Faros láser, ¿serán el futuro?

Laser-1

A la hora de conducir, tan importante como ver es ser visto, ya lo sabes. Que nuestro vehículo lleve en correcto estado todas las luces, para que de noche el resto de vehículos nos vean bien, es fundamental para evitar un accidente grave porque no había forma de saber, hasta que fue demasiado tarde, que estábamos ahí.

Solucionada esta cuestión desde hace décadas, al menos en lo técnico, la industria del automóvil ha estado trabajando sin parar en mejorar el otro aspecto de la iluminación: el ver lo mejor posible la carretera. La tecnología no ha parado de progresar y hoy en día hay soluciones sorprendentes.

Hace ya tiempo que de las lámparas de incandescencia pasamos a las lámparas halógenas, generalizadas en todos los modelos de automóviles para las luces de cruce y carretera (las cortas y las largas). Las halógenas fueron en su día un importante avance que daba más luz a los conductores.

Más luz al conducir de noche significa más seguridad

El deseo de tener más y mejor luz al circular de noche nos ha traído otras tecnologías más recientes, con el afán de iluminar más distancia, tanto a lo ancho como a lo lejos, para poder ver antes lo que sucede y así poder reaccionar más pronto y mejorar la seguridad.

Después de los faros con lámparas halógenas llegaron los faros con lámparas de xenón, que dan una luz más intensa, homogénea y blanca, y a continuación, sin que llegaran a popularizarse estos, se lanzaron los faros Full LED, que consumen menos energía, duran más horas e incluso consiguen dar algo más de luz.

Lo último que han presentado los fabricantes de componentes y de automóviles son los faros láser. Estos son el no va más de la técnica y son los faros más potentes y luminosos que nunca se han creado.

Los faros láser generan un haz luminoso hacia la carretera al pasar la luz láser a través de una lámina de fósforo para corregir su color, y una lente que proyecta el haz sobre una superficie refectante del faro (que finalmente la proyecta hacia delante a través de otra lente o no, según el diseño del faro). Un láser consiste, muy básicamente, en un dispositivo capaz de emitir un haz de luz coherente, que además suele ser amplificado, mediante un efecto denominado emisión inducida o estimulada.

La luz que generan los faros láser puede llegar hasta los 600 m de distancia por delante del vehículo, aproximadamente el doble que los faros Full LED, cubriendo todavía más anchura que las otras tecnologías. La luz que se genera es muy blanca, de unos 5.500 K de temperatura de color, muy cercana a la luz del día.

Ver a tanta distancia permite que de noche no nos sorprenda nada de manera imprevista, como por ejemplo un animal que se ha puesto a cruzar la carretera. Tenemos mucho margen para verlo y reaccionar.

El problema que tienen unos faros que generan una iluminación tan intensa es que pueden deslumbrar al resto de usuarios de la vía. Sin embargo eso también se ha previsto y existen soluciones tecnológicas para evitarlo.

Spot-light

Aunque un poco diferente según el fabricante, como poco se incluye un sistema que desconecta automáticamente la luz de carretera si se detecta otro vehículo, pero los sistemas más avanzados de faros láser suelen contar con varios emisores de luz y con una matriz de diminutos espejos que la reflejan, que se pueden activar y desactivar, e incluso orientar hacia un lado u otro.

Esto, en combinación son sensores de luz ambiente y con otros sensores del coche, como radar, lídar y cámara de vídeo, que detectan si hay un vehículo delante de nosotros, si viene un vehículo en sentido contrario o si hay un peatón a punto de cruzar, permite atenuar y reducir el haz de luz de manera selectiva en la zona donde se encuentre el usuario que se podría deslumbrar. Los faros láser ahora mismo se combinan con faros LED, y en principio son solo para la luz de largo alcance.

El control dinámico de los faros es tan avanzado que también se puede hacer todo lo contrario, intensificar una zona concreta del campo de iluminación, para dar más luz y señalizar un peatón o un animal que se asoman por el borde de la calzada. Este sistema dinámico empezó a utilizarse con los faros matrix LED, y se ha mejorado con los nuevos faros matrix láser.

Muy pocas marcas los venden ahora mismo, BMW y Audi por el momento, y tienen un gran inconveniente: su elevado precio (muy muy elevado), sin embargo aportan ventajas muy interesantes y ya veremos si, tal vez con los años, se abaratan. Si lo consiguen quizás sean el futuro de los faros de automóvil.

Vídeo | Audi (YouTube)
En Circula Seguro | ¿Tenemos cuidado de no deslumbrar con las luces al resto de usuarios?

  • AliciaG

    Habrá que ver cómo funcionan en carretera, no para quien los lleve instalados en su vehículo sino para el resto de usuarios de la vía. Los faros de Xenon se legalizaron y se extendieron, pero realmente a mi me da la impresión de que lo hicieron sin darse cuenta de que deslumbran como la madre que los parió y son extremadamente molestos para el resto de conductores. En mi opinión los faros de Xenon deberían estar prohibidos. Sobre los laser, opinaré cuando me cruce o lleve por detrás a un coche que los tenga instalados.