El transporte escolar, en el punto de mira de la DGT

Transporte escolar 1

Si realmente queremos sensibilizar a los más jóvenes sobre los riesgos que existen en nuestro entorno vial tenemos que empezar con los más pequeños y hacerles ver que para prevenir los siniestros con ocasión del tráfico, bien, como conductores, usuarios o peatones, tenemos que cumplir y respetar las normas. Si ellos ven, de primera mano, cuando van montados en el autobús que los agentes de tráfico examinan la documentación del conductor y del vehículo se sentirán al menos protegidos y, sobre todo, seguros después de ver cómo se han preocupado por ellos.

Las labores de inspección garantizan a todos el cumplimiento de las normas. Por tal motivo, La DGT, cumpliendo con su calendario de campañas y operaciones especiales, tiene previsto para el próximo lunes 25 de febrero y hasta el domingo 3 de marzo, a través de la Guardia Civil de Tráfico y Policías Locales, una campaña de vigilancia del transporte escolar en carreteras convencionales y vías urbanas con el propósito de que se cumpla la normativa en cuanto a vehículo, conductor, trayecto y pasajeros de los vehículos dedicados al transporte de menores.

El autobús para ir a la escuela

Transporte escolar

Si el año pasado ya se hablaba del medio millón de alumnos que utilizan a diario un autobús escolar para ir y volver del colegio, 17.000 autobuses que circulan realizando rutas de transporte escolar desplazando a más de 280 millones de pasajeros al año está más que justificada la campaña de vigilancia para intentar mantener la seguridad en el sector de este tipo de transporte. Con este tipo de campañas de sensibilización, no cabe la menor duda, de que fomentamos la seguridad infantil y prevenimos los siniestros en los que se ven implicados este tipo de transporte. Por tanto, bienvenidas sean.

Según la DGT, está comprobado que a 50 kilómetros por hora, velocidad máxima permitida en las vías urbanas, la posibilidad de que, en caso de accidente, un niño, sin ninguna medida de seguridad, sobreviva es prácticamente nula, y que, incluso a poca velocidad, la supervivencia no está garantizada. Si esto es así, evitemos el exceso de velocidad ya que no está justificado por el interior de una población y pongamos especial atención a que los niños vayan debidamente sujetos en el autobús escolar para garantizar su seguridad.

¿Qué nos dicen las normas sobre el transporte escolar?

En el desarrollo de esta campaña, la Guardia Civil y las policías municipales vigilarán el cumplimiento de la normativa vigente en lo relativo al vehículo dedicado al transporte escolar, al conductor, al trayecto que realiza y a los pasajeros:

El Autobús:

  • Antigüedad No más de 16 años, (diez si no se dedicaba antes a esta actividad).
  • Ventanas: Se abrirán como máximo el tercio superior.
  • Asientos: Los de primera fila, con mampara de protección.
  • Habrá plazas para minusválidos.
  • Suelo: Será antideslizante y habrá asideros junto a las puertas y escalones con colores vivos.
  • Tacógrafo: Es obligatorio y también el limitador de velocidad
  • Cinturones: Todos los fabricados a partir de 2006 deben llevarlos.
  • Placa de Transporte Escolar delante y detrás
  • Puertas: Se abrirán por dentro y fuera fácilmente. Su mecanismo de acceso estará protegido. Además llevarán dos extintores, martillos y botiquín de primeros auxilios.
  • El Conductor: Tendrá el permiso de la clase D y no deberá tener anotaciones en el Registro de Infractores; la Empresa: una autorización especial para transporte escolar si se dedica a dicha actividad .

El Trayecto:

  • Tiempo: No más de una hora por trayecto.
  • Recorrido y paradas: Previamente fijado y autorizado.
  • Seguro Adicional Póliza de responsabilidad Civil ilimitada.
  • Velocidad: 10 km/h menos que la establecida en cada vía para los autobuses.

Los Pasajeros:

  • Acompañante Obligatorio si más de la mitad tienen menos de 12 años. Debe velar por su seguridad en el trayecto subida y bajada del autobús.
  • Plazas: Una por niño y todos sentados.
  • Cinturones: Si el bus los lleva, es obligatorio utilizarlos.
  • En asientos enfrentados a pasillo, los menores de 16 años siempre con cinturón.

Autobús escolar

Algunos consejos sobre el transporte escolar:

Como la seguridad vial afecta a todas las personas bien por ser conductores, pasajeros o peatones y todos podemos de alguna forma contribuir a reducir la accidentalidad en este tipo de transporte, la DGT nos recomienda:

A los usuarios:

  • Siempre que sea posible deben escoger autocares que incorporen cinturones de seguridad.
  • Mantenerse en sus asientos, no distraer al conductor y no empujar a otros niños a la hora de subir o bajar del autocar.

A los padres:

  • Las asociaciones de padres deben comprobar la seguridad de los autocares de transporte escolar. Según una encuesta realizada por el Programa de Responsabilidad Corporativa de Audi Attitudes en 2009, el 23% de los padres encuestados desconocían si el autobús donde viajaban sus hijos llevaba o no cinturón de seguridad.
  • Solicitar al centro la contratación de autocares con cinturones (sistemas de retención infantil)
  • Comprobar que un monitor acompaña a los niños/as durante el trayecto.

Foto | fidelramos

Vía | Tribuna

Más información | Ministerio del Interior

En Circula Seguro | El autobús como contraejemplo de la seguridad vial