Fresnel TruckView, o cómo reducir el ángulo muerto a bordo de un camión

Colisión por ángulo muerto

Uno de los problemas más habituales de la conducción se encuentra a la hora de realizar maniobras. Por eso siempre se dice que antes de la maniobra y durante su ejecución hay que observar la zona hacia la que nos moveremos. Si vemos otros vehículos o incluso obstáculos que nos impidan realizar la maniobra, es cuestión de replantearse la situación y buscar un momento mejor para llevarla a cabo.

Claro, que el problema real está en esas situaciones en las que no vemos a nadie, y sin embargo hay alguien ahí, oculto en lo que llamamos nuestro ángulo muerto, ese espacio que queda entre lo que nos muestran los retrovisores y lo que vemos sin necesidad de espejos que impide que veamos, por ejemplo, a los ciclistas.

Cuando circulamos con un coche, podemos combatir ese ángulo muerto observando por los espejos interior y exterior y desviando la mirada hacia el lado al que nos moveremos. De esta forma, el ángulo muerto se reduce considerablemente. Pero, ¿qué se puede hacer cuando es un camión lo que llevamos? La normativa actual exige que los espejos cubran buena parte del perímetro del vehículo, pero el hueco que queda en el lateral delantero de la cabina sigue siendo un enorme ángulo muerto.

Aunque este problema también tiene solución.

Lente Fresnel Truckview

Desde Almería nos presentan un objeto que, siendo sencillo, ayuda enormemente a combatir el ángulo muerto en vehículos pesados. Es la lente Fresnel Truckview, una lámina fina, transparente y lisa al tacto que, colocada por el interior de la ventana derecha, da una visión clara de lo que sucede en la parte exterior del vehículo. El conductor no ve un reflejo de los vehículos que lo rodean, como sucede con los retrovisores, sino que realmente observa a esos vehículos a través de la ventana.

Ángulo muerto

La lente Fresnel Truckview es muy conocida en el Reino Unido, donde la emplean más de 900.000 camiones. De hecho, el organismo británico equivalente a nuestra DGT participó en la distribución de la lente entre los transportistas del país para disminuir los datos de siniestralidad que tienen que ver con esa dificultad del campo visual. El resultado fue contundente en aquel país: las colisiones se redujeron en un 59%.

La empresa responsable del invento ha iniciado ya su desembarco en Francia, Alemania, España y Bélgica, aunque en el caso español no hay noticias de que la DGT vaya a promover la instalación del dispositivo como sucedió con el organismo británico. Lástima, porque parece una buena iniciativa para aquellos profesionales del transporte que quieran circular con un plus de tranquilidad.

Más información | Vista Segura

En Circula Seguro | Reducir el ángulo muerto es cuestión de un simple giro de cabeza