El transporte escolar, en el punto de mira de la DGT

Transporte escolar 1

Si realmente queremos sensibilizar a los más jóvenes sobre los riesgos que existen en nuestro entorno vial tenemos que empezar con los más pequeños y hacerles ver que para prevenir los siniestros con ocasión del tráfico, bien, como conductores, usuarios o peatones, tenemos que cumplir y respetar las normas. Si ellos ven, de primera mano, cuando van montados en el autobús que los agentes de tráfico examinan la documentación del conductor y del vehículo se sentirán al menos protegidos y, sobre todo, seguros después de ver cómo se han preocupado por ellos.

Las labores de inspección garantizan a todos el cumplimiento de las normas. Por tal motivo, La DGT, cumpliendo con su calendario de campañas y operaciones especiales, tiene previsto para el próximo lunes 25 de febrero y hasta el domingo 3 de marzo, a través de la Guardia Civil de Tráfico y Policías Locales, una campaña de vigilancia del transporte escolar en carreteras convencionales y vías urbanas con el propósito de que se cumpla la normativa en cuanto a vehículo, conductor, trayecto y pasajeros de los vehículos dedicados al transporte de menores.

El autobús para ir a la escuela

Transporte escolar

Si el año pasado ya se hablaba del medio millón de alumnos que utilizan a diario un autobús escolar para ir y volver del colegio, 17.000 autobuses que circulan realizando rutas de transporte escolar desplazando a más de 280 millones de pasajeros al año está más que justificada la campaña de vigilancia para intentar mantener la seguridad en el sector de este tipo de transporte. Con este tipo de campañas de sensibilización, no cabe la menor duda, de que fomentamos la seguridad infantil y prevenimos los siniestros en los que se ven implicados este tipo de transporte. Por tanto, bienvenidas sean.

Según la DGT, está comprobado que a 50 kilómetros por hora, velocidad máxima permitida en las vías urbanas, la posibilidad de que, en caso de accidente, un niño, sin ninguna medida de seguridad, sobreviva es prácticamente nula, y que, incluso a poca velocidad, la supervivencia no está garantizada. Si esto es así, evitemos el exceso de velocidad ya que no está justificado por el interior de una población y pongamos especial atención a que los niños vayan debidamente sujetos en el autobús escolar para garantizar su seguridad.

¿Qué nos dicen las normas sobre el transporte escolar?

En el desarrollo de esta campaña, la Guardia Civil y las policías municipales vigilarán el cumplimiento de la normativa vigente en lo relativo al vehículo dedicado al transporte escolar, al conductor, al trayecto que realiza y a los pasajeros:

El Autobús:

  • Antigüedad No más de 16 años, (diez si no se dedicaba antes a esta actividad).
  • Ventanas: Se abrirán como máximo el tercio superior.
  • Asientos: Los de primera fila, con mampara de protección.
  • Habrá plazas para minusválidos.
  • Suelo: Será antideslizante y habrá asideros junto a las puertas y escalones con colores vivos.
  • Tacógrafo: Es obligatorio y también el limitador de velocidad
  • Cinturones: Todos los fabricados a partir de 2006 deben llevarlos.
  • Placa de Transporte Escolar delante y detrás
  • Puertas: Se abrirán por dentro y fuera fácilmente. Su mecanismo de acceso estará protegido. Además llevarán dos extintores, martillos y botiquín de primeros auxilios.
  • El Conductor: Tendrá el permiso de la clase D y no deberá tener anotaciones en el Registro de Infractores; la Empresa: una autorización especial para transporte escolar si se dedica a dicha actividad .

El Trayecto:

  • Tiempo: No más de una hora por trayecto.
  • Recorrido y paradas: Previamente fijado y autorizado.
  • Seguro Adicional Póliza de responsabilidad Civil ilimitada.
  • Velocidad: 10 km/h menos que la establecida en cada vía para los autobuses.

Los Pasajeros:

  • Acompañante Obligatorio si más de la mitad tienen menos de 12 años. Debe velar por su seguridad en el trayecto subida y bajada del autobús.
  • Plazas: Una por niño y todos sentados.
  • Cinturones: Si el bus los lleva, es obligatorio utilizarlos.
  • En asientos enfrentados a pasillo, los menores de 16 años siempre con cinturón.

Autobús escolar

Algunos consejos sobre el transporte escolar:

Como la seguridad vial afecta a todas las personas bien por ser conductores, pasajeros o peatones y todos podemos de alguna forma contribuir a reducir la accidentalidad en este tipo de transporte, la DGT nos recomienda:

A los usuarios:

  • Siempre que sea posible deben escoger autocares que incorporen cinturones de seguridad.
  • Mantenerse en sus asientos, no distraer al conductor y no empujar a otros niños a la hora de subir o bajar del autocar.

A los padres:

  • Las asociaciones de padres deben comprobar la seguridad de los autocares de transporte escolar. Según una encuesta realizada por el Programa de Responsabilidad Corporativa de Audi Attitudes en 2009, el 23% de los padres encuestados desconocían si el autobús donde viajaban sus hijos llevaba o no cinturón de seguridad.
  • Solicitar al centro la contratación de autocares con cinturones (sistemas de retención infantil)
  • Comprobar que un monitor acompaña a los niños/as durante el trayecto.

Foto | fidelramos

Vía | Tribuna

Más información | Ministerio del Interior

En Circula Seguro | El autobús como contraejemplo de la seguridad vial

9 comentarios

escargot

¿También van a vigilar los autobuses urbanos? Muchos niños los usan también para ir al colegio. Y eso sí que son cajas de muertos… no sólo no hay cinturones para los pasajeros sino que igual te toca ir de pie… y mejor no hablo de cómo conducen algunos conductores de autobús.

Enlace permanente al comentario
capreolus

Supongo que la Policía Local en la parte que toca a los municipios tendrán que inspeccionar a los autocares de recorrido urbano puesto que la normativa deben de conocerla. Además, tienen una función no menos importante, como la regulación del tráfico y el paso de los menores escolares a la entrada/salida de los colegios e institutos. En definitiva, si velamos por nuestros ‘peques’ ellos mirarán por nosotros en el futuro.

Enlace permanente al comentario
escargot

El bus urbano no me parece seguro absolutamente para nadie y ése no es que los tenga de dos puntos… ¡es que no tiene ningún tipo de cinturón para los pasajeros! La excepción son los que sirven para las sillas de ruedas, pero habría que ver lo efectivos que son. Con eso se cumple el expediente y ya está.

También os recuerdo de paso que algunas líneas salen a carreteras nacionales. En Zaragoza, por ejemplo, el 29 y el 50. O el casetero que se recorre kilómetros y kilómetros de polígonos industriales. Por no hablar de buses urbanos comprados por empresas de líneas regulares, que también los hay.

En cuanto a los autobuses no urbanos, la empresa en la que estaba pensando, a día de hoy, sigue teniendo en su flota autobuses sin cinturones. Cuando no me queda otra que ir en autobús rezo por que no me toque a mí.

Enlace permanente al comentario
josecorona

Desde hace algunos años ya no es necesario el permiso especial para el conductor.
En cambio si lo necesita la Empresa que se dedica a realizar el transporte.

Enlace permanente al comentario
mikelgarrido

Muy buenas Capreolus, está bien que la DGT pongan en el punto de mira a la seguridad infantil en el transporte escolar, ya sólo falta que se “atreva a disparar”. Todos los años la DGT saca las mismas campañas, de una semana suelta para ver que se cumple la “ley”. El año pasado se realizó en Noviembre la misma campaña, de 4.000 autobuses inspeccionados el 50% fueron sancionados. ¿y?

La verdadera problemática, ante la que no se deciden a dar el paso, es a la de garantizar de forma decidida la seguridad real a los más pequeños.

- Está claro que un gran número de autobuses no llevan cinturones.
- Los cinturones de dos puntos para un menor no sirven para mucho, como está demostrado en numerosos informes.
- Un cinturón de dos puntos a niños de 1 a 5 años no llegan ni a poder tensarse, es decir, les queda el cinturón totalmente suelto y es como si no llevaran nada.
- Un cinturón de dos puntos no impide nunca que la cabeza del menor impacte contra la butaca de enfrente, donde a la altura de un menor hay zonas rígidas como mesillas, posa vasos, ganchos, ceniceros (todavía en muchos).
- Todos los cinturones de un autobús están ideados para adultos, su efectividad en menores tiende a cero.

Al final de tu artículo se puede lincar con otro que este mismo medio publicó hace ya un tiempo titulado “El autobús como contraejemplo de la seguridad vial”, todo, absolutamente todo sigue igual, nada ha cambiado desde aquella fecha, ni una sóla línea en una ley totalmente laxa e insuficiente.

No basta con apuntar, hay que disparar, con decisión y certeza, o de lo contrario, la siguiente víctima de un menor totalmente evitable por haber actuado con decisión debiera caer en la conciencia de la DGT

Enlace permanente al comentario
capreolus

Muy ilustrativo el vídeo y un claro ejemplo de lo que debe hacerse en el transporte de escolares. Sólo un apunte por cuestiones de seguridad: las instrucciones deben darse a vehículo parado ya que en el vídeo da la sensación de que el autobús está en marcha mientras explica y reparte unos folletos el policía local. Después a la bajada de escolares debe controlarse la puerta posterior, más que nada para controlar la salida por ambas puertas. Por lo demás, muy bien pues se transmite seguridad y preocupación por nuestros pequeños.

Enlace permanente al comentario
fernando

Bueno, basta ya de ir siempre contra el conductor, la documentacio, etc y no hay ningun colectivo que se digne en como deben de ir los niños en un transporte escolar, que los cinturones es para ponerserlo y no hacerlos nudos, ni pegarlos los anclajes con chicle, que los asientos estan para sentarse y no ir de rodillas, de pie mirando para atras etc, que las bandejas de equipajes no estan para saltar y hacer el tarzan y que los gritos, las disputas,etc no se pueden permitir. Claro,`los profesores o monitores deben estar vigilando y no hablando de sus problemas.La conclusion a la que llego es que”DIOS ES GRANDE”, amen del comer dentro de bus y de como dejan el bus a la salida del transporte escolar como escursión que parece como si hubiese pasado un sunami.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario