más y además quieren hacernos la foto. El interés recaudatorio de la DGT, o del Gobierno, o de quien sea, es escandaloso. No mandan a la Guardia Civil a ayudar a la gente, no… los mandan a vaciarnos los bolsillos.

    Y claro, lo que cuesta una multa para unos es básico no perderlo, para otros son migajas… pero las consecuencias de un golpe serían las mismas para todos. Pero eso ya sabemos que no importa, nos van a seguir tratando como si fuéramos todos tontos. Será que el que está forrado no es de carne y hueso como los demás.

    • 51354

      Como puede ser llevar un veyron con chanclas de las malas? Xd. Espero que lo hayan multado por subnormal(no se si és multa conducir con chanclas).

  • muchachoseguro

    Está claro, para situaciones como esta, lo ideal es el sistema que hay en Finlandia: pagas según tu renta. Esta idea, en conjunción con las multas sin fronteras ayudaría a mitigar el problema.

    • nomar55

      El problema es que en Finlandia se multa de acuerdo con la declaración de la renta de la persona que comete la infracción. No obstante ¿Qué pasa cuando ésta gana mucho dinero negro que no declara a Hacienda?

  • 51354

    Si tienen tanta pasta pués que pidan una autorización a la DGT (igual que pasa con los rallies y demás pruebas deportivas que se disputan en vias públicas) y santas pascuas, que con lo rápido que van, seguro que no causarian muchas molestias a los demás conductores (tampoco sé si se puede pedir una autorización de estas para la Autopista). Admito que participaria sin dudarlo.

  • pepserra

    Y mientras…en España debatiendo entre si 110 o 120 0 140 o 170…
    no me direis que no hay para perder la confianza de nuestros dirigentes
    snif

  • 51362

    El problema no es de la gente que organiza el rally, ni de los que participan, ni de los dirigentes, el problema es nuestro, que parecemos BORREGOS tragando con todo lo que este gobierno nos impone.

    Mientras haya futbol lo demas da igual.

    En fin…

  • s63aut

    Lo malo de todo eso es que parece que hacen la vista gorda con ellos en muchos países, pues dejan mucho dinero por donde pasan, es más, alguna vez que les han puesto problemas en un país, “amenazan” con no pasar más por él, como si les hicieran un favor dejando caer unas moneditas al cruzarse con los simples mortales.

    No deberían dejarles seguir cuando pagan, pues es un delito continuado, no un hecho puntual, también deberían pagar según su poder adquisitivo, para unos es mucho mil euros y para otros es calderilla, les da igual incluso que se queden con el coche, tienen para comprar cien más como ese.

    Es cierto lo de la mayor división entre ricos y pobres, el mundo va muy mal en general y los países que podrían dar ejemplo tienen como meta ser como los países pobres en derechos laborales y humanos en general, así que mal vamos por ese camino; a largo plazo ni siquiera disimularán, harán lo que les plazca, como ya lo hacen con otras muchas cosas, corriendo como corren los políticos en sus coches oficiales, con escolta y todo, porque son ricos y tienen preferencia.

    Se podría cortar el tráfico y que pasaran como cuando pasa un rally, pero supongo que la “gracia” está en hacer el gamberro, en hacer cosas ilegales, pero si les tienta lo ilegal, que se metan en una patera e intenten atravesar el estrecho, ahí sí que hay emociones fuertes.

  • escargot

    Me parecía inquietante que los mortales no tuviéramos información sobre las carreteras por las que pasan estos nenes, pero he descubierto que ni ellos lo saben, mirad el primer párrafo de este enlace:

    http://motorfull.com/2010/11/gumball-3000-de-nuevo

    Eso pone las cosas aún peor.

    No es sólo que no están en un circuito cerrado… ¡es que ninguna carretera está libre de esta carrera! Da miedo pensar que podamos encontrarnos a un zumbado por una de esas carreteras de montaña por las que mucha gente normal ni se atrevería a ir.