El proyecto ROSYPE de Michelin sigue su curso impartiendo Educación Vial entre los niños

Proyecto ROSYPE - Tres Cantos

Desde que se inició en 2009 el proyecto ROSYPE (Road Safety for Young People in Europe), que trabaja en la Educación Vial para los más jóvenes, ha ido abriéndose camino por nuestro país con la colaboración de los centros escolares que han sido el escenario de muchas pequeñas acciones formativas. Sumadas, todas las iniciativas suponen una apuesta por la mejora de la seguridad vial futura desde la educación en el presente.

Hoy hablamos de tres acciones desarrolladas en dos municipios: Tres Cantos, en Madrid, y Aranda de Duero, en Burgos. En la población madrileña, son tres los colegios que trabajaron en colaboración con Pequevial y la Policía Local: CEIP Aldebarán, Ciudad de Columbia y Antonio Osuna. En Aranda de Duero, por su parte, la acción formativa se desarrolló en colaboración entre el Ayuntamiento y los centros escolares de la población.

Proyecto ROSYPE - Tres Cantos

El planteamiento desarrollado en Tres Cantos sigue la pauta de la acción formativa que vimos en Seseña. En estos eventos desarrollados por Michelin junto a Pequevial, los alumnos de 4º, 5º y 6º cursos de Primaria aprenden Educación Vial gracias a diferentes actividades.

El programa formativo, que se realiza en el mismo centro educativo, tiene una duración de 90 y está organizado por monitores especializados en impartir Educación Vial. En los primeros 25 a 30 minutos, se explican contenidos en la llamada “asamblea teórica”. Más tarde, se pasa a la práctica. En el caso del colegio Albebarán, los niños realizaron un recorrido de dos horas de duración por el carril bici de Tres Cantos en compañía de la Policía Local del municipio. Los alumnos del Ciudad de Columbia y el Antonio Osuna, por su parte, realizaron distintas maniobras de seguridad.

Actos de ROSYPE en Aranda de Duero

Proyecto ROSYPE - Aranda de Duero

El apoyo a proyectos que buscan la mejora de la seguridad vial es una constante permanente de Michelin, y así se demostró también en las actividades realizadas en Aranda de Duero. Uno de los colectivos al que se dirigen algunas de estas acciones es el de los niños y niñas en edad escolar, ya que cada día se fomenta más el uso de la bicicleta como medio de transporte limpio, saludable, económico y sostenible que permite hacer deporte y aumentar las relaciones sociales.

Por eso, a partir de una cierta edad los niños comienzan a ver la bicicleta como un modo nuevo de jugar con infinidad de posibilidades. Comienzan a circular por los parques, calles peatonales… pero también circulan por vías públicas abiertas plenamente al tráfico sin tener pleno conocimiento de cuáles son los comportamientos de seguridad más adecuados a su rol como ciclista.

Proyecto ROSYPE - Aranda de Duero

Este es el motivo por el que Michelin, dentro del proyecto ROSYPE, entra en los centros docentes para impartir Educación Vial. En el caso de Aranda de Duero, dentro del programa Pequeciclistas, fueron convocados 713 alumnos de 5º y 6º cursos de Primaria de varios colegios de la población: Castilla, Vera Cruz, San Gabriel, Santa Catalina, Santo Domingo de Guzmán, Santa María, Claret, Fernán González, Simón De Colonia y Fuenteminaya.

Gracias a Pequeciclistas, los niños aprenden tanto la realidad del entorno por el que se mueven como ciclistas como las precauciones y medidas que deben tomarse antes y durante el recorrido. También se incide sobre los peligros que conlleva circular por vías con tránsito de vehículos y sobre la importancia de usar el casco cuando se monta en bicicleta. Y para que no pongan excusas a la falta de uso, a cada participante se le regala un casco.

Proyecto ROSYPE - Aranda de Duero

En este caso, el programa tiene una duración de 75 minutos a lo largo de los cuales se realizan tres talleres diferentes, cada uno de 20 minutos de duración

* Mantenimiento, donde repasan las partes de la bicicleta que no hay que descuidar ya que de su buen estado depende la seguridad del ciclista: frenos, cubiertas, reglaje general de la bicicleta…
* Equipamiento, donde se ve la importancia de llevar un apropiado equipamiento de seguridad, tanto para la bicicleta como para el ciclista: elementos reflectantes, protección para posibles caídas…
* Maniobras, donde se ponen en práctica una serie de situaciones reales de tráfico para aprender la forma de señalizar y realizar las maniobras más comunes.

En los primeros minutos se presenta la actividad y se organizan los grupos de trabajo, siempre teniendo en cuenta la edad de los chavales y adaptando los contenidos para que puedan sacarles todo el provecho que una actividad educativa como esta merece. Más allá de Tres Cantos y de Aranda de Duero, el proyecto ROSYPE continúa su marcha para promover la seguridad vial entre los jóvenes en Europa.

En Circula Seguro | Algunos aspectos del proyecto ROSYPE que pueden inspirar a los educadores viales