Estos son los siete factores de riesgo más frecuentes en los siniestros viales

factores-de-riesgo-siniestros-viales

El hecho de circular con nuestro vehículo implica un riesgo. El aceptar la posibilidad de sufrir un siniestro vial, por pequeña que esa sea. Sin embargo, si todos respetamos la normas y seguimos los consejos sobre seguridad vial, el nivel de riesgo al volante baja drásticamente.

Existen ciertos factores que hacen mucho más probable los siniestros. Las estadísticas demuestran que la velocidad, el consumo de alcohol y drogas, la enfermedad, el estrés, la fatiga y el sueño, son condiciones muy relacionadas con la siniestralidad. Estos son los llamados factores de riesgo:

Una velocidad elevada

La velocidad excesiva o inadecuada es una de las principales causas de la siniestralidad vial. Se calcula que este factor de riesgo se relaciona con uno de cada cinco siniestros con víctimas. La velocidad no solo provoca por sí sola una gran cantidad de siniestros viales, sino que agrava en cualquier caso sus consecuencias.

A pesar de las nuevas tecnologías en los vehículos y las mejoras de las carreteras, la velocidad excesiva o inadecuada sigue siendo un factor de riesgo porque siempre potencia el error humano:

  • Hace alterar la percepción y la atención en la conducción.
  • Resta tiempo en la toma de decisiones al aumentar el tiempo y la distancia para reaccionar con seguridad ante cualquier imprevisto en la circulación.
  • Complica la ejecución de determinadas maniobras, sobre todo en curvas o en frenadas de emergencia.

Por tal motivo, habrá que circular siempre a una velocidad moderada y adecuada a las circunstancias de la vía, del vehículo y de nuestro estado. De esa forma evitaremos riesgos y posibles lesiones.

Uso de droga, alcohol incluida

El alcohol es un claro factor de riesgo en la conducción. Según la DGT, de cada 100 accidentes mortales, el alcohol está implicado entre unos 25 y 30 de ellos. En España, el alcohol solo o en combinación con otras sustancias está presente en cerca de 70% de los conductores fallecidos en carretera y en casi el 55% de los peatones que perdieron la vida en siniestros viales.

Al igual que el alcohol, el resto de drogas también ocasionan muchos siniestros viales. Estas pueden alterar gravemente nuestra capacidad para conducir con seguridad, y suelen ser ilegales. Nos referimos a las llamadas drogas de abuso, entre las que destacan el hachís, la marihuana, la cocaína, las anfetaminas, el éxtasis o la heroína. A principios de 2018 un conductor de Vigo se hizo vergonzosamente famoso tras dar positivo en todas las drogas del test de Tráfico.

Mientras la mayoría de los conductores españoles sí tienen interiorizado el riego que supone beber alcohol y conducir, hay quien todavía disocia el peligro y las drogas. Por todo ello, es muy importante tener claro los peligros reales derivados de la conducción bajo el efecto de las drogas. Bien para no tomarlas, o para evitar que otros las tomen si van a conducir un vehículo. Cualquier alteración en nuestro organismo puede llegar a tener unas consecuencias fatales al volante.

Las enfermedades y los medicamentos

Distintas enfermedades pueden dar lugar a un estado en el que nuestro organismo no se encuentre a pleno rendimiento. Por ello, muchas enfermedades pueden alterar gravemente las capacidades básicas necesarias para una conducción segura. Además, cuando nos encontramos enfermos es muy habitual que debamos tomar medicamentos y muchas de esos fármacos también pueden representar un riesgo mayor para la conducción de vehículos.

factores-de-riesgo-siniestros-viales-cansancio-fatiga

Son muchas las enfermedades que pueden implicar algún riesgo para la conducción. Entre ellas destacan algunas muy comunes, tales como: la hipertensión, la gripe, el resfriado común, las alergias, la bronquitis, la diabetes, el insomnio y los trastornos mentales. Respecto a los fármacos, debemos ser prudentes, especialmente con los ansioliticos, los sedantes, los hipnóticos, los antidepresivos, los neurolépticos (o antipsicóticos) y los psicoestimulantes, entre otros.

Por tanto, cuando se padece una enfermedad o se está consumiendo medicamentos, es muy importante consultar al médico para que nos oriente acerca de las precauciones que debemos guardar al volante. Hay que tener en cuenta que nuestro estado físico influye sobre el efecto de los fármacos y que existen muchas diferencias individuales en los efectos secundarios que podamos sufrir.

El estrés y la fatiga

El estrés se produce cuando una persona percibe una situación como una amenaza, un desafío o algún tipo de pérdida o daño. De los distintos tipos de situaciones generalmente estresantes destacan los llamados estresores vitales. Cuánto más intenso sea el estrés o cuantas más situaciones estresantes ocurran, mayor es el riesgo de accidente y la gravedad del mismo.

La fatiga es un importante factor de riesgo al volante y que está relacionado con al menos un 20-30% de los siniestros viales. Conducir sin descanso durante demasiado tiempo siempre termina por afectar gravemente las capacidades necesarias para una conducción segura. Además, hay toda una serie de factores que pueden potenciar el efecto de la fatiga, adelantando su aparición y haciendo que sus síntomas sean más intensos.

El necesario sueño

factores-de-riesgo-siniestros-viales-dormir

Y, por último, el sueño es uno de los mayores enemigos que tenemos al volante. Según la DGT, el sueño es un factor implicado de alguna manera entre el 15 y el 30% de los siniestros que se producen en España. Detrás de este factor de riesgo hay muchos accidentes producidos tanto de día como de noche. Entre los que destacan, por ejemplo, el llamado accidente solitario o muchas colisiones por alcance. Mejor echarse una cabezada en un área de servicio.

Hay muchos conductores que no tienen en cuenta estos factores de riesgo. Creen que los siniestros viales ocurren por culpa de los demás. Quizás por ese motivo no respetan las normas de convivencia en la vía pública e ignoran los consejos de seguridad vial. Se trata de conductores que, de forma irresponsable, no solo ponen en peligro su vida sino también, a las personas que viajan con ellos y al resto de usuarios.

Más información | Factores y valores de riesgo (DGT)
En Circula Seguro | Los diez factores de riesgo que más afectan a nuestra atención en la conducción

Imágenes | iStock/kicia_papugaiStock/tommaso79iStock/Art-Of-Photo,