En el camión, el exceso de horas y el tacógrafo se llevan la mayor parte de las denuncias

Camión
Ser transportista no es fácil. Horarios estrictos que cumplir, jornadas maratonianas y el estrés que conlleva transportar mercancías hasta un destino son algunas de las dificultades típicas. La DGT ha emitido una nota de prensa en la que se detallan las infracciones más comunes dentro del gremio, y el exceso de horas al volante o los problemas encontrados en el tacógrafo son las que más se producen.

El tacógrafo es una gran herramienta para controlar irregularidades, entendiéndose por ello que registra las velocidades máxima y media, los tiempos de espera, las RPM, kilómetros recorridos, frenadas bruscas o grandes aceleraciones… y a partir de ello se pueden sacar conclusiones de cómo ha ido el viaje. Si se han hecho demasiadas horas (fácilmente calculable a partir de velocidades y kilómetros recorridos, más tiempos de ralentí), o si ha habido alguna incidencia destacable, quedará todo registrado.

El exceso de horas como consecuencia de la alta exigencia

Sin querer levantar el dedo acusador, porque no dispongo de datos, se me ocurre pensar que el exceso de horas, siendo algo que se puede comprobar muy fácilmente, esté debido a las exigencias de horario que se deben cumplir. No hay que ser un lince para llegar a la conclusión de que los transportes por carretera deben cumplir plazos estrictos para ser lo más rentables posible. Este exceso de horas repercute negativamente, como sabemos, en la condición del conductor y puede ser una fuente de contratiempos.

En la página del Ministerio de Fomento podemos encontrar detallado los tiempos de descanso obligatorios, y si tenemos en cuenta que está permitido un máximo de cuatro horas y media de conducción ininterrumpida (con un máximo de 9 horas al día, ampliable a 10 horas en algunos casos), nos damos cuenta de que las jornadas deben ser agotadoras. Y eso, sin hacer horas extras (prohibidas, igual que los incentivos por kilómetros recorridos o “marcas” de tiempo).

Aún así, el exceso de horas es claramente uno de los casos más sancionados. ¿Por qué? No puedo responderlo.

Trucar el tacógrafo… algo muy viejo y perseguido

Tacógrafo analógico Tacógrafo analógico

El trucaje del tacógrafo está muy ligado al exceso de horas (se trucan para poder hacer más horas sin que se registre el suceso), pero también a las velocidades alcanzadas, por ejemplo. Los métodos para hacerlo son múltiples, secretos y por supuesto, totalmente ilegales. Tanto que se recurre a formas algo estrambóticas para lograr trucar el tacógrafo. Para muestra, un botón (de la Voz de Galicia):

El modo en el que se realizan estos trucajes es el que lleva a los investigadores a sospechar de que puede haber una especie de organización que se encarga de coordinar los trabajos para manipular los tacógrafos. Según pudo saber La Voz, se sospecha que los interesados en el trucaje llaman a un número de móvil que va variando para no dejar rastro de las llamadas. El interlocutor dice el precio del servicio, unos 1.500 euros, e indica al camionero los pasos a seguir, dónde dejar el vehículo y a qué hora recogerlo. Nunca hay contacto entre las partes.

Digno de Los Soprano. Lo que ya no es digno de nada es el peligro potencial de circular más horas de las permitidas, o a velocidades superiores a las recomendables (y permitidas). Eso ya no es divertido. Por eso, las sanciones impuestas me parecen de lo más normal, más que nada porque el dispositivo de control que la Dirección General de Tráfico ha llevado a cabo ente el 11 y el 17 de febrero ha dado como resultado 5.522 conductores de los 24.000 controlados. Un 23% de conductores de camión sancionados. Y me parece muchísimo. Podéis ver toda la información y el desglose de los datos de denuncias en el enlace final.

Más información | DGT (PDF)
Fotos | indigoprime, Paettchen

  • HijoDeCain

    El exceso de horas en un camión debe medirse por la exigencia, propia o del propietario por maximizar el número de portes del vehículo… y no sólo ocurre en el transporte de mercaderías.

    Cualquier usuario de las líneas de transporte interurbano, podrá dejar constancia de como se realizan los cambios de conductor en las paradas de servicio. ¿Alguien sabe como llego el conductor nuevo allí?

    Alcoholímetros que no te dejan arrancar el coche y otros artilugios llegan a las páginas de la prensa con bombos y platillos, pero el tacometro sigue siendo básicamente el mismo método desde hace decadas.

    Una mejora rápida. Coloca un escaner de huella dactilar con el tacómetro digital (algunos portatiles ya lo traen), y se acabo el tema de pasar de un vehículo a otro para saltarse el límite de horas.

    Otra más. Deja de pedir al conductor que guarde los discos o la SD y mandalos por movil a una base de datos centralizada y se termino la perdida de los discos, por si a veces compensa la multa sobre el porte.

    Y una última para no trincarse sólo al conductor. Las rutas deben estar cerradas con una hora de origen y otra de finalización reales y con una fe de ruta (descansos, kilometros, etc), de la que se responsabiliza el dueño de la empresa o el gestor de la carga, mediante documentación, que al final el primero que no quiere quedarse dormido en el volante, es el propio conductor.

  • escargot

    Acabo de entender qué hacía aquel montón de discos de tacógrafo al lado y debajo de mi coche un día que fui a cogerlo para ir al curro… la mafia en casa, señores.

  • nano

    Cuando la empresa decide q el conductor tiene q superar el tiempo de horas de conducion en un cincuenta porciento a quien repercute la sancio.gracias por la contestacio

  • La culpa la tiene la Sociedad porque esta durmiendo sobres si mismo. Con su propia mente pone el lobo como guarda a las ovejas y al final
    castiga las ovejas por que no se defienden y se dejan devoradas por el lobo. Si no seria para llorar estaria de risa.
    El empleador y el empleado son dos ajedrecistas. El empleador tiene su
    equipo de asesores (variando el “volumen” de su “cuadrilia” a relaciòn con su cartera)y cumple con lo que se llama “persona ideal (o, juridica) mientras el empleado es una “persona natural”.
    A las problemas que le pone su empleador tiene que . . . pagar (de cualquier forma. Para negarte de alguna cosa no vale los cojones. Como en el ajedrez no puedes ganar ningun titulo “por cojones” (por “argumento de la fuerza”) sino por “fuerza de el argumento”.
    Si tu decides no ejecutar uno de los ordenes que recibes y por tus cojones haces lo que sabes que la ley esta precisando, pues no es un juego cojer tal decisiòn por que el vehiculo, el combustible necesario para dezplazarlo, el hecho de sacarlo del medio de un “proceso tecnologico complejo” (la mercancia es mas que los pasageros, tiene hora cuando otro (otros) la esta preluando (como a un liston en las carreras de revelo”. Si tu no acertas bien, y tras tu decision el equipo de asesores te demuestran matematicamente que no eres tu el que tienes razon, pagas mas de lo que podias pagar si ocurria pillarte la guardia que no cuadras con la ley.
    El problema principal es que este trabajo es el mas expuesto trabajo al publico, y el publico se convierte en un espectador (como el de futbol) y opina de cualquier poziciòn, sabiendo algo o no sabiendo nada, y con su propia ignorancia da el impulso necesario a este bumeran (que despues se viene en su propia contra) y al final se pregunta perplejo por que es el, el que paga.

  • Que tiene que ver el “trucaje del tacografo” con la velocidad? El camion tiene limitador de velocidad a 89 kms/hora. La velocidad solo se puede superar cuestabajo, y nadie se pone a “trucar el tacografo” antes de bajar una cuesta (y despues revenir a normal). El chofer no tiene motivacion alguna para trabajar mas horas. Todo este interes es solo de el empleador. La Sociedad junto con el empleador aprietan a el chofer, obligandolo a legitima defensa y despues la Sociedad le castiga como por un ataque. Es tanto maquiavelismo en este trato que te da asco.

  • Pingback: Normativa, tipos y vida de los neumáticos para vehículos pesados de transporte - Circula Seguro()