En bicicleta no te olvides de las luces

5

De bicicletas también hablamos en Circula Seguro, porque además de ser un medio de transporte eficaz y económico, como te solemos recordar, en España se consideran un vehículo más, tienen que circular por la calzada, y los ciclistas tienen que respetar las normas de circulación como cualquier otro conductor e indicar las maniobras. Los ciclistas son además un usuario de la vía vulnerable, porque en caso de encontronazo con un automóvil tienen las de perder. Es por eso que un ciclista responsable y precavido será un ciclista seguro.

En esta ocasión, y ya casi metidos en el invierno con días más cortos, nos encontramos que podemos salir de casa todavía de noche y volver a ella cuando ya ha anochecido. En los automóviles es obligatorio encender las luces entre el ocaso y la salida del sol. Pues bien, en las bicicletas también.

Es obligatorio, es para que te vean

Ten en cuenta que el Reglamento General de Circulación en España obliga a que las bicis equipen (y enciendan) luces de posición delantera y trasera si van a circular de noche, o por túneles y pasos inferiores, y zonas de visibilidad reducida (por ejemplo por niebla), tanto al circular en ciudad como al circular por carretera. Y ten en cuenta que te podrían multar por no llevarlas.

Pero esto no es una cuestión de obligar o no, o de recaudar dinero a través de multas o no. Es una cuestión de seguridad. Las luces en la bicicleta te harán visible, y eso redundará en tu seguridad. Circulando por ciudad tal vez pienses que con la iluminación de las farolas es suficiente, pero tampoco te confíes. Y desde luego circulando por carretera donde no hay luz, son imprescindibles y vitales.

Recuerda una frase básica en la circulación: tan importante como ver es ser visto. Si no llevas ni reflectantes ni luces no te verán hasta que el vehículo que se va a cruzar contigo esté encima tuyo y entonces puede ser demasiado tarde para que su conductor reaccione a tiempo para evitar arrollarte.

En la bici tienes que llevar delante una luz delantera de posición de color blanco (y también puedes llevar un reflectante de color blanco), y detrás un reflectante de color rojo (que no sea triangular) y una luz trasera de posición de color rojo, todas homologadas. Son muy recomendables también los reflectantes de color blanco o naranja en las ruedas (en los radios por ejemplo) y en los pedales. Recuerda: en cuanto oscurezca enciende las luces.

En el mercado puedes encontrar muchos tipos de luces. Hoy en días gracias a los LED, las pilas o las baterías recargables de las luces de bicicleta duran mucho más y además su intensidad y brillo es más alto y te pueden ver a mayor distancia. Cuanto más lejos te vean tanto mejor: recuerda que es por tu propia seguridad. Si además vas a circular por carretera no se te olvide que tienes que llevar también al menos una prenda reflectante (como por ejemplo un chaleco).

En Circula Seguro | ¿Cuándo es obligatorio usar casco al circular en bicicleta?