Embarazadas al volante: todo lo que debes saber

Embarazada al volante

¿Puedo conducir hasta antes del parto? ¿Es obligatorio utilizar el cinturón de seguridad? ¿Qué debo hacer con el airbag? Son algunas de las dudas que más surgen a muchas de las mujeres que se desplazan en coche durante el embarazo.

Desde la Dirección General de Tráfico señala que la mujer gestante tiene el mismo riesgo de sufrir lesiones por accidente de tráfico que cualquier otro ocupante del vehículo. Sin embargo, las consecuencias se traducen en daños tanto para ella como para el feto. De ahí la importancia del conocimiento y empleo correcto de los dispositivos de retención, con el fin de prevenir los riesgos de un accidente.

Hablamos con uno de los mayores expertos en Sistemas de Retención para embarazadas, como es Ricardo Alemán, un educador vial almeriense que lleva a cabo en Roquetas de Mar (Almería) un innovador proyecto de formación para este colectivo, por el que han pasado más de 500 mujeres y familiares directos de las mismas. Ahora se propone un nuevo reto para este colectivo: conseguir sistemas de retención para los taxis de esta localidad, como actualmente lo tienen en el caso de los menores con los sistemas de retención infantil.

El embarazo incrementa el riesgo de accidente de tráfico

Un estudio realizado por un grupo de científicos canadienses, revela que las mujeres embarazadas son más propensas a sufrir un accidente de tráfico, que puede causar la muerte del feto o poner a ambos, madre y futuro bebé en riesgo de discapacidad.

Una conclusión que se llegó tras analizar a 507.602 mujeres que dieron al luz entre 2006 y 2011 y comprobar que algunas condiciones propias de la gestación como náuseas, fatiga, insomnio o falta de atención, podrían propiciar cometer errores al volante, aumentando con ello el riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

Los datos, que fueron publicados en la revista Canadian Medical Association Journal bajo el título “Embarazo y riesgo de accidentes de tráfico”, revelaron que del total de estas mujeres sufrieron 6.922 accidentes – 177 al mes – a lo largo de los tres años previos a quedarse embarazadas, mientras que en el segundo semestre del embarazo sufrieron 757 accidentes – unos 252 al mes -, mientras conducían el vehículo.

El citado estudio revela que, estadísticamente una de cada 50 mujeres embarazadas estarán involucradas en un accidente de tráfico en algún momento de la gestación, sobretodo en el segundo trimestre en el que hay un mayor riesgo de sufrir un accidente grave.

En 2013, la tasa de riesgo de sufrir un accidente de tráfico en una mujer embarazadas en España se situó en 304,6 casos por cada 100.000 embarazadas, según el estudio de movilidad durante el embarazo llevado a cabo por el RACC en colaboración con Catsalut (Emergències Mèdiques) y la Fundación Faros de Sant Joan de Deu.

De los casos citados, la mayor parte de las víctimas sufrieron heridas leves, en total unas 290,4 por cada 100.000. Las que sufrieron heridas graves fueron 12,8 y los fallecimientos se situaron en 1,4.

Pese a esta reducción sostenida de la siniestralidad en carretera, el estudio estima que hasta 38 mujeres embarazadas y fetos murieron como consecuencia de un accidente de tráfico en 2013 en España.

Ricardo Alemán en un momento del curso sobre SRI para embarazadas

Un innovador proyecto de formación a embarazadas

Cuestiones con las que comentábamos al principio de este post, son las que ayuda a resolver Ricardo Alemán, un policía local de Roquetas de Mar (Almería), que desde hace cuatro años impulsa ‘Roquetas de Mar Educación Vial’, un proyecto sin ánimo de lucro, que se ha convertido en todo un referente nacional en sistemas de retención infantil y seguridad vial para embarazadas. Tanto es así que fue uno de los ponentes expertos invitados a las XI Jornadas Estatales de Educación Vial llevadas a cabo el pasado mes de mayo, en Sanxenxo (La Coruña).

Para este monitor en educación vial de la ESPA (Escuela de Seguridad Pública de Andalucía), “la educación vial va más allá de los colegios e institutos y más, cuando la primera causa de mortalidad infantil es de personas menores de 14 años en accidentes de tráfico, por ello hay que transmitir una concienciación en sistemas de retención infantil”.

El cinturón de seguridad: siempre obligatorio

Entre las embarazadas “sorprende la falta de conocimiento sobre el cinturón de seguridad, ya que la gran mayoría creen que están exentas de utilizarlo, cuando desde 2006 su uso es obligatorio, según el artículo 117 del Reglamento General de Circulación”, subraya Alemán.

Son muchas las embarazadas que se sienten incómodas o que piensan que el cinturón puede dañar el feto e incluso desconocen las ventajas de su utilización. Por ello, Ricardo Alemán, hace hincapié en la “importancia de sensibilizar y concienciar a las embarazadas del riesgo que corren”.

“Llevar el volante un poco más alto del vientre de la mujer, procurar no conducir en los primeros tres meses de embarazo, más propensos a la somnolencia y caminar durante diez minutos para estirar las piernas, en caso de viajes largos de dos horas ”, son algunos de los consejos de sentido común que es conveniente aplicar, señala Alemán.

“No olvidemos que sin cinturón las probabilidades de muerte fetal se incrementan en un 50 por ciento”, remarca Alemán.

Ricardo Alemán explica la importancia de ajustar bien el cinturón

La importancia de ajustar bien el cinturón

Para este experto la regla de oro es ajustarse adecuadamente el cinturón colocando la banda inferior por debajo del abdomen, sobre los muslos a la altura de las inglés, “nunca por encima de la ‘barriga’, ya que en caso de accidente, el peso de la madre y la presión del cinturón pueden provocar daños en el feto”. Mientras, la banda diagonal debe ir sobre el hombro, sin rozar el cuello, entre las mamas, sin apoyarse en ninguna de ellas y rodeando el abdomen.

Ricardo Alemán insiste siempre en utilizar el cinturón de seguridad de tres puntos y añade que “en el mercado existen una serie de dispositivos que ayudan a ajustarse correctamente el cinturón de seguridad”.

Conoce los adaptadores de cinturón

Al hilo de lo que comenta este experto, estos son los adaptadores de cinturón que se encuentran en el mercado y que han sido diseñados para colocar de manera correcta el cinturón de seguridad.

Ricardo Alemán eseñando cómo poner el adaptador de chaleco

Cojín con cintas

Es un cojín que comercializa Clippsafe, se ata al asiento mediante dos cintas, que deben ir alrededor del respaldo y que se ajustan mediante un tensor. Además, lleva dos abrazaderas laterales, que sujetan la banda por debajo del abdomen.

Cojín con Isofix

Bajo el nombre comercial de Besafe Pregnant, este incorpora unos ganchos de sujeción Isofix, que permiten que se utilice también en los asientos traseros. Coloca la banda inferior en V entre las piernas, evitando holgura en las cintas, ya que la mantiene por debajo del vientre.

Chaleco

Este dispositivo, comercializado en el mercado bajo la marca Emobikids incorpora un pequeño chaleco muy ligero y de tacto suave, que se coloca la mujer y guía las dos bandas del cinturón de seguridad para mantenerlas en la posición adecuada. La banda superior diagonal, queda situada sobre el hombro, alejada del cuello y ajustada entre las mamas y la inferior u horizontal se sitúa por debajo del útero de la embarazada, evitando que cruce el abdomen

Alemán califica este dispositivo, fabricado en España, como el mejor ya que es el que “más garantiza la salud del feto y de la madre”. Además es el “más útil de los tres al poder llevarlo en el bolso y utilizarlo bien en el coche, taxi, autobús,… mientras que los otros se dejan fijos en los vehículos y no son plegables”.

El citado experto asegura que “se han realizado pruebas de impacto con una dummy embarazada, que han permitido medir el riesgo fetal comparando las consecuencias de una colisión cuando la ‘madre dummy’ portaba el chaleco y cuando no lo llevaba”. Afirma que “en estas pruebas se ha demostrado que con el chaleco puesto, el riesgo de daño fetal se reducen en un 53 por ciento”.

¿Hasta cuándo puedo conducir antes del embarazo?

Al contario de lo que muchas mujeres piensan, Ricardo Alemán asegura que es posible conducir durante todo el embarazo, siempre y cuando se tomen las medidas de seguridad, con la salvedad de que el médico prescriba lo contrario. Además, “no es recomendable conducir cuando se sufren alteraciones del embarazo, contracciones o riesgo de parto prematuro”.

La importancia de sentarse correctamente

La importancia de sentarse correctamente al volante

A la hora de posicionarse al volante, Alemán recomienda a la mujer embarazada “modificar los ajustes tanto del asiento como del volante, tantas veces como sea necesario, para hacer del coche el espacio más seguro posible. Por ello, si el volante es ajustable en inclinación es conveniente “dirigirlo, cuando se conduce, hacia el pecho, nunca hacia la cabeza o el abdomen”, subraya.

En el caso del reposacabezas, “debe estar situado a la altura de la cabeza con el fin de proteger tanto la cabeza como el cuello de la gestante”.

¿Debo desactivar el airbag durante el embarazo?

No, el airbag frontal no debe desactivarse cuando la ocupante se encuentre embarazada. Para Alemán “es más recomendable regular la distancia del asiento respecto al volante o salpicadero del vehículo para asegurar el riesgo de colisión”.

“Para que los airbags sean más seguros debe existes unas distancia mínima de 25 centímetros”, subraya este experto. Al mismo tiempo recuerda que “los airbags sólo actúan cuando los cinturones de seguridad han hecho su trabajo en el caso de haberse producido un accidente”.

En caso de sufrir un accidente ¿cómo actuar?

Ahora que las vacaciones estivales tocan su fin para la mayoría de los españoles y se producen en la carretera 6,5 millones de desplazamientos, según las previsiones de la DGT, es cuando se multiplican las probabilidades de un mayor riesgo de sufrir un accidente. Por ello no sólo es de vital importancia extremar la precaución al volante, sino también llevar puesto los sistemas retención infantil. Pero ¿cómo deben actuar la embarazadas en caso de accidente?

Siempre y cuando vayan con alguien “señalizar la maniobra y llamar al 112, con el fin de pasarle toda la información para que realicen las diligencias previas de atestado por el accidente”, son las primera actuaciones a realizar, según Alemán, como medidas de autoprotección para evitar que se produzca un accidente más.

Alemán recuerda que “toda embarazada que sufra un accidente por muy leve que parezca debe buscar asistencia médica y por supuesto, acudir al ginecólogo, para ver sus consecuencias”.

Formación con blog propio

Sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la educación vial, este formador da a conocer sus conocimientos, de manera altruista, a través de su blog. Un ‘hobbie’ que realiza en su tiempo libre y que le llena de satisfacción. Más aún cuando las que han pasado por sus cursos agradecen sus consejos al volante llegando a manifestarle el haber evitado accidentes.

Fotos | Sergio F&M, Bienvenido Alcántara

Circula Seguro | Consejos de protección para mujeres embarazadas

Circula Seguro | Consejos para conducir embarazada y segura