El peligro de no llevar cinturón, en video

El mes pasado comentábamos la importancia de llevar siempre puesto el cinturón de seguridad, y no he podido resistir la tentación de rescatar para Circula Seguro un vídeo que nos enviaba nuestro amigo Javi a Motorpasión, en el que más que nunca se pone de manifiesto ese dicho de que una imagen vale más que mil palabras.

Habrá gente que no sea demasiado amante de ver este tipo de videos, pero yo siempre he pensado que a menudo no somos conscientes del peligro que corremos hasta que lo vemos con nuestros propios ojos.

Está bien que nos expliquen que en caso de accidente, si no llevamos el cinturón podemos vernos catapultados contra el parabrisas delantero, dañándonos una parte tan frágil e importante de nuestro cuerpo como la cabeza, pero si lo vemos en el vídeo, pues no hay duda que no se nos olvidará facilmente.

También es fundamental que interioricemos la idea de que cualquier masa que se encuentre en el habitáculo sin estar bien fijada por los cinturones, se convierte en caso de accidente en un proyectil contra los ocupantes del vehículo. En el caso del video, podemos ver como es el cuerpo del propio acompañante el que sale disparado contra el conductor.

Pero lo mismo vale para los pasajeros de los asientos traseros, o incluso para esas bolsas que a veces no caben en el maletero y dejamos en los asientos de atrás. En el habitáculo, todos los objetos de masa considerable tendrían que estar bien sujetos, y en especial las personas que vayan en el coche, conduzcan, vayan de copiloto, o viajen en los asientos traseros.

Vídeo | Youtube

  • Quizá sea una pregunta idiota pero, ese video es una simulación no?

  • escargot

    Cuando llevo pasajeros, hasta que no está todo el mundo con el cinturón puesto ni arranco, y algunos dicen que me paso. Pero no, un golpe te lo puedes llevar en cualquier momento. Y no me gusta ver las cosas de los demás sueltas por el coche.
    Creo que la gente en general está concienciada con el tema de ponerse el cinturón pero no con eso de que quien no lo lleva es un proyectil para los demás. Hasta mi padre piensa que si no se lo pusiera sólo se haría daño a sí mismo.